13 de julio de 2017

Impresiones con 'IRON CRYPTICLE', la versión mejorada de un divertido 'shooter' 2D a lo 'Gauntlet'

Ya tenéis disponible en plataformas de descarga digital Iron Crypticle, una versión reformada del divertido Iron Fisticle que apareciese hace algún tiempo. Para los que no conocieran dicho juego, que ya tuvimos el placer de disfrutar en las filas de RetroManiac, se trata de un shooter arcade que utiliza el doble stick y tiene pinceladas de RPG. Inspiración arcadiana y gráficos notables para un juego cuya premisa parece muy atractiva. ¿Nos ha convencido en la redacción?



Comparándolo con los clásicos para hacernos una idea general, sería como coger a Smash TV en cuanto al tipo de control y el avance por salas,  situarlo en una ambientación más a lo Gauntlet, y aderezarlo con un sistema de items que bebe directamente de juegos tan distintos a estos anteriores como son Bubble Bobble o Rainbow Islands.

¿Quién se puede resistir a este maravilloso elenco de personajes pixelados?

El juego presenta unos gráficos pixelados al más puro estilo 8 bits con, sin embargo, una paleta más cercana a las propias de los sistemas de 16 bits y, por supuesto, efectos no posibles en las máquinas de la época como pueden ser los efectos de iluminación. El título de Tikipod (Aqua Kitty, Rock Boshers) carece de scroll y nos sitúa en pantallas con una vista bastante lejana que permite, por tanto, estancias muy amplias sin necesidad de mover la pantalla. Esto, además, propicia ver en pantalla una gran cantidad de enemigos al mismo tiempo lo que le otorga esa sensación de agobio tan propia, por momentos, en los mencionados clásicos maquineros.




En cuanto al sonido, cumple sin más. De nuevo nos encontramos a caballo entre dos generaciones, con un sonido que media entre la clásica tabla de ondas y el chip FM. La música acompaña sin alardes y los efectos de sonido son correctos, sin llegar a molestar, lo cual, en un juego de este estilo, ya es un logro.



El plato fuerte del título reside, como no, en su jugabilidad. Sencilla y directa, bebe directamente de las sensaciones que buscábamos en los salones recreativos, en los que, sin mediar manual de instrucciones ninguno, echabas una moneda y te ponías a los mandos de la diversión. Y es que si bien podemos acceder a instrucciones dentro del menú del juego, y bastante detalladas, si somos de ir directos al juego veremos como en la primera pantalla tenemos una chuleta que nos explica los controles básicos.

El juego es una especie de versión remozada del anterior Iron Fisticle

Como en Smash TV, con un stick moveremos al personaje en cualquier dirección, y con el otro disparará automáticamente en la dirección a la que apuntemos. Tan solo dos controles adicionales con los gatillos: el derecho para hacer dash y el izquierdo para lanzar una suerte de magia. Por el camino, a medida que derrotamos a las hordas que caen, literalmente, del cielo, podremos recoger items de diversa utilidad. Algunos serán simplemente puntos en forma de comida. Otros, las monedas, nos servirán para comprar mejoras si pasamos por la pantalla que aloja a la tienda de turno. Tenemos también runas que forman una palabra como en varios juegos de la época y gemas de colores distintos para coleccionarlas todas, así como corazones para restablecer nuestra vida.



Vida que, desde luego, cobra vital importancia cuando se juega en solitario, pues tan solo tendremos un intento y, si fracasamos, deberemos volver al comienzo de la aventura. Esto mejora no obstante jugando en el divertido modo cooperativo local de hasta cuatro jugadores, en el que tendremos varios créditos para poder continuar compartidos, eso sí, entre todos los integrantes de la partida.



Comentar por último un detalle importante del que nos daremos cuenta tras morir por primera vez y recomenzar la partida. Y es que las plantas llenas de habitaciones que afrontamos, no son siempre iguales. Al comienzo se nos mostrará un mapa conceptual de las estancias que podemos ir atravesando, escogiendo nuestro propio camino hasta llegar al jefe de final de planta, y además se nos mostrará si las siguientes localizaciones anexas a la actual tienen alguna característica específica. Pues dichas habitaciones cambiarán de una partida a otra e incluso el jefe de final de nivel será distinto cada vez, añadiendo variedad a la ya conseguida con la cantidad distinta de enemigos, armas, items, tipos de habitaciones con sus peculiaridades, entre las que hay incluso una en la que, en el centro, hay una máquina arcade que nos sitúa en un juego de plataformas y recolección mientras nos persigue un artilugio mortal.



En definitiva se podría resumir a Iron Crypticle como un juego técnicamente sencillo, que cumple sin alardes, pero muy divertido y lo suficientemente variado como para tener un alto componente rejugable que nos empuje a disfrutar de él una y otra vez, sobre todo con amigos.

El juego está disponible en PS4, Xbox One y Steam (Windows).

Más info en la web oficial

No hay comentarios:

Publicar un comentario