31 de enero de 2017

Impresiones con 'Beekyr Reloaded', un matamarcianos de talante campestre

Kaleido Games, estudio liderado por Jaime Domínguez y conocido por su excelente shooter 'Vortex Attack', lanzó recientemente 'Beekyr Reloaded', la puesta al día de 'Beekyr', un juego lanzado en 2013 para dispositivos Android. Hemos pasado un buen rato disfrutando de este nuevo shmup, y estas son nuestras impresiones.

Para quien no lo conozca, 'Beekyr' es un shooter de desarrollo horizontal que fue publicado en 2013 para dispositivos móviles con sistema Android, y nos dejó con la promesa de versiones para iOS y ordenadores que en su momento no llegaron a ver la luz. Unos años más tarde, tras publicar su éxito 'Vortex Attack', que incluso ha visto una versión para recreativa que tuvimos la suerte de poder disfrutar en el excepcional local de Arcade Vintage, llegan a nuestros ordenadores las desventuras de la abeja Beekyr, con un sensacional lavado de cara que va más allá de lo cosmético.



El juego no necesita de grandes introducciones, pues conocemos al dedillo el funcionamiento de este tipo de juegos. El mínimo tutorial necesario para entender ciertos conceptos básicos está bien integrado en la acción - cumple con su propósito sin lastrarnos demasiado. A pesar de ello, será capaz de lanzarnos algunas refrescantes bolas curvas durante la acción.

Un aviso inicial, no obstante: este juego, sin duda, no es apto para gente que sufra algún tipo de "bichofobia". Los gráficos hacen un excelente trabajo llenando nuestra pantalla de insectos, artrópodos y bestias similares. Claro que, por otro lado, ¡qué mejor terapia que unas partidas a 'Beekyr'! Terapia de choque, sin lugar a dudas. Especialmente para nuestros enemigos.

No apto para todos los públicos... ¡Sólo con ver esa imagen ya me pica todo el cuerpo!

Los gráficos son interesantes, aunque en ocasiones pueden pecar de ser algo heterogéneos. Lucen a grandes rasgos un buen nivel de detalle, tanto en términos de los sprites como de los fondos o los efectos especiales, aun cuando estos resaltan sobre el resto de elementos gráficos por tener un carácter muy "digital", a falta de un término más específico. Es un lavado de cara respecto del original, sutil en primera instancia, pero conforme varían los escenarios, resulta más y más obvio el gran trabajo de remozado que Kaleido ha llevado a cabo.

En relación con los gráficos, hay un elemento crítico en todo shmup que se precie: el scroll. En el caso de 'Beekyr Reloaded', este elemento está perfectamente resuelto; el juego luce un suave scroll parallax múltiple, con un genial toque añadido por los planos de scroll frontales, cercanos a la pantalla, que añaden gran profundidad a la acción.

Enfrentados a una mantis religiosa, lo suyo es rezar lo que sepamos

En contraste con todo este buen hacer en el apartado gráfico, el diseño de los menús es extrañamente espartano y poco inspirado: meras cajas en un esquema de color de alto contraste. Parece una herencia de sus orígenes como juego para dispositivos móviles, y algo que habría que corregir para pulir el acabado general del juego.

Los niveles horizontales conforman el grueso de la acción, pero periódicamente nos enfrentaremos a una pantalla con desarrollo vertical, para añadir algo de variedad al conjunto. En estos niveles, tendremos un objetivo principal, más allá de simplemente sobrevivir mientras acabamos con todo bicho viviente: deberemos recoger las bolas de polen que liberan nuestros enemigos al ser abatidos, mediante las cuales llenaremos una barra en pantalla. Una vez llena dicha barra, el juego nos instará a lanzar un proyectil al Boss del nivel de turno, que se verá envuelto por una auténtica nube de abejas vengativas. Tan efectivo como conceptualmente desagradable. El cambio de ritmo que estos niveles suponen es bienvenido, pero en general también implican un descenso en la intensidad de la acción.

El inicio del primer nivel vertical. Una muy agradable sorpresa

Otros detalles como el cambio en el manejo de Beekyr en el nivel "Tormenta" (nuestro protagonista cae constantemente hacia abajo, desplazado por la lluvia que cae, inclemente, obligándonos a compensar el movimiento), o el nivel oscuro "La Colmena", dan una muy de agradecer variedad a la acción que no todos los shmups acreditan y que demuestra, una vez, más la experiencia que Kaleydo atesora en este género.

La curva de dificultad es muy paulatina, perfectamente estructurada para llevarnos de la mano en los primeros compases, y empujarnos pronto a las fauces del enemigo, con un claro mensaje: "vuela o muere". De una forma muy literal. La acción es muy gestionable durante los 2 primeros mundos, y empieza a escalar a partir de ahí. En contadas ocasiones nos encontraremos con picos súbitos de dificultad, cuando de pronto la pantalla se llena de enemigos y disparos. En esos momentos, 'Beekyr' muestra un cierto rasgo de "danmaku" que no acaba de estar desarrollado, pues en términos generales se comporta más como lo que se ha dado en llamar "euroshmups". En términos generales, pues, la dificultad en el modo Arcade es asequible. Lo que, tras experimentar lo que otros estudios entienden como dificultad "old school", francamente es de agradecer.

No todos nuestros enemigos son insectos.
¿Qué habrán hecho las abejas para "mosquear" a media naturaleza?

A esta asequible dificultad contribuyen un control sólido, que responde bien en todas las situaciones, y el disparo de nuestro avatar, muy potente, capaz incluso de destruir algunos de los proyectiles enemigos, lo que se convierte en un elemento estratégico que nos ayudará a salir de alguna que otra situación comprometida, cuando el talante más danmaku del juego asome su rostro. Del mismo modo, algunos de los Bosses cuentan con proyectiles capaces de eliminar nuestros disparos.

Contamos también, como no podría ser de otro modo en un shmup, con una bomba, que tiene un funcionamiento algo distinto de lo que es habitual. Al "detonarla", un mini enjambre de sacrificadas abejas nos rodeará, girando a nuestro alrededor y destruyendo enemigos y proyectiles por igual con sus cuerpos. Tras un instante, si alguna de las abejas aún sobrevive, se lanzará hacia delante cual kamikaze proyectil. No cabe duda de que las abejas valoran la colectividad por encima de la individualidad.

Arropados por nuestras entregadas compañeras en la detonación de la "bomba" del juego

Por otro lado, nuestro avatar es comparativamente tan grande que cuesta determinar cuál es su zona de colisión real, y cuando la pantalla empieza a llenarse de proyectiles, esa información es vital para poder seguir avanzando. No obstante, desde la experiencia del tiempo invertido en el juego, parece que la totalidad del sprite de Beekyr es susceptible de recibir los impactos enemigos y, siendo uno de los personajes más grandes del juego, puede resultar en un hándicap importante en los niveles de dificultad más altos.

Los enemigos, una vez derrotados, "caen" fuera de la pantalla. Durante un instante, aún reciben los impactos de nuestros disparos, bloqueándolos. Algo que hay que tener en cuenta en el fragor de la batalla, y que sería interesante saber si es una decisión de diseño o un "bug". Uno de dichos enemigos parece homenajear a un clásico tan importante como es "La Pulga". Sabiendo de la atención al detalle de la que Jaime hace gala, no sería ninguna sorpresa.

La banda sonora es agradable; reminiscente del trabajo en títulos clásicos de Konami o Taito, con algunos puntos álgidos en temas como el del Bosque Oscuro. Los efectos de sonido, por su lado, son funcionales, poco intrusivos. Todo el apartado peca de una cierta falta de "pegada". Los shmups tienden a ser ruidosos, escandalosos incluso, componiendo unos muros de sonido tan sólidos como los muros de proyectiles a los que nos enfrentaremos - músicas frenéticas y efectos de sonido como puñetazos en el diafragma. En comparación, 'Beekyr Reloaded' es más sutil, con un diseño de sonido muy apropiado para su planteamiento, pero tal vez un poco tímido.

La experiencia de juego se puede ver intensificada por las fobias de cada uno

Finalmente, para quien esto pueda ser un punto negativo, cabe mencionar que el juego no incluye ningún tipo de modo multijugador. Y la verdad es que la experiencia indica que un modo cooperativo sobre la campaña principal hubiera sido un excelente añadido. Pero el hecho de que no esté no resta del buen hacer general.

'Beekyr Reloaded' es un juego notable: tiene un control sólido, la acción es interesante y presenta una cierta variedad, la dificultad escala sin resultar opresiva, los gráficos son agradables...  No hay nada que objetar, excepto una cierta falta de carácter (que no de personalidad). Carece del "ojo del tigre" que Apollo devuelve a Rocky para derrotar a Clubber Lang. Parece contento con su ritmo y acabado, lo que es encomiable, pero echamos en falta la pegada de 'Vortex Attack'. Un shmup de temática distinta, generalmente poco explorada, y con una curva de dificultad asequible que lo convierte en un excelente candidato para aquellos jugadores que quieran probar (o retomar) el género de los shoot'em ups y no han sabido encontrar por dónde empezar.


Más info en la web de KaleidoGames
Página en Steam del juego

No hay comentarios:

Publicar un comentario