8 de mayo de 2018

Crónica RetroMadrid 2018. La confirmación de un evento que apuesta por la comunidad desarrolladora

Después de aquellos (lejanos ya) problemas surgidos en RetroMadrid'14, que resultaron en varias cancelaciones y sembraron el miedo a que uno de los eventos retro más importante en España desapareciese, el año pasado volvió reinventado en un encuentro enfocado a los proyectos de carácter retro, ya fueran nuevos desarrollos de hardware o software, o proyectos dedicados a la preservación y fomentación de la cultura retroinformática.


Jon Ritman posa junto a nuestro compañero @vampirro

En esta edición de 2018 se mantiene el formato del año pasado, y también la localización, pues repite de nuevo en el espacio cultural Daoíz y Velarde, un precioso edificio de tres plantas donde encontrábamos en la primera la zona destinada para estands y máquinas arcade para uso y disfrute de los visitantes. Una planta más abajo, al igual que el año pasado, teníamos una completa colección de ordenadores y consolas expuestas en vitrinas, y finalmente en la planta inferior era donde han tenido lugar las conferencias. Este año ha habido más ponencias que el año pasado, por lo que casi en todo momento durante el evento se estaban desarrollando tres conferencias o eventos culturales simultáneos. Es una lástima no poder multiplicarse por tres para poder verlos todos, porque todos eran realmente interesantes (y eso sin contar con el plato fuerte de RetroMadrid'18; la charla de una leyenda como Jon Ritman, el creador de juegos como Match Day, Head Over Heels o Batman.

Por fuera parece un MITS Altair 8800, el primer ordenador personal fabricado de forma industrial.
En realidad era una réplica, lástima... pero aun así, eso ni siquiera parece un ordenador.

Pero vayamos por partes. La zona de estands era con diferencia la más concurrida, más incluso que la de las máquinas arcade. Nada más entrar nos encontrábamos con los chicos de Games Report, una excelente revista que se edita también en papel y con una filosofía que consiste en reunir a varias plumas para, en cada número, escribir sobre algún tema en concreto, ya sea sobre juegos deportivos, lo que supuso la PSX, los juegos de puzles o cualquier tema que pueda resultar interesante a sus lectores. Al su lado encontramos un homenaje muy especial a Alfonso Azpiri. Un retrato suyo presidía el espacio dedicado al maestro, junto con un libro de visitas dedicado al mismo.

Alfonso Azpiri, un habitual de estos eventos,
no iba a dejar de estar presente este año tampoco. Faltaría más.
Las conferencias y charlas abarcaban la escena informática desde muchos más ángulos y perspectivas de lo que parece. Desde ordenadores de hace 40 años a problemas actuales de los desarrolladores de videojuegos.

Y si de prensa escrita hablamos, STAR-T MAGAZINE BOOKS también estaba presente con un estand repleto de libros, juegos y alguna revista. En este edición traían como novedad el libro Sobre Mario, de fontanero a leyenda, un libro que obviamente trata sobre uno de los iconos de los videojuegos más reconocidos del mundo en sus primeros años hasta la salida de Super Mario 64, es decir de 1981 hasta 1996.

El MSX estuvo, como siempre, muy bien arropado, sobre todo a nivel de videojuegos. Teníamos por ejemplo un (siempre relativamente) enorme estand para los chicos de Kai Magazine, un estudio de dos personas que llevan desde los 90 creando excelentes juegos para el estándar y que tenían una buena representación de todos sus juegos. Concretamente, en esta edición nos presentaban El Secreto de los Cuatro Vientos, un JDR ambientado en la cultura celta para el cual Víctor Sánchez mostraba toda la literatura que se ha empollado de cara a documentarse sobre los celtas para reflejarlo en el juego.

El género de las aventuras conversacionales es muy de 8 bits,
y en el evento por supuesto que también tuvieron su espacio
KAI Magazine Software nos presentaban El Secreto de los Cuatro Vientos,
un JDR basado en la cultura celta.

Otro grupo también presente es Carambalan Studios, un estudio catalán que presentaban su nuevo juego Burn Us Excellent. Básicamente, es el mismo juego que Burn Us que presentaron en la MSXDev pero, tal y como nos contaron, totalmente renovado. Es decir, mejores gráficos, más niveles, nueva música... tenían expuesto la versión original y la nueva y ni parecían el mismo juego. Para quien no lo conozca, se trata de un juego de puzles con un curioso argumento. Somos un acólito que tenemos la imperiosa necesidad de morir quemados en el altar de nuestra religión, para lo que necesitaremos en cada pantalla recoger dos objetos básicos para poder hacerlo como es gasolina y un mechero. Bombas, serpientes e infinidad de peligros nos intentarán impedir que elevemos nuestra alma en el deseado autosacrificio en un juego curioso pero sobre todo desafiante.

Otro grupo que presentaba juego nuevo era MicroMancers con Children of the Night en una edición exquisita que daba gusto comprar sólo para poder mirarla, con eso lo decimos todo. Aparte de este juego, también presentaban proyectos actuales como Wizard of War o Mutiverse, un arcade plataformas la mar de interesante.

Ya os informamos en RetroManiac de la edición física de Children of the Night.
Ojalá todos los juegos actuales vinieran así de apañados.


Y un estudio que es principalmente de Spectrum pero que no son exclusivos del ordenador de Sinclair es RetroWorks, que en esta edición de RetroMadrid presentaban como sorpresa la versión de MSX de tu megahit Los amores de Brunilda, una aventura de 2013 (de muy finales de 2013) que había sido el mayor éxito del estudio hasta la salida de The Sword Of Ianna, juego también convertido, dicho sea de paso, para MSX2.

RetroWorks presentó por sorpresa la conversión para MSX2 de su exitazo Los amores de Brunilda, una deliciosa aventura con toques roleros que apareció en Spectrum en 2013

Y ya que estamos con RetroWorks, en su estand podíamos encontrar, aparte de Los amores de Brunilda para MSX2 y The Sword Of Ianna en su versión de Spectrum, la última versión de Street Fighter II para Amstrad CPC. Aunque despacio, el juego progresa adecuadamente y, esperemos, pronto podremos probarlo.

RetroWorks presentaba como novedad en Retromadrid'18 su Los amores de Brunilda...
¡pero para MSX2!
El nivel de los conferenciantes era realmente alto. En el caso de RetroWorks
se pudo ver el cariño que les profesa la comunidad con los aplausos de entrada y salida.

Y ya que hablamos de Amstrad, sigamos por las cositas que se pudieron ver nuevas para el ordenador de Alan Sugar. Aparte del ya mencionado Street Fighter II, quizá el stand que a priori más llamaba la atención era el de 4Mhz, donde se podían ver varios juegos (ya no tan nuevos) como Sardina FOREVER, Adiós a la Casta o El Tesoro Perdido de Cuauhtémoc, pero, sobre todo, estaba disponible Profanation 2: Escape From Abu Simbel. Si lees RetroManiac seguramente no necesitarás saber nada más que sí, hay una gota al empezar. En cualquier caso, se trata de una especie de segunda parte oficial porque, aunque técnicamente hablando no lo sería, cuenta con el permiso (y el apoyo) de Víctor Ruíz, el programador original de Abu Simbel Profanation.

La comunidad de Amstrad estuvo muy bien representada
con grandes exponentes a nivel nacional ;)
También como representantes de la escena Amstrad teníamos a ToTO, un desarrollador francés que nos traía dos productos principales. El primero era su último prototipo del X-CPC, una nueva placa para el Amstrad CPC que sustituye completamente la placa del ordenador. Además de ser 100% compatible con el CPC actual, contaríamos con un modo turbo para poder poner a 8 Mhz el procesador, todo un megabyte de RAM y doble procesador de sonido, de forma que se duplicarían el número de canales disponibles como novedades más destacables. Lo curioso de esta placa es que no utiliza FPGA sino que todo ello está hecho con tecnología de los años 80. Es decir, el X-CPC podría haber sido fabricado hace treinta años tal cual lo está diseñando ToTO. Aún no está disponible aunque se podía ver un prototipo funcionando.

Risky Rick para la COLECO. Sí, es como un Rick Dangerous, y por cierto, el joystick...
madre mía, duro, pesado y resistente es decir poco de él.

Esta es la edición exclusiva para RetroManiac de Risky Risk, el nuevo juego de ToTO para COLECO.
La diferencia está en el envoltorio, de un bonito color magenta que seguro que os recuerda a algo ;)


ToTO nos tenía además una sorpresa preparada que ya os adelantamos en RetroManiac hace unas semanas. Según nos contaba, dadas las semejanzas que hay entre la ColecoVision y el Amstrad (mismo procesador y alguna cosilla más), se ha embarcado en el desarrollo de un juego para esta consola, juego que pudimos probar. El juego se llama Risky Rick, y efectivamente se trata de un Rick Dangerous que no se puede llamar así al no tener derechos, y del que hará tres versiones, la estándar, la especial (que aún no sabe muy bien qué incorporará ni qué precio tendrá) y la edición RetroManiac. Sí, como leéis, tendremos edición exclusiva del juego, tal y como se puede ver en la captura. ¡Estad atentos a estas páginas en el futuro para conocer más detalles!

Está prevista una edición especial RetroManiac de Risky Rick, un nuevo juego para Colecovision que aparecerá en formato físico y que se inspira en un clásico de las plataformas y la acción

Sin dejar a Amstrad del todo, hablamos ahora del Spectrum. Siendo el ordenador que más presencia tuvo en nuestro país, es normal que sea uno de los más representados en ferias como RetroMadrid. Aparte de los ya citados RetroWorks (¡que, por cierto, no presentaron nada nuevo para Spectrum!), podíamos encontrar a los chicos del ZX-UNO, un proyecto que replica el funcionamiento de un ZX Spectrum en una minúscula placa. Bueno, el funcionamiento de un Spectrum (cualquiera de ellos) y de varios ordenadores más como Sam Coupé, Atari 800 o Amstrad CPC. Dado el tamaño de la placa y los pocos recursos que consume, pudimos probar también una carcasa de ordenador de escritorio hecho con piezas de LEGO y cuya electrónica era el ZX-UNO, una pantalla TFT y un mini teclado totalmente funcional. Sinceramente, una verdadera cucada.

Esto que veis es un ZX-UNO con un teclado, una pantalla TFT y una carcasa hecha con piezas de LEGO.
Me dan ganas de convertirlo en mi próximo ordenador portátil...
Este año también pudimos contar con una buena exposición de máquinas antiguas,
 algunas casi increíbles y muy raras de ver.


No estaban solos los chicos de ZX-UNO representando al Spectrum, también podíamos encontrar a la gente de El mundo del Spectrum o Run ZX, con varios modelos de ordenadores (nunca había visto el PC de Sinclair salvo en fotos y me ha encantado...) y múltiples juegos nuevos desarrollados para el Spectrum.

El Spectrum, el ordenador que inició la era de la microinformática en nuestro país,
 en varios de sus modelos. El +2, abajo a la derecha en gris claro, fue mi primer ordenador,
pero ese PC200 me da muchísimo morbo...

Pero no sólo de retro vive RetroMadrid sino que, al igual que RetroManiac, también hay espacio para juegos y programas para plataformas actuales pero que beban de la esencia retro. Así, podíamos encontrarnos con Dr. Kutcho, el cual, acompañado de su bellísima mujer, nos enseñaba la última versión de su Moons Of Darsalon, un juego del que ya hemos hablado en RetroManiac junto con una extensa entrevista al Dr. Kutcho en nuestro número 11. En sí, se trata de un juego que bebe de diversas fuentes (desde Jetpac a Lemmings) y en el que debemos rescatar a una serie de colonos espaciales perdidos en las peligrosas lunas de Darsalon. Hay una demo disponible, por lo que os recomendamos desde aquí que le echéis un vistazo.

Siempre nos dice que le quedan seis meses para completar su Moons of Darsalon,
pero esta vez es verdad. El juego estará a finales de 2018.

Otro estilo de juego añejo serían las aventuras gráficas tipo point'n'click, especialmente si hablamos de aventuras pixeladas como Brayhir, una aventura musical de Nanku Games y que bebe de fuentes como Loom o incluso de Ocarina Of Time, ahí es nada. El juego tiene muy buena pinta, aunque en esta ocasión volvieron a presentar la misma versión que ya pudimos probar en la Madrid Gaming Experience de 2017. Esperamos ver pronto novedades en el desarrollo.

No se puede hablar de videojuegos retro sin referirse a los arcades.
Ya sean máquinas originales o nuevos rediseños (como los que se ven en las imágenes),
 los arcades fueron durante décadas los mayores exponentes videojueguiles.

Otro clásico de este tipo de ferias es Jaime de Kaleidogames. En esta ocasión nos ofrecía Jaime dos recreativas con su juego Beekyr Reloaded instalado en ambas, recreativas que prácticamente han estado ocupadas constantemente durante toda la feria. El juego es muy adictivo y no es muy habitual jugar a un matamarcianos en el que encarnemos a una abeja. Probadlo si podéis, si os gusta el género os encantará.

También hubo espacio para esos desarrollos para sistemas actuales que apuestan por mecánicas y estética en comunión con los juegos de hace unas décadas. RetroMadrid avanza con paso firme hacia este más que interesante modelo de evento donde el indie, el homebrew y el cacharreo poseen el protagonismo absoluto

¿Y qué decir de los chicos de PixelPowa y su beat'em up Crisis Serena? Se trata un juego pixelado al que aún le queda mucho trabajo pero que desde ya recuerda a los clásicos de Capcom como Final Fight o Cadillac & Dinosaurs. En Retromadrid mostraban un nivel totalmente jugable, y para un gran aficionado al género como es mi caso la pinta que tiene el juego promete bastante.

No sólo de retro vive RetroMadrid, espacio hay para nuevos juegos en máquinas actuales.
 Siempre, claro está, que sigan la esencia retro.

Al lado de las salas de conferencias había una exposición del arte de los juegos,
con carátulas nuevas y algunas clásicas reinterpretadas.

Si a todo esto le añadimos la ya mencionada exposición de ordenadores y consolas y el nivel de todas las conferencias, tenemos que Retromadrid 2018 ha sido un excepcional evento retro, y que ya estoy deseando ver qué sorpresas y novedades vemos en la edición del año que viene.

Por: @vampirro

Visita la web oficial de RetroMadrid para más info

8 comentarios:

  1. No me había fijado, por cierto, en lo bueno que está el tío ese cachas con la camiseta del Capitán América... :D

    ResponderEliminar
  2. Me lo pasé genial, pero no tuve mucho tiempo para detenerme en los stands y me perdí muchas cosas. Gracias por compartirlas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasó lo mismo. Me tiré todo el sábado desde que abrió hasta que cerró y aun así me quedé con varias cosas por ver y gente con la que hablar, así que de hecho debería pedir perdón a toda la gente a la que no hago referencia en el artículo. Es que no me dio el tiempo para más :(

      Eliminar
  3. Un saludo desde Commodore 64 Club! :) La próxima vez si eso el petao de la camiseta del Capitán América que se deje de discriminaciones y nos diga hola, hombre... que lo de "uy se nos ha pasao" no se lo cree nadie...

    Más que nada no es porque lo echemos en falta, sino ya que en un número habláis de un juego, que menos que recojáis cuando se hizo la presentación oficial del mismo en España, no? Pero me parece a mí que es eso, qu eal Capitán América como que no quiso pasarse por algo.. Peor pa él! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD - Si es que te pasaste el Domingo, entonces estás perdonao... pero como te pasaras el sábado... es para cogerle y pegarle de collejas...

      Eliminar
    2. Pues no, me pasé el sábado (entero) allí. Pero no pienses que es nada personal, cuando llegó la hora de cerrar había muchas cosas que no había podido ver. Por poner un ejemplo tonto, varios amigos tenían conferencias a las que no pude asistir (por ejemplo, la de 4Mhz, o la de Marina, o la de Dr. Kucho...), gente con la que tengo muy buena relación y que ni menciono y que allí sólo pude saludar (Kike, de Factoría Arcade, por ejemplo).

      En este caso, ha dado la casualidad que por la zona de Commodore no me llegué a detener, pero por nada en particular -soy muy amante de los Amiga. De hecho, el artículo sobre la historia del ordenador del número 10 la escribí yo-, simplemente porque cuando llegó la hora del cierre no me había sentado con nadie de esa zona.

      Entiendo que puedas sentirte molesto por presentar un proyecto y que no se hable de él. Piensa en todo lo que había, en todos los stands. Hablas con ellos. Te enseñan lo que hay. Te lo explican. Lo pruebas. Te hablan de proyectos futuros. Posiblemente te presenten a alguien más que está trabajando con ellos. Vas tomando notas. Y te has tirado más de media hora con ellos. Luego llega la hora de irse y bueno... queda mucha gente con la que no has podido hablar. No es que no tengan nada importante en sus stands, no es que sus proyectos no merezcan la pena, no es ni siquiera que hayas priorizado a unos sobre otros, es simplemente que no has tenido tiempo.

      Ojalá hubiera podido ir también el domingo -se me acabaron los churripuntos y teníamos comida con la suegra. Palabras mayores :p- y habría sido mas completo, pero mi crónica sobre lo que vi y experimenté en Retromadrid'18 es esta.

      Eliminar
    3. A ver Javier, a mí no me cabrea que presentaramos nada y que tú no nos cubrieras... si ya lo habíais hecho en el número anterior... Lo que pasa es que se pierden grandes oportunidades de sacar de verdad como está la cosa en el mercado español, en lugar de sacar de nuevo la foto de Azpiri y decir lo maestro que era y que ayay que ya no está entre nosotros, por ejemplo... Vamos que lo que me cabrea es que de manera automática se hable DE LO DE SIEMPRE...

      En fin que nada, si tampoco es importante... pero ir a un sitio a cubrir un evento, y hablar solamente de partes del mismo, está feo como medio de comunicación, ya os lo digo yo, sea por lo que sea... Pa eso no se habla de ná y así no se queda nadie fuera.

      Eliminar
  4. La verdad que hubo mucho contenido y es muy dificil tratar de cubrir todo (casi imposible). La escena Amstrad tambien estuvo representada por 8 bits de poder, una libreria para hacer tus propios juegos Y para los que quieran saber un poco mas, os dejo una entrada al blog.
    http://8bitsdepoder.blogspot.com.es/2018/05/8bp-estuvo-en-retromadrid-2018.html

    ResponderEliminar