25 de octubre de 2016

"RetroWorld está pensado para que cualquier fan del videojuego, los sistemas y los microordenadores clásicos, disfruten en un amplísimo entorno". Entrevista con Adonías

El próximo fin de semana largo (del 28 de octubre al 1 de noviembre), tendrá lugar en IFEMA en el marco de la Madrid Gaming Experience, la primera edición de RetroWorld, un evento retro repleto de actividades, charlas, torneos y una gran exposición de sistemas clásicos y recreativas que no deberías perderte. Hablamos con Juan Carlos (Adonías), para que nos cuente que podemos esperar de esta nueva experiencia en la capital de España.

RetroManiac estará presente en la feria, tanto con un stand dedicado a la revista y en el que podréis esperar varias sorpresas, como a través de una charla sobre la actualidad independiente y homebrew "Neoretro, indie y homebrew, el momento dulce que nos ha tocado vivir", junto a nuestro amigo y colaborador Jesús Relinque (Pedja), quien desgranará los entresijos de la edad de la denominada edad de oro del soft español a través de Génesis, el libro publicado con José Manuel (Spidey) en Héroes de Papel.



¡Hola! Para empezar nos gustaría saber cómo surgió la idea de crear un espacio como RetroWorld en el marco de la Gaming Experience.

Adonías: En realidad, es primeramente una cuestión de costumbre, necesidad, y luego sí, "idea", en el sentido de "inventar" qué queríamos hacer. Me explico, ya organizábamos el espacio retro en Madrid Games Week, con lo que era una derivación lógica que siguiéramos haciéndolo en Madrid Gaming Experience. Por otra parte, necesidad: siempre lo digo, lo retro necesita, DEBE estar ahí. Por el enormísimo grupo de usuarios que tienen los sistemas clásicos y porque como explico cada vez que se presenta una situación como esta, en la que hay un espacio dedicado a la informática clásica y los videojuegos antiguos dentro de una feria más grande, más centrada en la actualidad de la industria del videojuego: somos la pieza del puzle que falta en un "gran espacio" así. Somos MUCHOS quienes usual, u ocasionalmente, utilizamos y gozamos hardware y software clásico.

Para todos esos jugadores y usuarios de sistemas viejunos, que desean (¡deseamos!) conocer las novedades del retro-mundo (avances en la escena, accesorios o nuevos títulos creados para plataformas clásicas, máquinas virtuales o reales inventadas hoy para correr software de ayer, etc) o simplemente quieren darse el gustazo de echar una partida a un juegazo clásico de una forma en como probablemente le será imposible hacerlo de otra forma: en una consola rara o simplemente antigua, recreativa o pinball auténtico, para eso "ideamos" RetroWorld: porque como nuestra frase-declaración de intenciones reza, "todo el retro del mundo estará en RetroWorld". Es un espacio pensado para que cualquier fan fatal u ocasional del videojuego, los sistemas y los microordenadores clásicos, disfruten en un amplísimo entorno, ¡más de 2000 metros cuadrados en RetroWorld 2016, nada menos! los cinco días que dure Madrid Gaming Experience: del 28 al 31 de octubre y el 1 de noviembre.

«Es un espacio pensado para que cualquier fan fatal u ocasional del videojuego, los sistemas y los microordenadores clásicos, disfruten en un amplísimo entorno, ¡más de 2000 metros cuadrados en RetroWorld 2016, nada menos!»

¿Quiénes organizan RetroWorld? ¿Cómo ha sido el proceso de planificación con, aparentemente, tan poco tiempo?

Adonías: Este es, como siempre que afrontamos una tarea de este tipo, un esfuerzo colaborativo, y si un espacio dedicado a la informática clásica y el videojuego antiguo es pieza necesaria de un puzle que parece más centrado en sistemas actuales -según explicaba arriba-, cada pieza del entramado organizativo tiene tanta importancia como cualquiera de las demás; fundamentalmente, porque cada cual se acerca a estos retro-espacios con muy distintas intenciones. Hay quien simplemente busca la zona comercial, porque hay quien acude a las ferias del retro con intención de hacer más grande sus colecciones de bienes clásicos. Y eh, esto es muy respetable; cada cual se acerca a su afición como le da la gana, con las intenciones que quiera. ¡Faltaría más! Como coleccionista de videojuegos y/o de los sistemas que hacen funcionar estos videojuegos, como simplemente jugador que no atesora nada o casi nada, pero le encanta intentar terminarse un título que le encanta en el sistema que le vio nacer: un Spectrum, una recreativa o un pinball, por ejemplo. O como paseante ocasional que, sin un fin concreto o una búsqueda determinada, desea deambular sin rumbo por un retro-ambiente lúdico, comercial y creativo, imposible de encontrar en otra parte.

Con esto os quiero explicar, en definitiva, que cada cual con sus motivaciones, y RetroWorld debe ser capaz de cumplir los deseos, necesidades y motivaciones de cada uno: por eso creemos que la vía es la coexistencia en RetroWorld de espacio dedicado a lo comercial, a lo puramente expositivo, a la escena, al cacharreo, a las charlas, a las presentaciones de producto, etc. Por eso todos y cada uno de los expositores comerciales y no comerciales presentes en RetroWorld son tan importantes tanto para RetroWorld como para el propio visitante y sus deseos, necesidades y motivaciones particulares. 53 espacios, cada uno de 9 metros cuadrados, cubiertos en esta ocasión equilibrando número de expositores comerciales y no comerciales (eso sí os lo decimos: siempre hay que buscar el equilibrio en este -y en cualquier otro- sentido), que se dice pronto. La apuesta por la escena, y en esta ocasión de forma muy marcada -ha sido un poco leitmotiv nuestro en esta edición de RetroWorld- por la prensa, la literatura, y las publicaciones y los libros dedicados a videojuegos y sus consecuencias: mira los medios informativos de un modo u otro, que en la forma de libro, revista digital o impresa, que informan hoy día sobre videojuegos clásicos, la propia escena, los nuevos y pasados retrodesarrollos, que están presentes en el cuadrante de charlas, mesas redondas, presentaciones y ponencias.


La apabullante confluencia de recreativas, pinball y máquinas de juego disponibles a disposición del público visitante, en la zona de RetroWorld dedicada a juego libre; esto no habría sido posible sin la colaboración y sabiduría de Alejandro Blanco "TeHaChEcE" y AUMAP. Ellos son expertos en su campo: las recreativas, los pinball, la ingente colección de máquinas de juego clásicas que estarán en la zona de juego libre, amablemente cedidas y con cariño y sabiduría allí colocadas por ellos mismos harán las delicias del visitante. Ellos son expertos en su campo, insisto, así como lo son todos y cada uno de los expositores comerciales o no comerciales, ponentes o participantes en el sinfín de especialísimas charlas que en RetroWorld hemos preparado. Videojuegos por Alimentos son también parte importantísima de RetroWorld; aprovechamos desde aquí la ocasión para solicitar al visitante su colaboración, trayendo alimentos no perecederos según su maravillosa vía de funcionamiento habitual-.

«Videojuegos por Alimentos son también parte importantísima de RetroWorld; aprovechamos desde aquí la ocasión para solicitar al visitante su colaboración, trayendo alimentos no perecederos según su maravillosa vía de funcionamiento habitual-»

Entonces, respondiendo a vuestra pregunta: ¿quiénes organizan RetroWorld? Muy sencillo. Todos aquellos que, de un modo u otro, han participado en que RetroWorld se convierta en el fabuloso entramado de cultura retro que será, en el espacio -en todas su acepciones y posibilidades- dedicado a la informática clásica y el videojuego antiguo que será. Todo el retro del mundo estará en RetroWorld, y esto será así GRACIAS a cada expositor comercial o no comercial, ponente, colaborador, transportista, amigo que nos hizo tal o cual favor prestándonos tal o cual máquina o ayudándonos a lo que fuera o poniéndonos en contacto con aquella persona y etcétera, que hicieron posible que RetroWorld vaya a tener lugar.

¿Cuál es el objetivo de un evento como este?

Adonías: A la respuesta arriba dada me remito: perseguimos cubrir una necesidad, la de aquellos que por un modo u otro, desean (deseamos) disfrutar de un espacio dedicado al videojuego antiguo y a la informática clásica, y necesitan que existan espacios dedicados para ello. Ese es el objetivo de RetroWorld: cubrir esa necesidad, esas necesidades en ocasiones particulares y diferentes en cada caso, todas y cada una de esas necesidades y querencias, y para eso se ideó RetroWorld. Crear un espacio que sea una reunión de amigos unidos entre sí por una afición común. Es un topicazo, pero ahí va: crear un espacio por y para nosotros, ideado por todos nosotros.

¿Compartir espacio con un mega evento global como la Madrid Gaming Experience es asegurar la supervivencia de los eventos retro, o sigue habiendo espacio para encuentros donde el retro sea el único protagonista?

Adonías: A la vista está que sigue habiendo un montón de reuniones de usuarios unidos por el amor al videojuego clásico y al videojuego antiguo, más o menos grandes, más o menos populares. En ocasiones lo difícil es buscar dónde y cuándo juntarnos, y juntarnos todos los que podamos. En este sentido la Madrid Gaming Experience nos brinda tanto la excusa, así como la razón y el entorno donde hacerlo: como tantos amigos o familiares que se juntan de vez en cuando (por una boda, celebrar las navidades, aniversarios varios...), un evento grande como Madrid Gaming Experience posibilita la existencia de RetroWorld, y por consiguiente, la excusa, razón y entorno donde juntarnos los familiares y amigos unidos por una afición común.

El lugar es impresionante, pero también puede resultar algo intimidatorio para cierto público. ¿Piensas que esto puede ser una desventaja para la evolución del encuentro?

Adonías: No. Todo lo contrario: lo bueno de que exista un espacio-entorno dedicado a algo específico dentro de otro espacio-entorno más grande dedicado a algo más concreto (aparentemente; más de uno se va a llevar una agradabilísima sorpresa), solo puede traer buenas consecuencias para todos; cuánta gente acudirá a RetroWorld específicamente para disfrutar las actividades de RetroWorld, y acabará gozando también muchas otras sorprendentes actividades propuestas por Madrid Gaming Experience (o por espacios-entornos dedicados a algo específico dentro de Madrid Gaming Experience).

Madrid Gaming Experience será un crisol de culturas, de pasiones y de aficiones, un espacio brutal dedicado impenitentemente al entretenimiento y al ocio interactivo en todas su acepciones. RetroWorld, como parte en esta ocasión de ese espacio-entorno más grande, atraerá público a nuestro espacio-entorno y derivará público al resto de espacios-entornos dedicados a algo específico, así como esos espacios-entornos aparentemente ajenos a RetroWorld atraerán público que acabará disfrutando en RetroWorld. Un lugar, un entorno impresionante así ideado, dedicado al entretenimiento y al ocio interactivo en todas sus acepciones como Madrid Gaming Experience solo puede traer buenas consecuencias para todos aquellos que formamos parte de Madrid Gaming Experience. Un matiz; como apuntaba un poco antes, el secreto está en la mesura, en el equilibrio, en la sabia ponderación de los elementos que integran la mezcla; no sirve juntar de cualquier manera manga y retro, por ejemplo. O lo haces bien, o ni visitantes ni participantes se sentirán cómodos, y el éxito de una parte será, sería, podría ser, el fracaso de la otra. Hay que evitar esa sensación de "y estos qué pintan" / "qué pintamos nosotros" aquí. La importancia de la llamada, de la convocatoria, publicitar cada elemento inteligentemente, redundará en el éxito del festival "madre" y de los elementos que lo integran. Y en ese sentido, si nuestro trabajo ha sido equilibrar perfectamente los elementos que integran RetroWorld con tal de asegurar su éxito, podemos dar fe de que los fantásticos elementos dedicados a algo específico que integran Madrid Gaming Experience están equilibradísimos.

«El secreto está en la mesura, en el equilibrio, en la sabia ponderación de los elementos que integran la mezcla; no sirve juntar de cualquier manera manga y retro, por ejemplo. O lo haces bien, o ni visitantes ni participantes se sentirán cómodos»

Cuéntanos algo sobre el programa, ¡algunos de los invitados que van a estar ese largo fin de semana son muy conocidos por la comunidad retro!

Adonías: Buáh, estoy orgullosísimo de esta parte; lo mejorcito de la comunidad retro, menos quienes no han podido venir por distintas circunstancias, estarán en RetroWorld. Como ponentes, expositores, como participantes en modo alguno, como sea; si como decía arriba estos retro-festivales son reuniones de amigos, menudos amigos vendrán en esta ocasión. Me fastidiaría mencionar a alguno y que otro sintiera por no mencionarle que se le hace de menos, así que al programa de charlas (y mapa de expositores de RetroWorld) adjunto y a la breve explicación de cada charla me remito. Y las sorpresas que no se mencionan, me las guardo. Si no, no serían sorpresas... ¡Esperad lo mejor de RetroWorld!

¿Qué planes de futuro podemos esperar de RetroWorld? ¿Se convertirá en una cita anual para amantes de los sistemas clásicos?

Adonías: Pensad una cosa: RetroWorld 2016 es la presentación al mundo de RetroWorld. La intención, y esto no es un anuncio hecho a la ligera, sino una futura realidad ya hablada y pactada entre partes, RetroWorld se convertirá si por bien es en cita periódica ineludible para los amantes de la informática clásica y el videojuego antiguo. Esperad un RetroWorld 2017 como retro-feria independiente, y también como parte de otra feria más grande. Como mínimo. Por el momento, acudid a Madrid Gaming Experience 2016, y disfrutad de RetroWorld 2016. ¿El futuro? En breve lo conoceréis.

RetroWorld se celebra del 28 de octubre y hasta el 1 de noviembre en el pabellón 12 de IFEMA, en Madrid en el marco del Madrid Gaming Experience. Muy pronto tendremos más información acerca del programa del evento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario