20 de octubre de 2016

Mega Drive Legends, un libro imprescindible para "megadrivers" y amantes del retro por igual

La nueva editorial Game Press, orientada, según su nombre sugiere, a contenidos relacionados con los videojuegos, abre su catálogo por todo lo alto con Mega Drive Legends, un libro dedicado a la 16 bits de Sega cuya calidad ha resultado tan sorprendente como lo fue su misma aparición en el radar, hace apenas un par de meses.


Si bien el retro sigue en alza y la nostalgia de los más talluditos está resultando un valor seguro a la hora de lanzar productos a un mercado que parece acercarse, poco a poco, a la saturación, comenzar una andadura empresarial requiere en cualquier caso de pulso firme. Mega Drive Legends se alza en tarjeta de presentación de lujo para la nueva editorial Game Press, firmado por un elenco de lujo, que incluye nombres propios tan reconocibles como José Antonio Moreno (Evil Ryu), Raúl Montón (The Punisher), Fran_Friki, o el propio Jose Ángel Ciudad (Real Yagami), cabeza visible de la iniciativa. Autores todos de reconocido bagaje, solvencia y, si me permiten el término, megadriverez, vuelcan en los textos contenidos en este libro todo su conocimiento, que sin duda atesoran, pero sobretodo su buen hacer, fruto de años de experiencia en el medio escrito.



Metidos ya en harina, y con el libro en las manos, lo primero que llama la atención es la impresionante calidad de su "construcción". Se ha optado por la tapa dura (tan gruesa que es casi mullida) y una calidad del papel también sobresaliente. A diferencia de lo que es habitual, el tamaño escogido es un A4 completo, lo que sumado a todo lo anterior resulta en un libro que impresiona con su mera presencia. El simple acto de cogerlo ya supone una promesa que, spoiler alert, cumple con creces. La editorial tiene que haber hecho un esfuerzo importante para armar un libro de esta calidad y empaque, y mantener un precio comparativamente bajo.

«El simple acto de cogerlo ya supone una promesa que, spoiler alert, cumple con creces»

La increíble portada que nos da la bienvenida a esta obra es de Dani "Vandrell", y homenajea a lo bueno y mejor entre esos personajes que hicieron nuestras delicias al compartir sus aventuras en nuestras Mega Drive. Separar e identificar a los protagonistas de esta tremenda ilustración se convierte, casi, en un metajuego para un libro que lleva el uso de los términos referentes a la consola y sus juegos hasta las últimas consecuencias, con divertidos paralelismos como "16-BIT BOOK", o "Mega Drive Legends tiene Blast Reading", en referencia al elemento de marketing utilizado en la época que indicaba que Mega Drive tiene "Blast Processing". Aunque la guinda al pastel la pone el sensacional punto de libro regalado con la edición especial que, al ser situado en el libro, completa la experiencia "juego de Mega Drive" al agregar la pieza que estos tenían en su parte superior para poder ser colgados en los comercios. Brillante.



Cabe reseñar el excelente diseño exterior del libro que, de portada a contraportada, simula la caja de un juego de Mega Drive, incluyendo no sólo la carátula sino que incluso se han permitido crear unas ilustraciones para el interior de la portada y contraportada que reproducen el interior de dichas cajas, con el manual de instrucciones en un lado y el propio cartucho en el otro. Un detalle genial a todas luces. A nivel de diseño de contenidos, la maqueta es reminiscente de la estética de los 90, a través del uso de formas geométricas y colores básicos, muy saturados, así como del estilo de las revistas especializadas de la época, lo que resulta en un doble baño de nostalgia como capa final de cera sobre unos contenidos que realmente no necesitan de maquillaje alguno para reclamar la atención del lector.



La distribución de los contenidos está bien medida. Las primeras 30 páginas están dedicadas a la consola y a SEGA, pudiendo encontrar entre otros datos las especificaciones técnicas de la máquina; un listado de los diferentes modelos fabricados de Mega Drive / Genesis, según la región; la historia de la creación de la bestia negra, su ascensión al panteón de las consolas y subsiguiente caída al infierno de las malas decisiones estratégicas; o un interesante vistazo a los procesos internos de creación de los cartuchos o el día a día en SEGA España. 7 páginas más, ubicadas al final del libro, complementan estas secciones. En este tramo final se visitan brevemente algunas de las figuras principales de SEGA, relacionadas con Mega Drive, y se incluye una interesante entrevista al ínclito Paco Pastor, cofundador de ERBE y presidente de SEGA España de 1991 a 1993, como broche de oro. Dicha entrevista, si bien resulta algo breve, ofrece una siempre bienvenida perspectiva interior y personal sobre el momento dulce que vivió SEGA en los 90, y la mucho más amarga espiral descendente que acabó con la salida de SEGA del mercado del hardware.




Podría decirse que toda esta parte final es algo somera en los contenidos presentados. La sección "Figuras de Leyenda" enumera algunas de las personas que de un modo u otro fueron críticas para el éxito de Mega Drive, pero en tan sólo 2 cortos párrafos, el vistazo a sus carreras o logros apenas alcanza a ser superficial. Y una pequeña sección, de una sola página en realidad, "Los No Olvidados", es casi cebo de secuela, mostrando un mosaico de juegos que quisieron pero no pudieron formar parte de "Mega Drive Legends" - en el que me ha sorprendido y alegrado a partes iguales encontrar uno de mis juegos favoritos (y habitual "olvidado"), 'Buck Rogers - Countdown to Doomsday'. Ojalá estén, efectivamente, apuntando la posibilidad de un Volumen 2 que, francamente, sería de lo más bienvenido.

«Cabe reseñar el excelente diseño exterior del libro que, de portada a contraportda, simula la caja de un juego de Mega Drive»

El grueso del libro, las 154 páginas restantes, están dedicadas al análisis de aquellos que han sido considerados como los juegos más representativos y emblemáticos de la bestia negra de SEGA. A diferencia de libros recientes, como 'Enciclopedia Homebrew' o 'Génesis', se dedica una página entera a cada juego. En este espacio podremos encontrar un análisis y comentario sobre el juego, así como los pormenores técnicos del mismo, las carátulas utilizadas en cada región o una columna, "Bonus Stage", con curiosidades. El nivel de detalle y adherencia al material de origen es tal que usan los iconos de descripción de género ("Action", "Racing", "Shoot'em Up"...) presentes en las cajas de los juegos de Mega Drive en Japón para coronar cada una de las páginas. Y no contentos con ello, cada uno de los iconos tiene un color diferente, y dicho color se utiliza para maquetar la página correspondiente: si el juego es un "Shoot'em Up", el icono es de color naranja, y naranja serán los elementos que conforman la página.

Por más que el acceso a estos juegos es, a día de hoy (y desde hace tiempo) tan simple como abrir un navegador, cargar un buscador, introducir un nombre y escoger entre los repositorios digitales que lo ofrecen en descarga (legalidades aparte), como en otros ámbitos de nuestra sociedad, la masificación conduce a la saturación, y al final puede resultar difícil separar el grano de la paja. La selección de 154 juegos alzados al Olimpo de Mega Drive incluye algunos títulos obvios, imprescindibles en acto tanto como en renombre: de 'Sonic' a 'Shinobi', pasando por 'Streets of Rage', 'Golden Axe' o 'Gunstar Heroes'. Adecuada y justamente denominados "clásicos". Pero a la vez sirve para poner en el candelero títulos tal vez no tan conocidos; joyas tan buenas como (o mejores que, tal vez) algunos de los nombres más representativos de la consola, que por un motivo u otro, desde un pobre marketing a no haber alcanzado distribución fuera de su región de origen, volaron bajo el radar. 'Eliminate Down', 'Twinkle Tale' o 'Panorama Cotton' son sólo tres ejemplos de juegos que tal vez vivan una segunda juventud, y alcancen merecida fama, gracias al trabajo de los autores de Mega Drive Legends.

Para redondear la tremenda cantidad de información incluida en cada una de las páginas de este libro, y alcanzando una nueva dimensión de "cross-media" a través de un simplemente brillante uso de la tecnología, a lo largo y ancho de Mega Drive Legends encontraremos una serie de códigos QR que, escaneados, nos conducirán a contenidos audiovisuales referenciados en las páginas en cuestión: de anuncios televisivos de la época a cortes de audio de la banda sonora de los juegos descritos. Sin ser novedoso, sigue resultando interesante ver como el medio editorial se adapta a los tiempos que corren, aprovechando la tecnología para ofrecer un mayor valor a sus contenidos, así como un elemento diferencial

«Ver la aparente poca atención que se ha prestado a esta dimensión de los textos, en un libro que exuda amor por su sujeto por los cuatro costados, resulta difícil de entender»

La calidad de redacción es, en términos generales, excelente. Algunos de los autores alcanzan un gran nivel en la forma tanto como en el contenido, firmando unos textos altamente evocativos que no se limitan a robóticamente contarnos lo bueno que es un juego concreto, acercamiento que podría traducirse en un conjunto árido; superfluo, incluso, pues conocemos sobradamente las bondades de la mayoría de esos títulos. Muestran auténtico amor por su material, y eso marca toda la diferencia. No hay duda de que estos muchachos tienen tablas, lo que pone aún más de manifiesto el que percibo como mayor problema del libro y, a título personal, hace bajar muchos enteros al conjunto: la revisión de los textos.

Ebrio de contenidos de calidad... ¡Veo doble!

Un lector mínimamente exigente, y es fácil ser exigente con un libro que atesora tal calidad en todas sus facetas, no podrá dejar de notar la cantidad de erratas, errores gramaticales y faltas de ortografía que se pueden encontrar entre estas bellas portadas. Por más que cabe esperar en cualquier primera edición que haya algún problema en esta línea, y concretamente Mega Drive Legends ha cargado desde su mismo lanzamiento con una muy sonada errata (la ya "infame" página 34 - un texto referente a un juego en el cuerpo de la página dedicada a otro juego), como uno de los principales responsables de la revisión de contenidos aquí, en RetroManiac, la injustificable cantidad de erratas y errores ortográficos y gramaticales hace que me rechinen los dientes. Ver la aparente poca atención que se ha prestado a esta dimensión de los textos, en un libro que exuda amor por su sujeto por los cuatro costados, resulta difícil de entender, y quizás puede tratar de justificarse bajo el prisma de algún tipo de decisión de marketing o las prisas por salir al mercado tras algún retraso previo. Una cuestión de grados, tal vez, magnificada sin duda por mi "deformación profesional"; pero también resulta ser el aspecto más negativo a reseñar.



Del mismo modo, cabe decir que los autores y la editorial han sabido saltar al ruedo y coger al toro por los cuernos, con una serie de elementos agregados a los libros enviados tras el descubrimiento de la errata. Estos toman la forma de una estupenda doble ilustración de Dani "Vandrell" y una nueva página 34, cortada a medida, que puede insertarse en el libro para, de un simpático modo, hacer borrón y cuenta nueva. Un esfuerzo logístico y económico que no debe ser obviado, pues sin duda tendrá un impacto muy específico en los beneficios generados por el libro, lo que hace aún más de agradecer el empeño (y más fácil perdonar el error).

Mega Drive Legends supone un antes y un después en términos de valores de producción y amor incondicional por el sujeto tratado, elevando claramente el listón para futuros lanzamientos, propios y ajenos, por más que la calidad del trabajo de revisión de los textos haya dejado mucho que desear en un esfuerzo editorial de esta magnitud en el resto de sus facetas. Lo que resta, por supuesto, pero no tanto como para no recomendar encarecidamente hacerse con este libro y apoyar otra iniciativa literaria que se suma a la reciente génesis (pun intended) de un género que durante muchos años hemos echado en falta en este país.

Gracias a @Meme_Stewart por las fotos

3 comentarios:

  1. Según he ido viendo por ahí en videos y reportajes,en un libro dedicado a Megadrive,no puedes condensar la historia de la máquina en tan poco espacio.Desde mi punto de vista,deberían haber quitado espacio en los juegos y meter mas historia,que ya de por sí,daría para un libro entero.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días!

      En parte es cierto, pero el libro se titula "Mega Drive Legends", de modo que asumo que sus contenidos están orientados a los juegos de la máquina. Hasta cierto punto, pues, las secciones previas y posteriores a las 154 páginas ocupadas por los mismos son "accesorias" o complementarias a este enfoque.

      Por otro lado, ya existen otros libros que presentan de una forma mucho más extensa y profunda la historia de SEGA, incluyendo el importantísimo capítulo que para ellos supuso Mega Drive/Genesis, así que quizás no quisieron adentrarse en territorio ya explorado. Eso no quita que, tratándose de en un libro de esta calidad, cabe desear que fuera aún más extenso :)

      Gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  2. ojala pronto editen otros libros

    ResponderEliminar