2 de septiembre de 2016

"From Bedrooms to Billions: The Amiga Years!", una película documental para no perderse

Tras habernos dejado algo fríos con 'From Bedrooms to Billions', su primera película documental basada en los microordenadores, los hermanos Caulfield contraatacaron hace un tiempo con una nueva campaña de crowdfunding con la intención de producir otra película de referencia; en este caso, centrada en el popular Amiga de Commodore. Gracias a FunStock nos hemos hecho con una copia digital y tras su visionado no podemos más que recomendarla, aunque con ciertos matices.



Como el propio nombre de la película indica, el film centra sus dos horas y media en el Amiga, un ordenador que cambió el concepto de computadora personal allá por mediados de los 80 y que ha sobrevivido hasta nuestros días, aunque se haya ido transformando de alguna manera. Los Caulfield, sabedores del interés y la gran comunidad seguidora del ordenador, sus diferentes modelos y la propia marca de Commodore, decidieron embarcarse en una campaña de recogida de fondos para poder financiar el rodaje y producción del documental. Este detalle no carece de importancia, y es que se presupone que se ha conseguido sacar adelante gracias al interés de los entusiastas del Amiga, que esperan ver reflejadas sus ansias nostálgicas y curiosidades en el vídeo.

Los recuerdos en primera persona son muy valiosos

Para conseguirlo, nada mejor que contar con un buen puñado de los artífices del proceso de creación del hardware, algunos conocidos desarrolladores de videojuegos o destacados miembros de la demoescena. No en vano, más o menos la primera mitad de la película está dedicada a toda aquella locura que se vivió cuando se formaron los primeros grupos de ingenieros, comandados por Jay Miner, con la intención de crear un ordenador sobre el Motorola 68000 capaz de eclipsar al resto de ordenadores con arquitectura 16 bit que pululaban por el mercado o cuya salida se vislumbraba en el horizonte, como fue el caso del 'archienemigo' Atari ST.

Una foto de familia fantástica, incluyendo al perro de Miner, Mitchy

Multitud de historias contadas en primera persona por gente como Dave Needle, Glen Keller o Dale Luck, se mezclan con fotografías y vídeos de la época que narran de manera notable todo aquello que fue aconteciendo hasta que tuvieron listos los primeros prototipos. Desde los problemas con piezas que no llegaban, hasta las tiranteces dentro del equipo debido a la gran presión a la que estaban continuamente sometidos, salpicados con el buen ambiente que por lo general reinaba entre ellos gracias a un interés común, una forma de ver la vida muy similar, y la seguridad de que lo que estaban concibiendo era algo realmente revolucionario.

Imágenes de archivo del proceso de creación del hardware

Mítico pantallazo del Workbench

Impagables son algunas anécdotas contadas por estos mismos protagonistas, quizás algunos de los mejores aspectos del film, toda vez no son demasiado desconocidos, pero no es lo mismo leerlo que comprobar como RJ Mical -posiblemente sus intervenciones sean de lo mejor del documental- nos cuenta alguna de estas historias, tan curiosas como extravagantes. Como durante la presentación en sociedad del Amiga 1000, cuando el equipo de marketing contó con el artista Andy Warholl para hacer una demostración de las posibilidades gráficas del aparato. Antes de dicha presentación, los ingenieros le mostraron a Andy lo que podía y no podía hacer con el programa de dibujo que habían preparado, y en especial evitar el uso de la herramienta de relleno ya que corrompía el programa el 90% de las veces. Al comenzar la presentación, lo primero que hizo Warholl fue precisamente llenar la pantalla con dicha herramienta mientras sudores fríos recorrían las columnas vertebrales de los ingenieros presentes. ¡Afortunadamente todo fue bien!

El hardware original es muy robusto

Aquella presentación con Warholl y Debbie Harry fue todo un pelotazo

No faltarán tampoco las intervenciones de creadores de videojuegos muy influyentes de la época, como Andrew Morris (Magnetic Fields), Eric Chahi (Another World), Stoo Cambridge (Sensible Soccer), o Chris Huelsbeck (músico de Factor 5). El carismático Trip Hawkins, con su moreno imposible, también hace acto de presencia, proporcionando el interesante punto de vista de una empresa consolidada y enorme que atrajo a un gran número de usuarios diferentes al típico jugón con programas como el exitoso Deluxe Paint.

Artistas como Huelsbeck aportan un punto de vista diferente

La cinta cuenta con la intervención de cantidad de diseñadores de videojuegos

Quizás es a partir de este momento cuando la cinta flojea un tanto en términos de contenidos. La segunda mitad está dedicada precisamente a todos esos creativos que hicieron buen uso de las especificaciones hardware que Amiga les proporcionaba. Sin embargo, lejos de profundizar o de aportar algunos datos significativos, la mayoría de las declaraciones se reducen a contar lo genial que era la máquina, las producciones tan espectaculares que podían crear en el Amiga, y, en definitiva, a repetir una y otra vez lo buenos que les parecieron, sobre todo el Amiga 500 y el 1200, los sistemas donde se concentraron la mayor parte de la base jugona en el ordenador. Nada malo en ello, pero quizás un poco cansino y sin demasiada 'chicha'.

La composición musical en Amiga también fue muy prolífica

También hay espacio para la demoescena y la escena pirata, ambas muy significativas a pesar de las connotaciones de la segunda. Pero por desgracia los creadores de la película no profundizan demasiado en las raíces de ambos contextos. Una lástima, sobre todo teniendo en cuenta la importancia que tuvo (y tiene) la demoescena en la creación artística y en el aprovechamiento de un hardware teóricamente más limitado de lo que aparenta sobre el papel. El somero repaso sabe a poco, y da la sensación de que el montaje corre contrarreloj deseando llegar hasta un final algo atropellado.

Shadow of the Beast, todo un buque insignia del ordenador

Kick Off trata de revivir en la actualidad

Con todo, las dos horas y media de documental son llevaderas, muy interesantes y valiosas en tanto en cuanto podemos disfrutar de las declaraciones de primera mano de muchos de los involucrados a todos los niveles en esa maravillosa máquina que es el Amiga. Es cierto que el resultado podría haber sido más redondo pero la cantidad de vídeos a modo de extras (una media hora más), y los otros 150 minutos extra de los que consta la edición especial, seguro que satisfacen a la mayoría de amantes del ordenador o de la informática más o menos retro.



Por último no podemos dejar de comentar que la película principal incluye subtítulos en varios idiomas, entre los que se incluye el español -no así los extras, o al menos no los hemos podido activar en la edición digital a la que hemos tenido acceso-, y que la calidad del vídeo y el sonido son más que notables, incluso para aquellos fragmentos de vídeos en baja calidad originales de los 80 que han sido incorporados en el film. Bastante recomendable.

En septiembre aparecen las versiones en disco del documental

Más info y contenidos de las diferentes versiones en disco DVD y Blu-ray aquí y aquí
Visita la web oficial de la película
Versión digital cedida por Funstock.co.uk
Lee nuestro especial sobre el Amiga en el número 10 de RetroManiac

No hay comentarios:

Publicar un comentario