7 de diciembre de 2016

Abu Simbel Profanation llega por fin a los circuitos del Commodore 64

Las máquinas de Commodore no fueron precisamente bien explotadas durante la denominada "edad de oro del software español" salvo honrosas excepciones. En el caso de la compañía Dinamic, muchos de sus juegos fueron portados por terceros, incluso fuera de España. Se da el caso que algún juego muy conocido como Abu Simbel Profanation se quedó fuera de la máquina de Commodore, aunque en el caso de Profanation la espera llega a su fin decadas después.

La conversión de Abu Simbel Profanation a Commodore 64 está a cargo de nuestro amigo Francis de la asociación A.L.T.A.I.R., conocidos por el podcast Retro entre amigos. Francis ha decidido quitarse una espinita que tenía clavada desde la infancia: aprender a programar juegos para Commodore 64. Para ello ha elegido un clásico de su infancia al que le profesa cierto cariño al haberlo jugado asiduamente en casa de un amigo.

La conversión respeta al 100% el espíritu del original

La conversión de Abu Simbel Profanation para Commodore 64 se está realizando tomando como base la versión original de Spectrum. La versión conserva el nivel de dificultad original -preparaos para mojaros la cabeza continuamente- aunque se le ha dotado de un punto más de justicia al juego al corregir la detección de colisiones para realizarlas al píxel, de una manera más justa.



La conversión de Abu Simbel Profanation a Commodore 64, que cuenta con el permiso de Víctor Ruiz, respeta casi al 100% el espíritu del clásico original con alguna pequeña licencia en algún nivel para adaptarse a la máquina y a las capacidades de programación de su autor.  El port se encuentra en un estado bastante avanzado, aunque aún queda mucha tarea pendiente ajustando el juego y eliminando bugs, así como incluir la música.

Quédate con el color del diamante que te va a hacer falta

Décadas después, Francis hace justicia con los aficionados a las máquinas de Commodore, llevando a sus circuitos uno de los juegos de plataformas más difíciles y con más mala leche de la denominada "edad de oro del software español", respetando su nivel de dificultad y sus numerosas trampas. El juego, cuando esté terminado, estará disponible en descarga gratuita y en un futuro podría contar con una edición física con portada a cargo nuevamente de Alfonso Azpiri. Desde RetroManiac os mantendremos informados de las futuras novedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario