5 de julio de 2016

Impresiones con Ghost 1.0, lo nuevo del creador de UnEpic

Tras despertar nuestras inquietudes roleras rodeado de una pandilla de amigos gamberros y con muy mala baba, el diseñador independiente Francisco Téllez decidió liarse la manta a la cabeza y abandonar el universo gigantesco de UnEpic para proyectar su nuevo juego. Unas horas sobre el tablero, algunos bocetos después y la firme convicción de que iba a ser mejor que su título anterior, culminaron hace unas semanas con el lanzamiento de Ghost 1.0, la nueva aventura 2D que te enamorará...



Desde luego que suena a topicazo eso de que el tiempo pasa volando, pero si ahora mismo os digo que UnEpic, uno de los mejores representantes patrios del panorama de videojuegos independientes -tiene ya 5 añitos a sus espaldas- seguro que a más de uno le acaba de dar la sensación de que prácticamente se le ha pasado un lustro casi sin darse cuenta. Quizás no tengamos la sensación de que lleve tanto tiempo con nosotros porque constantemente ha estado evolucionando y recibiendo contenido, desde su excelente doblaje al castellano al modo multijugador, pasando por la multitud de conversiones a sistemas domésticos, todo esto lo ha ido convirtiendo con el devenir del tiempo en un título aún más sólido de lo que lo era en sus inicios.

Arrancamos la aventura
Pero estaba claro que su creador debía estar enfrascado en alguna cosita más durante todo este tiempo, Francisco Téllez de Meneses, Fran para los amigos, se encontraba cocinando también a su nuevo retoño, Ghost 1.0 y estamos de enhorabuena porque a comienzos del mes de junio veía la luz en Steam. En RetroManiac ya hemos podido darle un buen tiento y os aseguramos que las expectativas se han cumplido, pero vayamos por partes, vamos a ver que nos ofrece lo nuevo de Fran.

Ghost 1.0 cambia radicalmente de ambientación con respecto a lo visto en UnEpic: nos encontramos en un futuro en el que la corporación Nakamura lo está petando con el androide Naka, tecnología punta en inteligencia artificial al servicio de las tareas domésticas. Dado que cubre una necesidad bastante importante, y en ocasiones tediosa, está claro que nace destinado a propagarse rápidamente por millones de hogares de todo el globo, vaya, que lo raro es que no se le haya ocurrido el negociazo ya a Apple y veamos su particular versión del Naka con el logo de la manzanita. Aquí entran en escena Booger y Jacker, unos piratas informáticos algo chapuceros que viendo el potencial que encierra la nueva creación de la corporación Nakamura, planean robar los algoritmos que sustentan tan increíble avance científico y para ello deciden infiltrar y dar soporte dentro de una estación espacial propiedad de la megacorporación a nuestra protagonista, una entidad artificial encerrada en un cuerpo cyborg con habilidades más que suficientes para llevar a cabo la misión.

La Nakamura nos brindará multitud de situaciones diferentes


Por supuesto esto será solo el principio de una trama que cada vez se irá complicando más, incluido algún que otro giro de guión. como no podía ser de otra manera, todo esto viene engalanado con el particular y gamberro sentido del humor que ya pudimos disfrutar en UnEpic, repleto de chascarrillos y referencias al mundo del videojuego actual que preferimos no destriparos para que os riáis tanto como un servidor cuando se los ha encontrado. Y es que a pesar de sonar a argumento bastante serio, ya veréis como luego en la práctica recrea situaciones y conversaciones pero que muy cachondas. 



Porque además si una cosa ya funciona, ¿para qué cambiarla?, las mecánicas jugables son muy similares a las de UnEpic, al menos en lo que se refiere al sistema de backtracking, o como se le denomina últimamente Metroidvania. El propio Fran ha dejado claro que buena parte de la inspiración para su obra viene del legendario Maze of Galious de Konami para MSX, juego del que beben multitud de clásicos contemporáneos como por ejemplo los capítulos de Castlevania tipo Symphony of the Night, la saga Metroid o ya más recientemente La Mulana o Guacamelee. Muchos ya sabréis como funciona, así a grandes rasgos: tenemos por delante un gran mapa por desbloquear mientras vamos avanzando y abriéndolo atajos por él con los nuevos poderes y habilidades que vamos adquiriendo durante la partida.

Por delante tenemos un mapa muy extenso


Eso sí, donde encontramos las principales diferencias es en el sistema de ataque de nuestro personaje, y es que si en UnEpic nos encontrábamos con algo más propio de un action RPG bidimensional, aquí lo que tenemos es una fusión de esto con mecánicas de shooter de acción o run & gun en dos dimensiones. El hecho de que nuestro personaje lleve una pistola de partículas como arma es el principal eje del cambio, dispone de 32 recargas con lo que mucho ojo con no quedarte vendido en algún momento de mucha acción, puesto que tardará un pelín en volver a disparar. Con el segundo stick manejamos la mirilla a cualquier parte del escenario, algo que nos vendrá de perlas para momentos de mucha acción y puntería, mientras que con los gatillos superiores saltamos y disparamos. El resto de botones está destinado a rodar o ir equipando atajos para las nuevas habilidades que iremos desbloqueando. Por supuesto, se puede jugar también con el teclado por si estáis más familiarizados con él a la hora de echar unas partidas.

Os vais a reír en más de una ocasión


Otra mecánica novedosa es el sigilo, determinadas acciones se pueden resolver por la vía silenciosa o pensando una alternativa en forma de puzzle, la principal baza que jugamos es la posibilidad de “salir” de nuestro cuerpo mecánico y meternos en el de los enemigos, permitiéndonos que se ataquen entre ellos o que nos ayuden a activar una determinada consola, las posibilidades son muchas y van aumentando conforme progresamos durante la aventura. Y es que también iremos consiguiendo potenciadores y nuevas habilidades a cambio de unos cubos que vamos encontrando por los escenarios y que podremos canjear en tiendas repartidas a lo largo del juego. 

En nuestro deambular por la Nakamura será necesario el uso del mapa, no solo para orientarnos si no para ver si nos hemos dejado una zona sin explorar por no tener la tarjeta adecuada o si tenemos cerca alguna cámara de resurrección donde la partida se guardará y recuperaremos la vida al completo, además, las cosas normalmente se quedarán tal como estaban, por ejemplo: si nos hemos cargado a un boss y justo en ese momento nos ha matado, cuando pasemos por la estancia este ya no estará ahí, puesto que conseguimos acabar con él justo antes de morir. Eso sí, no os confiéis del todo, a veces algunos enemigos de tipo normal se regeneran pasado un tiempo y pueden volver a aparecer en la estancia donde se encontraban antes de que acabáramos con ellos.

Tendremos apoyo continuo en todo momento, o eso intentarán...


Ghost 1.0 cuenta con un modo clásico y otro más desafiante llamado Survival, la diferencia entre ambos es que en el primero, los objetos y potenciadores son más difíciles de conseguir pero no se pierden al morir, mientras que en el segundo, deberemos volver a hacernos con nuevos ítems puesto que los obtenidos son más accesibles de conseguir pero se pierden al morir. Todo dependerá del tipo de jugadores que seáis, si os gusta probar armas y objetos nuevos constantemente o si de lo contrario, os va más eso de llevarlos durante toda la partida si os gusta como funciona. También contamos con tres niveles de dificultad, cada uno de ellos con una explicación de los cambios y ajustes que suponen entre sí, aunque vaya por delante que el juego te advierte de que es el modo difícil con el cual se diseñó la experiencia completa, así que aunque de primeras puede ser una experiencia demasiado desafiante, sí que te invita a una segunda vuelta cuando lo hayas completado. Tranquilos que durante el desarrollo se puede bajar el nivel de dificultad, por si os habéis pasado de primeras y no os apetece volver a empezarlo.

El doblaje a nuestro idioma es todo un regalo a nuestros oídos


Técnicamente, Ghost 1.0 luce a bastante buen nivel, a pesar de compartir ciertos detalles con UnEpic, el cambio de ambientación provoca que el diseño artístico sea totalmente diferente, con un estilo mucho más cercano al manga o al anime. Musicalmente nos encontramos con una banda sonora con temas muy electrónicos, muy acordes también con lo que vemos en pantalla, pero desde luego, donde el juego se lleva la palma es en el doblaje a nuestro idioma, como ya se hiciera también en la anterior producción de Fran, se trata sin duda de un trabajo de sobresaliente.


Y después de este repaso a todas las virtudes que nos trae Ghost 1.0 llega el momento de la gran pregunta, ¿está a la altura de UnEpic?, la respuesta es que rotundamente sí, las diferencias entre si te gustará más uno que otro responden únicamente a las lógicas diferencias ambientales de ambos, si UnEpic es un homenaje a la fantasía medieval y los juegos de rol de libro, Ghost 1.0 lo es al universo de la ciencia ficción y cyberpunk propio de producciones más orientales como Ghost in the Shell, Akira o los cortos de Animatrix. Un juego ideal para llevártelo de vacaciones veraniegas en el portátil y que os proporcionará unas cuantas buenas horas de vicio.
Ghost 1.0 se encuentra disponible en Steam, pasate por la tienda de Valve para echarle un ojo desde este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada