24 de agosto de 2016

Un paseo por la zona retro de Gamescom 2016

Aunque nuestras labores de difusión del homebrew español nos dejaron poco tiempo para el ocio, algún paseo logramos dar por la zona retro de la Gamescom 2016, donde pudimos vivir de primera mano momentos interesantes y empaparnos a fondo de cultura de los videojuegos. Subete con nosotros a este viaje virtual por la zona retro de la Gamescom.

Como todos sabéis Retromaniac, en colaboración con la tienda RetroSpiel, tuvo su espacio dedicado en el evento. En la crónica tenéis una descripción con fotografías del 'chiringuito' que habíamos montado, pero si lo tuyo es el vídeo tenemos también uno cortito, de un minuto, para ver como fue el despliegue empleado para promocionar los trabajos de nuestra tierra.



Si elegíamos la entrada al recinto más cercana a la zona retro -entrada este- nos encontrábamos nada más salir con el stand de Return Magazine, aunque tardaríamos un rato en darnos cuenta de quién estaba detrás de dicho stand ya que nuestra atención se fijaba irremediablemente en el espectacular DeLorean que había aparcado.

¿Y decís que aquí también hay videojuegos?

Return Magazine compartía espacio como Out of Stock Softworks y Protovision, en plena campaña de promoción del deslumbrante plataformas para Commodore 64, Sam's Journey.  Varios puestos de juego permitían probar dicho juego así como otros trabajos de las compañías.

Que buena pinta tiene Sam's Journey

Siguiendo adelante por el pasillo nos metíamos de lleno en la zona arcade, con numerosos muebles originales en free to play para revivir clásicos como Space Invaders Deluxe. Destacaba también el espectacular setup de Daytona USA para ocho jugadores simultáneos.

No solo de muebles arcade vive el retrojugón

A medida que nos íbamos introduciendo por el evento podíamos ver a viejos conocidos de la Gamescom como Haus der Computerspiele, con una enorme zona de juego dividida en varias áreas, repletas de máquinas diferentes para el uso y disfrute de los asistentes. Haus der Computerspiele es quizás uno de los puestos más interesantes de toda la zona retro, debido a su enorme cantidad y variedad de máquinas para jugar a videojuegos clásicos, y raro era ver alguna máquina libre.

Cualquiera se levanta de ahí...

A nuestro lado teníamos una zona que difícilmente podría encajar en la zona retro. Un instituto de formación dual ocupaba una parte importante del área, con promoción de sus trabajos de enseñanza en robótica y electrónica, amenizados por un proyector conectado a una Wii con Guitar Hero y una Gamecube con Donkey Konga. Cuando uno pensaba que nunca podría hartarse de canciones clásicas como la banda sonora de Cazafantasmas o el mítico tinoniiinoooo The Final Countdown de Europe, llega un evento de estas características a repetirte las mismas canciones una y otra vez durante cinco días a sacarte de tu error.


Un tinonino más y os tragáis los instrumentos. ¡Lo juro!

Muy cerca de nosotros teníamos a Jon Hare en plena promoción de su Sociable Soccer. Además de firmar cualquier título de Sensible Software que cayera por sus manos, el bueno de Jon se encargaba personalmente de explicar las bondades de su juego y ayudarnos con la versión para gafas de realidad virtual. Lo cierto es que durante el par de minutos que pudimos disfrutar de la experiencia nos lo pasamos pipa con el frenetismo del juego y nos pareció un magnífico heredero de Sensible Soccer. Será cuestión de cogerlo más adelante con más tiempo para analizarlo en condiciones.

John Hare en acción

Jon vino acompañado de una pequeña exposición de títulos en los que ha trabajado a lo largo de su carrera, así como algunos recuerdos y premios de su etapa con Sensible Software. Daba gusto echar un vistazo a la vitrina y encontrarte con camisetas de fútbol, juegos o incluso el título al juego con mejores ventas de la campaña 1992/1993.

Ya no se dan premios como antes XD

A la espalda del stand de Socciable Soccer nos encontrábamos con otro de los platos fuertes de la zona retro de la Gamescom; se trata del stand de los alemanes Factor 5, con una zona dedicada especialmente a los trabajos de Chris Hülsbeck. A lo largo de las vitrinas podíamos encontrarnos con auténticas joyas paridas por el estudio alemán así como piezas interesantes de hardware como placas prototipo de juegos de Super Nintendo o el Commodore 64 en el que Chris Hülsbeck compuso sus primeras bandas sonoras de videojuegos como Giana Sisters.

Una leyenda de la música de videojuegos

Como ya comenté en la crónica del evento, uno de los momentos más espectaculares del evento fue la llegada de una chica con un impresionante cosplay de Turrican, para sorpresa y deleite de los propios miembros del equipo.

El resultado de 650 horas de trabajo en un cosplay

Durante los días que duró el evento, era posible ganar una camiseta de Turrican si lograbas una de las cinco máximas puntuaciones al juego Neutralizer II de Amiga. Grandes piques entre amigos -y expositores, para que engañarnos- se vieron a los mandos del joystick para hacerse con una de las codiciadas camisetas.

El esfuerzo merecía la pena :D

Los responsables de consolevariations.com pensaron que no había mejor manera de publicitar una web dedicada a las diferentes versiones de las principales consolas lanzadas hasta la fecha que montar una exposición dedicada a los diferentes modelos de Nintendo 64. Más de uno os vais a sorprender con la inmensa variedad de colores que había disponible en su momento. Completaron este pequeño homenaje a Nintendo 64 con 30 de los mejores juegos lanzados para la plataforma.

La frase más oída: ¿están a la venta?

Otra pequeña exposición estaba dedicada al aniversario de la franquicia Pokémon, con una gran cantidad de merchandising y videojuegos en un stand compartido con la artista e ilustradora Steffanie Rainbow, la cual estuvo durante todo el evento realizando retratos de estilo manga por encargo así como vendiendo ilustraciones con su arte, con una marcada influencia por la serie de animación y videojuegos japoneses.

Me han dicho que te gustan los Pokémon...

Numerosos clubs de toda Alemania acudieron con pequeños montajes dedicados a la temática de cada club. En un pequeño rincón podíamos encontrar un pequeño espacio dedicado a máquinas de Sinclair -muy minoritarias en Alemania- mientras que otros clubs montaron puestos de juego con diferentes consolas e incluso PCs con décadas de antigüedad para disfrutar de algunos juegos clásicos de MS-DOS.

Desde luego que no sería por máquinas para jugar...

Otra de las exposiciones más espectaculares era la dedicada la historia de las consolas portátiles, con cuatro vitrinas repletas de viejas conocidas y muchas rarezas como el radiocasete con CD y Mega Drive integrada de Aiwa. Durante el evento se podía adquirir a precio especial el libro Handheld History.

Menudo 'loro' más guapo

Otra llamativa exposición estaba dedicada a Sega, con pequeñas muestras de los diferentes sistemas de la compañía y muchas curiosidades como una Game Gear edición Coca Cola. Numerosos periféricos completaban esta exposición.


'La chispa de la vida' tragaba pilas que daba gusto XD

Por último, me gustaría destacar otra pequeña curiosidad accesible a los visitantes de la feria: una réplica de la máquina Pong con una carcasa de metacrilato transparente en la que podíamos ver una recreación explicada de las tripas del ingenio de Atari mientras nos echábamos una partida con algún amigo o con la persona a cargo de la máquina, que alegremente estaba dispuesto a hacer de rival de cualquiera que quisiera probarla.

Uno de los responsables de la industria

En definitiva, aunque tenemos la sensación que este año se ha apostado por espacios más abiertos y hay algún expositor menos que el año pasado, la cantidad de material disponible para los visitantes hace que bien merezca la pena una visita al evento en caso de encontrarnos en la ciudad alemana, y eso sin contar con las numerosas personalidades que son totalmente accesibles para firmas y alguna charla.

Os dejamos con más fotos del evento.

 





  















































































































































6 comentarios:

  1. Aquí Eleuterio, el mono serio, para daros las gracias (en especial a Chema) por darnos sitio en la gamescom y hacer que los alemanes puedan jugar a un juego donde se hace pis. Y sin censura!!!

    Grandes :-)

    ResponderEliminar
  2. Vaya pedazo de cacho de reportaje que te has marcado. Así da gusto no ir a una feria :P Lo del cosplay del Turrican me ha llegado al alma jajaja

    ResponderEliminar
  3. Vaya pedazo de cacho de reportaje que te has marcado. Así da gusto no ir a una feria :P Lo del cosplay del Turrican me ha llegado al alma jajaja

    ResponderEliminar
  4. Que envidia (de la sana) me ha encantado todo el reportaje, las fotos y los recuerdos! Ojala algun dia pueda asistir a un evento como este.

    ResponderEliminar
  5. Chema. Ponte la camiseta del Turrican y hazte una foto. Jejejeje.

    ResponderEliminar
  6. Casi, casi como andar por ahí. Gracias!

    ResponderEliminar