3 de agosto de 2017

«Esta primera etapa era invisible». Entrevistamos a Spidey y Pedja, autores de 'Continue Play? Historia de las máquinas recreativas españolas'

Durante la pasada Gamepolis celebrada en Málaga, tuvimos la oportunidad de charlar con nuestros amigos y compañeros José Manuel Fernández 'Spidey' y Jesús Relinque 'Pedja', dos auténticos fieras en esto de los videojuegos, sean viejunos o no, que tras haber publicado el excelente Génesis, sobre la denominada 'edad de oro del soft español', ahora se atreven a indagar aún más en los secretos de los orígenes de los videojuegos en nuestro país a partir de las primeras recreativas. Continue Play? Historia de las máquinas recreativas españolas es su nuevo libro editado por Héroes de Papel, y en RetroManiac os descubrimos sus secretos...

Tras Génesis ahora os habéis centrado en los juegos arcade españoles, empezando por aquellos pioneros, anteriores incluso a los desarrollos para ordenadores de 8 bit tan conocidos entre los aficionados. ¿Por qué esta aproximación? ¿Por qué creéis que no se había estudiado hasta el momento esta etapa creativa en nuestro país?

Spidey: La aproximación en sí tuvo lugar gracias a Génesis, donde en sus primeros compases pudimos certificar aquello de que había vida antes de La Pulga y las diferentes producciones de Ventamatic. Más aún al descubrir los valores humanos de los increíbles talentos detrás de esos decanos del software (y hardware, ojo) de entretenimiento. ¿El por qué no se había estudiado antes? Probablemente por lo poco mediático del arcade recreativo en líneas generales, y más aún en los años en los que los conceptos que conformaron la 'edad de oro' eran del todo inexistentes. Esta primera etapa era invisible.

«¿Por qué no se había estudiado antes? Probablemente por lo poco mediático del arcade recreativo en líneas generales, y más aún en los años en los que los conceptos que conformaron la 'edad de oro' eran del todo inexistentes. Esta primera etapa era invisible»

Coincide Continue Play? con el esfuerzo que también están haciendo miembros de la escena con proyectos similares de recopilación de información y salida a la luz de autores y juegos que se creían olvidados para siempre. ¿Nos queda algo por descubrir? ¿Qué puede ser lo siguiente?

Pedja: Quizás toque, más pronto que tarde, una visita por aquella época 'post-edad de oro'. La década de los noventa y principios de la siguiente tuvieron unos cuantos protagonistas que merece la pena destacar. Desde la andadura de Dinamic Multimedia hasta las joyas de Pyro Studios, pasando por Rebel Act y la labor de los primeros años de FX Interactive, sin olvidar, por supuesto, a la labor silenciosa de Bit Managers. Creo que no suena nada mal como buen cierre de trilogía.

La compra del libro en la web de Héroes de Papel viene acompañada
de un recortable y un marcapáginas


¿Empieza la elaboración de este libro tras concluir Génesis, o antes incluso?

Spidey: La idea de Continue Play? hace acto de aparición justo cuando, investigando los orígenes del videojuego español, llegamos a Fernando Yago. Y a los fundadores de Gaelco. E incluso a Finisterre y su futbolín. Hubo algo genial ahí que hizo que este libro se convirtiera en toda una obligación para nosotros; era de justicia el rendirle homenaje a estos humildes maestros de maestros.

¿Qué ha sido lo que más os ha sorprendido de esta etapa en semioscuridad?

Pedja: Sin detenerme en un nombre o período concreto, me quedaré con los enormes avances tecnológicos que hemos descubierto y las elevadas dosis de humildad que han destilado todos y cada uno de los entrevistados, protagonistas que prácticamente nunca llegaron a salir bajo la luz de los focos mediáticos.

Spidey: A mí me ha sorprendido que los responsables de Buccaneers se hayan tomado a mal nuestras palabras en el libro al respecto de la tomadura de pelo que hicieron en forma de máquina recreativa *risas*.

Pedja y Spidey ofrecieron una charla muy interesante,
trufada de datos curiosos y reveladores

Tiene que haber sido complicado contactar con los protagonistas, hablar con ellos, obtener material gráfico. Nos consta que vuestra labor de investigación fue ardua. ¿Por dónde empezasteis? ¿Recordáis vuestra primera entrevista de cara a confeccionar el libro?

Spidey: No, no ha sido fácil. Quizás el punto más complicado era el llegar hasta la persona, pero una vez conseguido, la disposición estaba ahí, convirtiéndose de sopetón esa carrera de obstáculos en momentos absolutamente mágicos. Si mal no recuerdo, se empezó con Yago, con el amigo Pedja dándolo todo para poder contactar con él. Y con Javier Valero, que tras mucho batallar para que nos contara sus hazañas se presentó en Sevilla y nos llamó para tomar unas cervezas con él *risas*

Detrás de los juegos y las máquinas siempre estarán las personas (¡o al menos así ocurre hasta el momento!): ingenieros, comerciales y creativos que tuvieron una visión y se lanzaron prácticamente al vacío. ¿Qué nos podéis contar de estos visionarios en una época en la que además nuestro país no destacaba precisamente por la tecnología?

Pedja: Siempre tuvieron una gran iniciativa para sobreponerse a las circunstancias. Eran autodidactas y se esforzaban en competir con sus propias armas con los todopoderosos contrincantes que llegaban de otros continentes. Como hemos dicho en varias ocasiones, Continue Play? es una oportunidad idónea para reivindicar su titánico trabajo.

Tecfri se encargó de fabricar Star Force para nuestro mercado



El futbolín como precursor de una industria que empezaba a ponerse en marcha

Imaginamos que muchos de los juegos que tratáis no están ni siquiera preservados, aguardando en oscuros sótanos a ser revividos y recuperados... ¿Qué juegos destacaríais de este grupo? ¿Quedará algo que será irrecuperable por el tiempo o por que simplemente se ha perdido para siempre?

Pedja: Ese El Fin del tiempo, un videojuego misterioso donde los haya, del cual sólo se conserva una cabina cuya placa no funciona... Un título de principios de los ochenta, de carácter multifase, con diversos estilos de juego... Será muy complicado que logremos verlo en funcionamiento nunca, pero sí que podemos divagar e imaginar sobre el mismo, tal y como hemos plasmado en uno de los capítulos del libro.

«Será muy complicado que logremos verlo en funcionamiento nunca, pero sí que podemos divagar e imaginar sobre el mismo, tal y como hemos plasmado en uno de los capítulos del libro»

¿Qué testimonio os ha impresionado más y por qué?

Spidey: Sin duda el de Javier Valero. Ver cómo en una persona se aúna la capacidad de un ingeniero a la hora de diseñar un hardware específico con el talento de saber qué debe ser un buen videojuego es algo increíble y difícil de contemplar hoy día. Nos impresionó por encima de todo su manera de entender el ocio electrónico en los entornos arcade, con sentencias que para Pedja y un servidor fueron como geniales bofetadas de realidad.

Nuestro compi Pedja en plena exposición en la pasada Gamepolis 2K17

Las anécdotas e historias son siempre bien recibidas por los lectores. Contadnos por favor alguna recogida en el libro y que os guste especialmente.

Pedja: Sin desvelar demasiado, creo que la gente va a disfrutar con las batallitas que nos cuentan ilustres nombres como Bruno Sol 'Némesis', fruto de su dilatada experiencia en el mundo del videojuego. Ha sido un honor contar con su opinión para complementar el capítulo de las fallidas máquinas recreativas de Dinamic.

Estas tareas de auténtica arqueología en la historia del videojuego, ¿han servido para ayudar a rescatar del olvido algún juego al que hasta ese momento no se había dado mayor importancia? ¿Habéis tenido acceso a material nunca antes visto o, mejor, jugado?

Pedja: Gente como Xavi Arrebola han logrado que podamos complementar los textos con imágenes de flyers y bocetos que no se habían visto hasta el momento. Es de alabar la predisposición de muchos de los nombres que han colaborado en el libro para ayudar a que sea lo más completo posible.

También quiero destacar los nombres de Óscar Nájera y David Torres, de recreativos.org, que han aportado múltiples escaneos de revistas recreativas de la época para ilustrar numerosos capítulos. Inestimable ayuda la suya.

El prota de Thunder Hoop poseía cierto parecido con un
conocido personaje del manga/anime japonés

Sacar un libro requiere tiempo y esfuerzo ¿cómo os sentís cuando os encontráis en Wallapop a la venta un libro que habéis cedido a un medio antes de su venta oficial?

Pedja: Qué os voy a contar, fue un poco bajón... pero bueno, ya está olvidado y quedará en simple anécdota. La verdad que se hace muy frustrante comprobar cómo la gente se aprovecha de la buena práctica por parte de la editorial de hacer llegar ejemplares de muestra a la prensa, de modo que sea posible que escriban reseñas de la forma más fidedigna posible. Pero no pasa nada. Siempre se aprende algo de cada golpe recibido.

Spidey: Nos cabreó un montón en primera instancia. Pero oye, denunciarlo por twitter nos dio un huevo de publicidad *risas*


¡No hay mal que por bien no venga! *risas* Con la ventaja del tiempo y unos ojos ajenos a la industria como son los vuestros, y la impresionante labor de investigación que habéis llevado a cabo hasta la fecha, habréis adquirido sin duda una perspectiva única y privilegiada sobre los albores de la industria española del videojuego. ¿Cuál creéis que es el mal endémico del que España ha pecado históricamente? ¿Creéis que hemos aprendido de nuestros errores? ¿Qué hace tan distintos a franceses o ingleses, por ejemplo, cuyo legado parece mucho más respetado y mejor conservado?

Spidey: A decir verdad, lo que nos ha enseñado el haber hecho Continue Play? es el que, más allá de los truhanes de siempre, el sector de las recreativas es bien diferente del que conocemos relativo a los sistemas de entretenimiento domésticos. La profesionalización, la manera de entender el negocio... todo era muy distinto. Con una compañía como Gaelco no existía ese mal endémico, contemplándose los últimos estertores de la empresa en el sector de forma paralela a la propia crisis mundial de las máquinas arcade. Igualmente, creemos que el legado español, bastante bien valorado dentro de nuestro país, tiende a ser meramente anecdótico en otros países por nuestra incapacidad de exportarnos lejos de nuestras fronteras. De nuevo, el sector de las recreativas no experimentó ese mal, y marcas como Namco, SNK o Atari se encargaron de que muchas de las grandes placas desarrolladas en España llegaran a todo el mundo.

En todo caso, no hemos aprendido de nuestros errores. A nuestro país le hace falta gente honesta dentro de este sector, repleto de sinvergüenzas ávidos de hacer la jugarreta de turno para enriquecerse, del mismo modo que también pulula eso tan español del amiguismo, un trueque de palmaditas en las espaldas que lo único que hace es fomentar la mediocridad. Mientras todo esto persista, seguiremos siendo lo que somos.

Ya desde el índice del libro se abre un nuevo mundo ante nuestros ojos

Recuerdo ver un vídeo de la recepción de Pablo Neruda en Milán, con groupies de todas las edades recibiéndole como si de una estrella del rock se tratara, buscando su autógrafo y lo que surgiera. Ahora que ya lleváis un par de libros a vuestras espaldas, ¿habéis empezado ya a notar la misma acogida en las ferias retro a las que asistís?

Pedja: Oye, fuera coñas. Cuando acabamos la charla, hubo unos cinco-diez minutos que me sería imposible relataros, porque se agolparon varias personas queriendo que firmáramos libros, otras felicitándonos, otras más preguntando por temas relacionados y algún componente de prensa que quería una entrevista. Valiente (y bendita) locura *risas*

Spidey: Yo en esos momentos no veo a nadie... ¡Se vuelve uno loquer total! Pero sí es verdad que hay un factor popularidad que se nota, aunque no sé si es por mis pelos a lo George Clooney o por la mirada a lo Eduardo Noriega de Pedja.

¿A quién os hubiera gustado entrevistar y no ha sido posible?

Pedja: Al enorme Martí Colls, un gerundense que patentó varias máquinas de juego que, sobre el papel, parecían pura y dura ciencia ficción. Había un Pong en el que los elementos de pantalla -paletas y pelota- eran gobernados por proyectores que enviaban la imagen con una cámara individual por cada uno de ellos. Una locura. Por desgracia, falleció hace ya algunos años. Un auténtico genio con imaginación y creatividad para dar y regalar.

«Había un Pong en el que los elementos de pantalla -paletas y pelota- eran gobernados por proyectores que enviaban la imagen con una cámara individual por cada uno de ellos. Una locura. Por desgracia, falleció hace ya algunos años»

¿Tenéis cifras de ventas de Génesis? Sin entrar en detalles, ¿compensa (económicamente, se entiende) escribir sobre videojuegos retro? La proliferación de editoriales y títulos en este (casi) género así parece indicarlo...

Spidey: En lo que a cifras se refiere, sabemos que la primera edición está prácticamente finiquitada, algo que consideramos todo un logro si tenemos en cuenta lo nicho del asunto. De hecho, llevamos hablando de una segunda pues... como año y pico *risas* (guiño-guiño a nuestros editores).

¿Compensa económicamente? No, en absoluto. Escribir libros sobre videojuegos, y más concretamente sobre este tipo de material que Jesús y un servidor tratamos no se hace por dinero. De hecho, siempre es jodido ver cómo nuestra parte (los escritores) es la que a todas luces menos gana de toda la cadena que trabaja en el libro. Nuestro objetivo no es ganar dinero, es extender un poquito más la cultura del videojuego español. Con hacer justicia al respecto de muchos de los nombres que nos hicieron pasar tan buenos momentos en nuestra juventud nos sentimos plenos.

¡El 'Cabezón'! ¿El primer boss de los videojuegos españoles?

¡Muchas gracias por vuestra atención y esperamos con ganas vuestro siguiente libro!


Visita la web de Héroes de Papel para más información y compra del libro Continue Play? Historia de las máquinas recreativas españolas
Lee nuestro artículo sobre la Zona Retro de Gamepolis 2K17
Lee el artículo especial sobre el origen del recreativo español en el número 11 de RetroManiac

1 comentario:

  1. Bueno, de la recreativa El fin del tiempo existe al menos una máquina localizada, pero su propietario no quiso ayudar en su preservación, supuestamente porque pediría una cantidad desorbitada de dinero por él.

    ResponderEliminar