4 de octubre de 2016

Impresiones con Mother Russia Bleeds - Ensalada de tortas con tintes clásicos

Los beat’em up no son un género sencillo. Pásate con la dificultad y tendrás un arcade de los de sacarte los cuartos sólo aptos para los más pacientes y habilidosos. No innoves y te tildarán de continuista atrapado en el pasado. Final Fight o Streets of Rage lo tuvieron más fácil en su momento, pero ahora llega Le Cartel e intenta darle una vuelta de tuerca a este sobado género.



Posiblemente por estos motivos el estudio independiente francés Le Cartel se haya ido por la tangente, y detrás de su planteamiento del ‘reparte tortas’ callejero habitual, esconde un juego repleto de violencia, una ambientación exquisita y la posibilidad de compartir partida con hasta tres amigos, algo que en cualquier caso hay que agradecer. Devolver Digital se apunta al estilo y se encarga de publicar en las diferentes plataformas de distribución digital el juego.



Vestido con unas ropas pixeladas algo ajadas pero muy atractivas, lo primero que llama la atención de Mother Russia Bleeds es su apartado audiovisual. Similar a otras creaciones del círculo independiente como Hotline Miami, los personajes y enemigos del juego poseen cierta personalidad en armonía con unos fondos de escenarios y situaciones suficientemente variadas y trabajadas como para no aburrir al jugador. El estilo visceral y sin tapujos puede que no sea del agrado de todos, pero es cierto convenir que los artistas pretendían conseguir un resultado especial, y lo han conseguido, sin duda.



La historia nos sitúa en una Rusia alternativa en la que la droga Nekro domina la mente de la sociedad consiguiendo que prácticamente sean siervos del corrupto gobierno. Nuestros protas fueron cobayas de esta droga pero conseguimos escapar y lo único que quieren es... ¡venganza! El guión no da para mucho, pero precisamente esa simpleza que roza el ridículo es la que buscamos al ponernos a los mandos de un juego así, de hecho, es probable que ‘sobren’ esos diálogos a base de bocadillos tipo comic que de vez en cuando salpican la acción.



Tras un breve tutorial que sirve tanto de introducción como para aprender los movimientos básicos, vienen los puñetazos, patadas, agarres, movimientos especiales y el uso de las jeringas de Nekro, que nos permite actuar casi de manera sobrenatural. Su administración táctica será esencial si queremos sobrevivir, sobre todo a medida que la dificultad crece sin mesura y oleadas interminables de enemigos nos acosan con cada paso que demos -quizás lo peor del juego en el último tercio-.



Por lo demás, técnicamente convincente, divertido en multijugador y evidentemente transgresor a lo largo de sus 8 niveles. Controles correctos, enfrentamientos contra bosses originales, cuatro personajes diferentes con sus características y un modo ‘Survival’ extra, completan un juego notable, que aunque no carece de los problemas inherentes del género, supone un esfuerzo más que destacable por que no quede en el olvido.

Visita la web oficial para más información

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada