24 de octubre de 2016

Primeras impresiones con 'Imperial Mahjong', un nuevo alarde técnico de Cargosoft

La gente de Cargosoft tiene a sus espaldas algunos de los desarrollos más espectaculares que han visitado los circuitos de la serie Amstrad CPC en los últimos años. Los usuarios de la máquina interesados en las nuevas creaciones que hayan seguido el mundillo en los últimos años, recordaran el impresionante 'Orion Prime'. Tras un tiempo de parón, Cargosoft vuelve al ataque con un juego de mecánica más simple pero que, como veremos, vuelve nuevamente a explotar a base de bien los circuitos gráficos de la serie CPC.
Lo que quizás nos llamará primero la atención es la temática elegida para el juego. A primera vista, 'Imperial Majhong' se aleja de lo que podríamos considerar una superproducción -como lo fue 'Orion Prime'-, pero una vez puesto en marcha entendemos perfectamente la decisión tomada por sus autores. No en vano, las fichas de Mahjong, un popular juego en oriente que ha llegado a Occidente principalmente en forma de solitario, contienen diferentes letras y símbolos del alfabeto chino. Por lo tanto, vamos a necesitar una máquina con una resolución de pantalla decente si queremos que distinguir las diferentes formas de las fichas no sea un suplicio.

La pantalla de carga: espectacular

El concepto de "resolución de pantalla decente" choca en la serie CPC con el afamado colorido de la máquina. No en vano el Mode 0, que es el que permite un mayor uso de colores diferentes, es conocido coloquialmente en el mundillo por los ladrillo píxeles. Tenemos la opción del Mode 1, pero este modo, teóricamente, está limitado a cuatro colores por pantalla. Es aquí donde la gente de Cargosoft, haciendo uso de diferentes trucos de programación, se saca de la manga dos nuevos modos gráficos, más agresivo en el consumo de memoria pero que, a cambio, permite llegar hasta los 320x200 con 16 colores en lugar de cuatro y 640x200 con cuatro colores en lugar de dos.

Un tablero lleno de detalles

Gracias a estos nuevos modos gráficos, podemos apreciar como 'Imperial Mahjong' mantiene un nivel de definición bastante decente sin sacrificar el colorido, a niveles muy pocas veces alcanzados en un Amstrad CPC y prácticamente inédito en juegos. Los símbolos de las fichas se diferencian perfectamente, y no supone ningún suplicio pasar nuestra vista por encima de las fichas localizando aquella que buscamos.

El juego trae un tutorial que nos enseña a jugar

El objetivo en este solitario es simple: tenemos que ir despejando el tablero de fichas, eliminando parejas de fichas iguales que reúnan una condición: que no tengan otra ficha a su izquierda o a su derecha. En 'Imperial Mahjong' vamos a encontrar diferentes tipos de solitarios, cada cual con su nivel de complejidad, y en opciones podemos elegir incluso que la máquina nos elija uno al azar. Una vez seleccionado el solitario que queremos atacar, la animación de una vela consumiéndose nos indica el proceso de carga del juego.

Poco a poco vamos descubriendo más fichas

Nos desplazamos por la pantalla con un puntero de ratón controlado por los cursores, puntero que se mueve con perfecta fluidez y que no ralentiza para nada el juego. Con la tecla de espacio seleccionamos la pareja de fichas que queremos eliminar, encargándose el juego de no dejarte realizar una selección ilegal - si intentamos seleccionar una ficha de juego que no se puede eliminar, el juego no nos deja. En el caso de que seleccionemos como segunda ficha una que no coincida con la primera, el juego procederá a resaltar esta segunda ficha como inicio de una nueva pareja, eliminando la selección que hicimos en primer lugar. Cuando realizamos un emparejamiento correcto, una animación hará desvanecerse ambas fichas.

Esto pinta bien. Un momento, ¿qué hay ahí debajo?

En caso de necesitar ayuda o querer acceder a las opciones del juego, basta con pulsar la tecla de escape. Allí encontraremos un pequeño menú de opciones donde, entre otras posibilidades, podemos acceder a un pequeño tutorial que nos explica cómo jugar. También podemos seleccionar un nuevo solitario e incluso podemos activar, desactivar o cambiar la música de fondo, opción más que interesante si, como un servidor, preferís elegir una música diferente de las que vienen incluidas por defecto en el juego para concentrarnos.

¡Es un dragón!

A medida que vamos eliminando fichas del juego vamos descubriendo una espectacular imagen de fondo. Los solitarios suelen tener varios niveles de fichas, por lo que hay que tener cuidado de ir eliminando las fichas que se encuentran en niveles superiores para poder desbloquear y acceder a las fichas que se encuentran debajo. El efecto de relieve está perfectamente conseguido, por lo que no cuesta mucho trabajo darnos cuenta de qué fichas están a una altura diferente y podría ser interesante eliminar para acceder a las que se encuentran debajo. Una vez logrado nuestro objetivo podemos deleitarnos con la imagen de fondo en todo su esplendor, normalmente acompañada de un provervio oriental que acompaña al mensaje de victoria.

El resultado es aún más espectacular en máquinas físicas

Tras dedicarle unas cuantas partidas, 'Imperial Mahjong' nos ha sorprendido con esos pequeños alardes gráficos que hacen del juego un espectaculo visual raramente visto en un Amstrad CPC más allá de la demoescena. Y los gráficos lucen aún mucho mejor en una máquina original, ya que los trucos de programación que emplean pierden vistosidad en la pantalla de un emulador, siendo más espectaculares en el monitor CRT del Amstrad. Se está aproximando una nueva hornada de juegos, como este 'Imperial Mahjong' o el también asombroso 'Pinball Dreams' del Batman Group, dispuestos a hacer saltar por los aires lo que conocíamos de la máquina a nivel gráfico. Si además te gustan los solitarios, 'Imperial Mahjong' es el pasatiempo perfecto para estas tardes de invierno que se aproximan.


Más información y descargas en cpcscene.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada