9 de mayo de 2016

Impresiones con Rogue Stormers. Disparos a mansalva con espíritu multi

Rogue Stormers, la última creación de Black Forest Games, se podría definir rápidamente como una mezcla de “run 'n gun” y “roguelike”. La historia, una mera excusa, nos sitúa en “Ravendale”, una tierra medieval que ha sufrido una revolución tras el hallazgo de “la pringue”, una sustancia que parece servir para prácticamente todo. Pero lejos de suponer la maravilla que se esperaba, ha terminado convirtiendo a sus habitantes en mutantes.



Y aquí entramos nosotros, caballeros intachables con afán de desfacer entuertos. Podemos escoger varios personajes distintos, cada uno con sus propias características. Eso sí, al comienzo solo tenemos disponible una opción y el resto hay que desbloquearlos. Ésto se logra simplemente superando ciertas fases concretas que además son indicadas en la ficha de cada personaje.



Las fases son siete en total, encontrándonos con los típicos jefes final de fase, pero no en todas ellas sino de forma alterna. Además el juego no te presenta siempre la misma estructura en cada fase (se generan aleatoriamente), de forma que la rejugabilidad es muy alta. El diseño escogido por los creadores aumenta además en cierto modo la dificultad al no poder aprenderte los niveles de memoria para ir mejorando partida a partida.



Para paliar esto y hacernos el camino al jefe final más asequible, podemos contar, eso si, con la ayuda de hasta tres compañeros de armas. Es de agradecer además que no cuente solo con el obligado modo online sino también con un, cada vez menos usual, modo cooperativo local. En dichos modos cooperativos la cámara hace zoom dependiendo de la distancia que, entre sí, tengan los jugadores, pero con un límite a partir del cual podremos perder la visión de nuestro personaje.



No terminan aquí las ayudas. Pues a las mejoras que cogemos durante el nivel y que nos ayudan solo durante dicho nivel, podemos sumar una serie de beneficios que, una vez los consigues, se suman a las habilidades de tu personaje y te acompañarán siempre que escojas a dicho personaje, incluso si has muerto y no has podido superar el nivel en el que te encontrabas.



Ese toque rolero de mejora permanente impregna todo el juego, puesto que podemos subir de nivel mediante la recolección de almas, y con ello obtener otras mejoras en el personaje. A parte, durante la partida, recolectaremos dinero que podremos utilizar, bien sea para comprar diversos items o abrir cofres, e incluso jugar a una suerte de tragaperras repartidas por el escenario que nos darán alguna ayuda aleatoria.



El control es preciso. Podemos optar por teclado y ratón o bien pad, y siempre controlaremos con el teclado o un stick el movimiento del personaje, y con el ratón o el otro stick el punto de mira. Este tipo de control requiere de cierto aprendizaje si no estamos acostumbrados a él pero termina por resultar el más efectivo cuando te ves rodeado de enemigos o, ante un jefe final, debes andar esquivando constantemente mientras no pierdes la perspectiva de disparo.



Tenemos también la opción de salto, sprint, bajar a un nivel inferior del terreno, utilizar un disparo secundario que varía según el que cojamos durante el juego y que requiere tiempo para recargarse o interactuar con el entorno.



Técnicamente la banda sonora acompaña y los efectos de sonido son correctos. En cuanto al apartado visual aquí destaca un poco más y a pesar de su sencillez cuando se juntan muchos personajes y disparos en pantalla el resultado es muy vistoso.



En definitiva nos encontramos ante un juego que tiene la suficiente complejidad y variedad para ser altamente rejugable y darnos muchas horas de diversión pero a su vez es lo suficientemente directo como para poder disfrutarlo desde el primer momento, solos o en compañía.

Visita la web oficial para más info

Página en Steam de Rogue Stormers

No hay comentarios:

Publicar un comentario