9 de enero de 2017

'School Nightmare', un nuevo videojuego que nos llega desde las aulas de un colegio

El pasado mes de diciembre se publicaba 'School Nightmare', un juego cuyo título tiene un pie firmemente apoyado en su propia historia, puesto que ha sido desarrollado por estudiantes del anterior curso de 3º de ESO de la Escola Elisabeth, de Salou. Una iniciativa muy cercana a un proyecto educativo similar que ya nos dejó dos pequeñas joyas en 2014 y 2015, y que demuestra que la idea de crear videojuegos en las aulas tiene mucho sentido.

'School Nightmare' llega de la mano de los alumnos del curso de 3º de ESO de la Escola Elisabeth, impulsado por su profesor, Quim Sabaté, también conocido como KippleBit, al que muchos recordaréis por su participación en la creación de 'Run & Plunder', cuya mayor particularidad es la de haber sido diseñado por Miguel Ángel García Guerra, otro profesor. Entre profes anda el juego.

Sustentado en parte por el trabajo pionero realizado por Miguel Ángel con 'Monster's Are Back' y el muy reconocido 'Elders of Madness', Quim encontró en las conversaciones con éste el impulso final necesario para arrancar su propio proyecto educativo. Lanzarse al ruedo con una propuesta tan poco convencional fue algo a lo que Quim dio vueltas durante bastante tiempo: "La idea de un proyecto así me rondaba la cabeza desde que empecé a dar clases, aunque no me atrevía. Tenía serias dudas sobre la organización y sobre un punto ineludible, la evaluación. Sigo teniendo muchas dudas, pero las voy corrigiendo curso a curso, y creo que fue una decisión acertada que con el tiempo dará mejores frutos tanto en juegos como en aprendizaje para los alumnos".

Os aseguro que la promesa que esa efigie supone, se cumple.

Al igual que los juegos realizados por los alumnos de Miguel Ángel, 'School Nightmare' está creado utilizando la célebre y versátil herramienta GameMaker: Studio. Sobre una base común, el proyecto fue tomando forma a través del esfuerzo concertado de los alumnos y su profesor: "Preparé una plantilla en GameMaker: Studio de un juego de plataformas - una versión del juego que incorporaba los menús, las mecánicas del juego y un ejemplo de cada tipo de objetos ideados para el juego, aunque todo vacío, sin contenido alguno. A partir de ahí empezamos el curso organizándonos en equipos y empezando a trabajar para dotarlo de contenido (niveles, gráficos, sonidos, objetos, sprites, backgrounds, tiles, ...)". La experiencia no pudo ir mejor: "Ver reunido a cada grupo discutiendo sobre todos estos apartados para tomar decisiones para ponerse a trabajar es una gozada".

¿Y qué nos propone 'School Nightmare'? El diseño del juego es reminiscente del clásico 'The Lost Vikings' y el más reciente 'Top Top' para Amstrad: controlamos de forma simultánea a dos personajes distintos, cada uno de los cuales tiene sus propias habilidades, que deberemos combinar para lograr superar los 5 niveles que los chicos y chicas de Quim nos proponen en su juego. No en vano, uno de los elementos que Quim quería incentivar a lo largo del desarrollo de este proyecto es la cooperación; un carácter cooperativo que se ha filtrado del proceso de creación a las propias mecánicas jugables.

Principio del nivel 1. Nueve vidas. Pasillo de la escuela. ¡Juego de niños!

Controlando a un anónimo estudiante del propio colegio, comenzamos nuestra andanza por los pasillos de dicha institución, embrujada; poblado ahora por los más variopintos objetos, convertidos en letales enemigos por la influencia de las artes oscuras: lapiceros, barras de pegamento o papeleras que nos lanzan mortíferas bolas de papel. Según nos comenta Quim, "los dos primeros niveles están basados en los pasillos del edificio de secundaria (planta baja y planta sótano), llegando a un punto donde se accede a los tres siguientes niveles (una antigua mazmorra, un cementerio y el infierno)". ¡Menudo secreto escondía la escuela!

La atmósfera es ligera pero el desafío es real - un mal movimiento y seremos historia. Por suerte no estamos solos en nuestra misión: nos acompaña nuestro fiel cubo de Rubiks que, tal vez por la misma influencia oscura, ha cobrado vida y será nuestro compañero de andanzas, pudiendo acceder a zonas a las que nuestro protagonista no puede, por su mayor tamaño, además de disparar unos coloridos proyectiles que servirán tanto para eliminar algunos de los enemigos como para abrir el acceso a ciertas zonas.

Principio del tercer nivel. Mitad de camino por recorrer, mitad de vidas disponibles,
las dificultades se incrementan.

El diseño de los niveles es sorprendentemente complejo en algunas fases, haciendo un astuto uso de las mecánicas básicas para componer unos puzles que pondrán a prueba vuestra habilidad. En nuestro favor contaremos con un control sólido que responde a la perfección y permite una interacción precisa, que será muy necesaria en los niveles avanzados.

Los gráficos son una mezcla ecléctica, siendo la principal área de colaboración de los alumnos de Quim. Mención especial merece la banda sonora del juego, agradable y movida, pues ha sido íntegramente compuesta por uno de los alumnos de Quim, Yan Shchasnovich: "Hemos tenido la suerte de que uno de los alumnos (Yan Shchasnovich) es un gran músico y se ha animado a escribir él solito la banda sonora de todos los apartados". Podéis escuchar la banda sonora íntegra en la propia página del juego en gamejolt. Temas como "Fiery Hell" o "The Den of Monsters" podrían  perfectamente salir de la banda sonora de 'Doom' ¡Habrá que seguir la pista a este muchacho!

Arrancamos el cuarto nivel, y ya sólo quedan dos vidas.
Creo que todos imagináis cuál fue el desenlace.

Además de una excelente experiencia educativa, y un divertido juego, 'School Nightmare' ha tenido una vertiente más que, sin duda, los alumnos de Quim habrán agradecido: "En el siguiente curso, cuando los mismos alumnos están en 4º de ESO, se dedicarían a explotar el juego: un concurso de navidad con más de 100 alumnos participante (¡alguno incluso acabando en juego completo!), una edición física y camisetas. Todo ello para ayudar a financiar el viaje de fin de secundaria". ¡Y nosotros íbamos por la calle vendiendo boletos para rifas y bingos!

La experiencia ha sido tan positiva que, ahora que la bola ha empezado a rodar, está tomando una identidad propia: "El nuevo proyecto que están empezando este año es un shoot'em up, también para dos jugadores en modo cooperativo, que va a ser como un 'Parodius', con niveles súper raros. Aquí ya participan los 60 alumnos en grupos de 4, creando cada grupo un nivel completo del juego, lo que nos llevará a tener unos 15 niveles". Palabras mayores, incluso para un juego de ámbito profesional. A la vista de la calidad jugable de este 'School Nightmare', no perderemos de vista la evolución de este nuevo proyecto.

Entretanto, os invitamos a pasaros por la página del juego en la web de gamejolt y probarlo, pues os encontraréis con un juego sencillo pero desafiante y muy divertido que sin duda os sorprenderá. Podéis dejar vuestros comentarios para los chicos y chicas encargados de este proyecto en la cuenta de Twitter de Esel Games; una cooperativa de alumnos dentro de la propia Escola Elisabeth.

¡Nuestras más sinceras felicitaciones a Quim y sus alumnos por el trabajo realizado!


Página del juego en la web de gamejolt
Cuenta en Twitter de Esel Games
Cuenta en Twitter de Quim Sabaté

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada