18 de noviembre de 2016

Un juego dentro del juego: así es el nivel oculto de 'Adiós a la casta: Episodio 2'

Después de unas semanas de tiempo prudencial para que todos tuvierais tiempo suficiente de catar el juego, y trás tirar la piedra y esconder la mano en nuestras impresiones sobre Adiós a la Casta: Episodio 2, ha llegado el momento de hacer una valoración de una de las ideas más descabelladas, geniales y divertidas que hemos visto en los últimos tiempos a la hora de rendir homenaje a un título de la denominada "edad de oro del software español". Ha llegado el momento de contaros nuestras impresiones con el nivel oculto de Adios a la Casta: Episodio 2.


El nivel oculto


Tal y como comentábamos en nuestras impresiones con el juego, en Adiós a la Casta: Episodio 2 necesitamos encontrar una llave para poder abrir las diferentes puertas. Sin embargo, localizada en una esquina del amplio mapa, podemos encontrar una cueva que tampoco nos permite entrar salvo que llevemos el correspondiente item que nos franquea el paso. Se trata del famoso nivel oculto del juego, y si ya has deambulado lo suficiente por el mapa es posible que ya te hayas topado con el objeto en cuestión. Un simple vistazo al item ya nos pone sobre aviso de que vamos a encontrarnos, ni más ni menos que una recreación del legendario Abu Simbel Profanation.

Aquí comienza una aventura dentro de la aventura

A estas alturas de texto habrá quien piense "¿tanta tabarra para una pantalla ambientada en el juego de Dinamic?". Lo cierto es que sí, bien merece la tabarra y hacer un alto en el camino para pararnos a saborear lo que hay detrás de esa cueva, ya que no estamos hablando de una simple pantalla que homenajee al juego de alguna manera, recoger un par de objetos y salir tan tranquilamente, como ocurre con el resto de habitaciones a las que se accede tras obtener la llave; en esta ocasión vamos a encontrarnos con un remake del juego completo. Sí, estáis leyendo bien, Adios a la Casta: Episodio 2 trae en sus tripas su particular remake de Abu Simbel Profanation

El Abu Simbel de Adiós a la Casta

Lo primero que llama la atención nada más entrar en el nivel oculto por primera vez -si no has leido este artículo previamente- es una recreación de la legendaria primera pantalla del Abu Simbel Profanation con un marcado estilo propio.  Lejos de hacer una adaptación 1:1 del juego, cosa que no tendría sentido ya que para eso tenemos el original, el nivel oculto rinde su particular homenaje adaptando la creación de Dinamic con el resto de la videoaventura, tanto a nivel gráfico como de jugabilidad, pero siempre respetando en gran medida el espíritu del original.

Entras sin esperartelo, te encuentras esto y es un WTF

Una vez recuperados de la sorpresa notaremos un cambio en el registro musical, abandonando la melodía principal del juego por otra de corte egipcio creada por McKlain para la ocasión. En ese sentido el grupo 4Mhz vuelve a demostrar como le gusta cuidar los detalles y reforzar la ambientación a piramide del metajuego, con una melodía para romper la monotonía que bien hubieramos deseado 30 años atrás cuando cargabamos el original de Dinamic.

¿Izquierda o derecha? Espera ¡De esto me acuerdo!

Esta recreación de Abu Simbel Profanation se rige en gran medida por las reglas y la mecánica del juego principal. Al contrario de lo que ocurria en el original, no basta con un toque para acabar con una de nuestras escasas vidas; el contacto con enemigos o trampas nos restará energía, y solo al agotar toda la energia perderemos una de nuestras vidas. Este cambio, que aparentemente puede resultar trivial, le da una dimensión completamente diferente al juego respecto al original, permitiendo un juego más a lo loco y menos pausado buscando la manera de atravesar la pantalla en cuestion. En lo que sí respeta al original es en la imposibilidad de matar a nuestros enemigos. Coleta morada puede con Espe, con Pdro y con demás calaña de los niveles normales del juego, pero aquí sus disparos no sirven para nada.

Con sus diferencias obvias, cada nivel es perfectamente reconocible

Al haber repartidos a lo largo del nivel un par de items que nos devuelve la salud al completo, el nivel de dificultad del nivel oculto es bastante inferior al del juego al que homenajea. Esto no es particularmente malo en sí; no olvidemos que se trata de un juego dentro de un juego. Por lo tanto, el nivel de dificultad está ajustado para que el juego completo pueda terminarse. ¿Os imagináis que a un juego largo como es Adios a la Casta se le sumara el tiempo y la habilidad necesarias para terminar el Abu Simbel Original? Sería, simplemente, demencial.

¡Genial! Ahora podemos seguir nuestro camino

Ojo con pensar que el nivel oculto de Adiós a la Casta es un simple paseo. Todo lo contrario, mantiene un nivel de dificultad acorde a lo visto en todo el juego y tampoco podemos permitirnos avanzar sin ton ni son si no queremos perder energía -y por consiguiente vidas- de manera alegre. Para rematar la faena, 4MHz ha respetado las trampas que nos tendía el juego original de Dinamic, pudiendo darse el caso en el que una mala decisión a la hora de elegir camino acabe con nosotros en un foso con pinchos, perdiendo una tras otra todas las vidas y dando por acabada la aventura de coleta morada. Y esto lo se porque, bueno, er, esto... sí, me lo ha contado un amigo.

Tanto mandarle a Venezuela y al final ha acabado en un sitio peor

Al igual que en el Abu Simbel Profanation original, en el nivel oculto de Adios a la Casta tendremos que recoger llaves que nos permitan avanzar en el juego. Aquí la papeleta ha sido solventada por los desarrolladores sustituyendo las compuertas que se abrían en el juego original por simples puertas en las que tendremos que pulsar hacia arriba, tal y como ocurre en la parte "normal" del juego, pero solo podremos atravesarlas si hemos adquirido previamente la llave correspondiente. Alguna puerta casa tan bien con la ambientación del juego que puede llegar a pasarnos por alto, haciéndonos dar vueltas como idiotas cuando la salida está en nuestras propias narices. Sí, habéis acertado de pleno, esto también me lo han contado...

Volver al original

Tras recorrer en su totalidad el nivel oculto para hacer las capturas que ilustran este artículo, decidí volver al juego original de Dinamic para hacer alguna captura comparativa que permita ver las diferencias visuales entre ambos juegos. Son dos espíritus completamente diferentes detrás de cada juego, y las comparaciones son odiosas, máxime cuando el objetivo es bien diferente en cada implementación, pero no podemos más que admitir que el paso de los años había dulcificado el recuerdo del juego original.

Primera pantalla del Abu Simbel Profanation de Amstrad CPC

Tras manejar a un coleta morada que se mueve a una velocidad adecuada, que responde bien a los saltos y permite cierto control en el aire -nadie dijo que los juegos tuvieran que ser realistas, sino divertidos- pasar a controlar al Johnny Jones maldito, cuanto menos, se atraviesa un poco. La velocidad de desplazamiento de ambos juegos están totalmente en las antípodas y, si bien nadie pide un Abu Simbel que pueda terminarse en una tarde, llega a desesperar lo lento que se mueve nuestro protagonista.
En el original las llaves tenían otra forma

Claramente el reto de Abu Simbel Profanation es muy superior al del nivel oculto de Adiós a la Casta. No en vano, el juego original es una entidad propia en sí y a nadie le hubiera hecho gracia terminar un juego en una tarde, mientras que un nivel oculto demasiado difícil y largo le habría quitado gran parte del atractivo al juego completo. El nivel de dificultad de la versión Amstrad ya es inferior comparado al original de ZX Spectrum,  detalle a agradecer visto el demencial nivel de dificultad del original para ordenadores Sinclair, pero sigue siendo un reto importante no apto para cualquiera -salvo con vidas infinitas y snapshots de emulador.

En resumen

No nos queda más que quitarnos el sombrero ante el soberbio homenaje que el equipo de 4MHz ha hecho a uno de los títulos más recordados de Dinamic, tanto por su diseño como por su implementación. Lejos de hacer pesado al título, el nivel oculto de Adiós a la Casta es un soplo de aire fresco muy agradecido en un juego tan largo.

Que no falte la correspondiente ración de humor gamberro

Al romper el diseño del juego y cambiarlo por una ambientación totalmente diferente, evita que podamos caer en la monotonía, máxime cuando la exploración es tan vital y los paseos a lo largo del mapa tan largos para obtener los elementos necesarios para acabar nuestra aventura. Chapeau por 4MHz.

Descarga gratuitamente 'Adios a la Casta: Episodio 2' o adquiere una copia física en la web de 4MHz.

Os dejamos una galería de imágenes del juego. Ojo, puede contener 'spoilers'.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario