27 de septiembre de 2016

DMCA no es un grupo de rap - la ¿defensa? de Nintendo a sus propiedades intelectuales

Que las grandes compañías de la industria del videojuego, especialmente en Japón, son protectoras con sus propiedades intelectuales es algo sobradamente conocido, comprensible y aceptado. Pero cuando el proteccionismo roza la paranoia, ¿puede dejar de ser justificable?

A lo largo de los años hemos ido viendo como diversos y variopintos proyectos de mayor o menor calado, fundamentados en personajes creados por las grandes compañías (sus tan fríamente denominadas "propiedades intelectuales"), aparecían en el panorama más indie, antes de que ese término quedara por completo vacío de significado y pasase a englobarse dentro del actualmente denominado "homebrew". Proyectos generalmente nacidos de la pasión de sus creadores por unas franquicias o personajes con las que tienen una relación muy especial. Pasión con la que, probablemente, todos los que pasamos ratos por aquí podemos empatizar.

"Tiene usted 10 segundos para obedecer", dice el ED-209... err, Nintendo al autor de AM2R 

Como anunciamos aquí, en RetroManiac, recientemente se completó y publicóAnother Metroid 2 Remake’ (también conocido como ‘AM2R’), un remake del clásico ‘Metroid 2’ para Game Boy, remozado con un aspecto gráfico equiparable al del enorme ‘Super Metroid’ de Super Nintendo. Un proyecto de 10 años que apenas vio la luz fue devuelto a las tinieblas a golpe de DMCA (Digital Millennium Copyright Act) por parte de Nintendo. La misma suerte sufrió ‘Pokémon Uranium Version’, poco más de una semana después de ser lanzado tras 9 años de desarrollo; semana en la que logró alcanzar más de 1 millón y medio de descargas. De este último no queda ni el acceso a la web. “Uso lícito” o “trabajo derivativo” no son términos que arruguen a los abogados de Nintendo - es su propiedad intelectual y, como tal, están en su derecho de defenderla, aún cuando estén cargando contra juegos hechos por y para fans, sin ánimo de lucro.

Radioactivo, ha resultado ser este proyecto... Es lo que tiene el Uranio

Y es igualmente cierto que quizás no siempre es el caso. Algunos de estos juegos cruzan la línea y son utilizados, directa o indirectamente, para generar beneficio económico. ¿Es lícito? No, a todas luces no lo es. El plagio y el abuso del trabajo realizado por otros debe ser cortado de raíz. Esta situación es exactamente la que se supone que se estaba dando en Game Jolt con gran cantidad de juegos basados en los personajes de Nintendo - según informan desde la propia web, recibieron DMCAs en referencia a 562 juegos, cuya lista puede consultarse en este enlace.

"Y es igualmente cierto que quizás no siempre es el caso. Algunos de estos juegos cruzan la línea y son utilizados, directa o indirectamente, para generar beneficio económico. ¿Es lícito?"

En el uso de la ley, y específicamente las takedown notice (“Notificación de cese o eliminación”), se criminaliza al creador del contenido que se quiere quitar de en medio. Algunas webs especializadas en ‘takedowns’ utilizan directamente el término “ladrones de contenido” para referirse a los destinatarios de las notificaciones. Esa es la actitud mostrada por Nintendo. A estas alturas, no resulta fácil llegar a saber cuántos de los juegos eliminados por Game Jolt tenían un precio asociado; consultadas varias de las webs en diversas cachés de Internet, como Google cache, escogidas al azar, ha ¿coincidido? que la descarga de todos los títulos revisados era ofrecida gratuitamente.

Así pues, se plantea la pregunta: ¿dónde está la línea que separa el plagio del homenaje? ¿El uso lícito del abuso? ¿Por qué no hay ningún problema cuando alguien crea fan art usando cualquier tipo de "propiedad intelectual" como inspiración? ¿Cuál es la diferencia cuando una banda versiona la canción de otro grupo y la sube a su canal en YouTube? ¿Por qué cuesta tanto a las grandes compañías aceptar los fan games como una muestra del cariño a unos juegos que en muchos casos supusieron una parte muy importante de las infancias de aquellos que luego han invertido semanas, meses o años creando dichos homenajes? Homenajes a juegos que probablemente fueron el motivo original por el que se iniciaron en los entresijos del desarrollo de videojuegos.

Tremendo elenco para un factor de diversión exponencial. Sega no lo vio así

Hemos visto casos similares y sonados como el de ‘Streets of Rage Remake’, un fan game que amalgamó las 3 entregas para Mega Drive del célebre beat'em up, junto a una prodigiosa dosis de contenido original, y lo puso a disposición del resto de fans de la franquicia tras 8 años de desarrollo, en 2011. Pueden contarse con los dedos de la mano los días que duró en línea antes de que Sega cargase con todo su músculo legal contra “Bomber Link”, el autor; ¿curiosamente? poco antes de lanzar una versión de Streets of Rage 2 para dispositivos móviles. Pero hacer desaparecer contenidos digitales de Internet, por supuesto, no resulta nunca tan sencillo, y no hace falta invertir demasiado tiempo para encontrar opciones de descarga del juego, que incluso ha continuado siendo mantenido por la comunidad, que lo parcheó a la versión 5.0a e hizo conversiones para Xbox, GP2X y OSX.

Una tercera pregunta que cabe hacerse en un caso como éste, con todo el cariño por los desarrolladores: ¿en qué puñetas estaban pensando? ¿Qué les hizo pensar, viendo las acciones que ésta y otras compañías han llevado a cabo a lo largo de los años que han durado algunos de estos proyectos, que el destino de su criatura sería en algún modo distinto del de desarrollos similares? Para esta pregunta sí creo tener una respuesta: pasión. Pasión que a menudo sólo vemos en proyectos de fans, por fans, para fans. La pasión que nos hace perder el mundo de vista, olvidar el sentido común, y lanzarnos a pecho descubierto contra ese obstáculo inamovible. Y eso, señoras y señores de Nintendo, es el principal motivo por el que valdría la pena olvidar la justa legalidad por un momento y tratar de entablar un sano diálogo: la pasión que derrochan estos desarrollos, vivo símil de la pasión que derrochan sus desarrolladores, y que podría ser un poderoso revitalizador en el aparentemente estéril entorno corporativo.


Buscad las 7 diferencias. Esperemos que en Nintendo las hayan encontrado. Y apreciado

En contrapartida, algunos de estos desarrolladores parecían estar preparados para lo que se les venía encima. El caso que colma el vaso se presenta en el DMCA enviado a los autores de ‘No Mario’s Sky’, un mashup entre ‘No Man’s Sky’ y las conocidísimas mecánicas y estructuras que caracterizan los juegos de Mario, que se desarrolló en 72 horas para la más reciente Ludum Dare. Indiferentes al hecho de que se trata de un trabajo derivativo, e incluso hay quien lo caracteriza como parodia, la maquinaria legal de Nintendo arrolló a un título que cometió el pecado de hacerse popular. meras horas después de la finalización de la jam. Los desarrolladores, habiendo visto las orejas al lobo, estaba trabajando ya en una versión alternativa de los contenidos susceptibles de enojar a los de Mario, Zelda y cía. El resultado es que el juego fue subido de nuevo, poco después de haber sido apartado de vista, despojado de fontaneros italianos y princesas melocotónicas, y rebautizado como ‘DMCA’s Sky’. Veremos. pues, quién ríe último.

"El resultado es que el juego fue subido de nuevo, poco después de haber sido apartado de vista, despojado de fontaneros italianos y princesas melocotónicas, y rebautizado como 'DMCA’s Sky'. Veremos. pues, quién ríe último"

¿Es lícito el comportamiento de las grandes compañías? Por supuesto. ¿Es justo? ¿Cuál es el daño que supone a una de las "casas grandes" un fan game compartido libre y gratuitamente, con un tremendo nivel de acabado que lejos de dañar la imagen de la compañía en cuestión, la realza y magnifica, resultando en una en apariencia muy positiva publicidad gratuita? ¿Por qué optar por el mazazo, al juego y por extensión a la comunidad de fans, en vez de sentirse honrados y dar el beneplácito (la bendición, si me permitís el matiz religioso) al resultado de años de esfuerzo e ilusión? ¿No sería más positivo para todo el mundo contar con otro juego dentro de alguna franquicia querida, que alimentar una mala imagen probablemente injustamente percibida pero cuyo amargo sabor de boca ya no nos quitará nadie? A fin de cuentas, ¿dónde están los desarrollos oficiales a los que los fan games pueden dañar? ¿Podremos volver a disfrutar un 'Metroid' en 2D? ¿Cuándo veremos un juego de la saga ‘Streets of Rage’ que no sea otro refrito? En realidad, casi mejor que Sega esté quietecita, a la vista de los desatinos que ha cometido con alguna de sus ahora infecundas gallinas de los huevos de oro...

¿Quién ríe el último?

No es una cuestión fácil de dilucidar, ni es de hecho una cuestión que nos corresponda dilucidar; pero la actualidad ha puesto este debate a nuestros pies. ¿Qué haríamos nosotros en similares condiciones, si se tratase de nuestras creaciones? ¿Es "propiedad intelectual" un oxímoron? Así que nos gustaría preguntar a nuestros lectores qué opinan sobre las acciones emprendidas por Nintendo, y otros antes que ellos, contra los fan games, y qué piensan acerca de la decisión de esos desarrolladores más o menos anónimos de apretar los dientes y, contra viento y marea, embarcarse en una aventura digna del mismísimo Ícaro, que en el mejor de los casos resultará en una victoria pírrica. O ninguna en absoluto. Aunque esa, por otro lado, es la realidad misma de la vida, ¿no?

6 comentarios:

  1. Hola,
    Ante todo, muy bueno el artículo. Sobre el tema del porque los fans hacen productos que van a durar dos días, creo que te olvidas de una cosa muy importante: la visibilidad que les da . Yo creo que la mayoría saben que van a tener que cambiarlo pero lo hacen por ganar publicidad "gratis". De otra forma ¿cuantos juegos salen todos los días que no se entera nadie de que existen?
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, desconocido :)

      No es una posibilidad a descartar, pero cuesta creer que la motivación pueda venir de algo tan efímero, en un caso como éste, como la visibilidad. Y si bien es cierto que hay quien está dispuesto a todo para alcanzar un posicionamiento preferente (tenemos el ejemplo en el mercado de los juegos para dispositivos móviles), algunos de los juegos comentados llevaban años en desarrollo. Todo ese tiempo y ese esfuerzo invertidos en algo que nadie podrá probar y de lo que será difícil vanagloriarse? Creo que cuando te tiras toda una tarde haciendo una tarta, la satisfacción viene de ponerla ante unos amigos y que se la coman, no? :) Juegos como 'SORR' o 'AM2R' no pueden dejar de ser lo que son, a diferencia de 'No Mario's Sky'. Así que, a mi entender, sólo el amor por ese juego, personaje o franquicia puede cegar lo suficiente a alguien como para no darse cuenta de lo que se le viene encima.

      Muchas gracias por leer el artículo y comentar sobre el mismo!

      Eliminar
    2. Me ha gustado mucho tu reflexión. Creo que también habría que encontrar un punto medio que favorezca a todas las partes. Obviamente las empresas han de velar por sus intereses económicos y sus marcas, pero si tras verificar el producto se comprueba que no existe tal daño, ¿por qué no alentarlo en lugar de destruirlo miserablemente?
      Y yo aún añadiría algo más: ¿Qué pasa con toda esa mini industria de hamma beads, reproducciones de pósters o incluso camisetas que se venden con "motivos Nintendo", por ejemplo?

      Eliminar
    3. Buenos días, Antonio

      Esa es precisamente la cuestión: ¿tan difícil es, aún a sabiendas de que hablamos de corporaciones y no de individuos, tratar de hacer un esfuerzo conciliador en lugar de tirar del BFG a la mínima? ¿No hay un punto en el que los intereses de ambas partes puedan encontrarse?

      Y no les demos demasiadas ideas respecto de esa gente que sí representan un auténtico, aunque nimio, perjuicio para las arcas nintenderas, pues consiguen un beneficio económico gracias al uso de la propiedad intelectual de Nintendo (y similares) sin pagar licencias. Por no hablar del peluche "chusco" de gasolinera que esconde a plena vista su intención de representar a Mario, Luigi y el resto de la pandilla. Tienen la suerte de ser elementos tan locales que resultan casi imposibles de alcanzar sin un despliegue que probablemente resultaría deficitario.

      ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. No se por que Nintendo ve estas cosas como violación de copyright, a mi sinceramente me parecia genial que los fans desarrollen sus propias versiones de mi software a modo de tributo, incluso seria capaz de localizarlos y ofrecerles empleo, eso seria una relacion bastante productiva para ambas partes, pero bueno, solo es mi modesta opinion...

    ResponderEliminar
  3. Cuando era chaval compraba un juego cuando podía, por 875 pesetas, y el resto los copiaba de cinta a cinta. Ahora pago por más software y hardware, pero no compraré el dispositivo de Nintendo por represalia. Nintendo debería estar agradecido al que hizo el remake por permitirle vender hardware, por preservar su legado cultural, por todo. En definitiva me parece feísimo

    ResponderEliminar