25 de agosto de 2016

Primeras impresiones con Lala, el "juego más NES" de los Mojon Twins

Entre el material que llevabamos con nosotros durante la pasada edición de la Gamescom de Colonia se encontraba un nuevo trabajo de mojonia. Se trata de Lala The Magical, un nuevo juego para la venerable consola de Nintendo que, en boca de sus desarrolladores, se trata de su juegos "más NES". Después de unas cuantas partidas con la criatura os traemos nuestras primeras impresiones.

A pesar de llevar con nosotros una demo work in progress se nota que The Mojon Twins están poniendole mucho cariño a Lala. Desde el primer momento que arrancamos la primera partida nos damos cuenta que no estamos ante un trabajo menor, con cuidadas cutscenes de transición desde el menú de inicio hasta el arranque del primer nivel, en la que se nos pone en antecedentes y se nos deja caer alguna pista importante sobre el juego. Más nos vale leerlas para no acabar con cara de tonto como este redactor con alguna sorpresa que nos depara el juego.
A todos nos queda un largo camino por delante

Lala the Magical es un juego de plataformas como no podíamos esperar menos de la gente de mojonia. El estilo gráfico es perfectamente reconocible y casa bastante bien con la temática del juego, mientras que el apartado sonoro supone uno de los mejores trabajos hasta la fecha de David "Murciano" Davidian "aunque no sea una Master System" como me dijo recientemente.

El comienzo os puede sonar, pero lo que viene detrás...

El primer nivel es muy similar a lo ya ofrecido en un trabajo anterior: Lala Prologue. La mecánica es la misma y sirve como perfecto aperitivo antes de pasar a lo verdaderamente interesante. En este primer nivel nuestra misión consiste en recoger las 8 pociones mágicas que hay repartidas, y nos sirve para acostumbrarnos a los controles -¡y la inercia del personaje!- con una dificultad totalmente asequible. La respuesta a los controles es excelente una vez aprendemos a dominar la inercia y a no quedarnos cortos por miedo a ella, y superar este primer nivel no requiere más que un par de intentos a lo sumo para sortear según que sorpresas.

Pilla la llave que te va a hacer falta.

Una vez superado este primer nivel de trámite nos metemos ya en lo verdaderamente interesante del juego. Ya con la varita mágica en nuestro poder, Lala puede crear plataformas en el aire pulsando hacia abajo y el botón B. Con ella entramos ya en la parte verdaderamente exigente del juego, donde tendremos que utilizar esta habilidad para ir sorteando los diferentes enemigos y dificultades que encontraremos a lo largo de nuestra aventura. Esto, que podría parecer fácil a simple vista, se ve complicado con la limitación de una única plataforma.

Ahora si que empieza lo bueno

Hasta que no desaparezca la plataforma creada en el aire no podemos poner una segunda; ello nos va a obligar a tirar de habilidad más de una vez para calcular cuando desaparece la plataforma, saltar unos instantes antes y volver a poner otra plataforma más adelante, de cara a solventar largos precipicios. La lava, que mata automáticamente al igual que los enemigos, tampoco ayuda. Hay un pequeño handicap que si estás atento leyendo las escenas de transición no te pillará por sorpresa, pero que te puede dejar con cara de tonto como no estés atento. No nos extendremos más para no reventar sorpresas.

Parece fácil, pero no te confíes.

La dificultad una vez conseguida la varita mágica se incrementa exponencialmente, pero de manera gradual y es bastante normal llegar cada vez un poco más lejos con cada intento. En ese sentido Lala es exigente pero no injusto, demostrando una vez más que los Mojon Twins le tienen perfectamente cogida la medida a los juegos de plataformas. Estamos deseando ver ese cartucho de NES en nuestra estantería.

Visita la página de The Mojon Twins.

2 comentarios: