5 de mayo de 2016

Impresiones con Melty Blood Actress Again Current Code, lucha 2D con estilo manga

Los juegos de lucha tuvieron su momento estelar en los 90. El Street Fighter II de Capcom desató la fiebre y el género se fue desarrollando en diversos frentes con juegos como Mortal Kombat, los clásicos de SNK -con la saga King of Fighters como los grandes destacados, pero ni de lejos los únicos de esta prolífica compañía- o, ya en plena fiebre de las 3D, con títulos como Virtua Fighter, Tekken o el ya posterior Soul Calibur.



Sin embargo, con la muerte de los recreativos en Occidente (¿todos? ¡No! una aldea poblada por irreductibles frikis resiste todavía…) los juegos de lucha fueron ocupando cada vez menos espacio en las preferencias de los jugadores. Sí, salían nuevos juegos de las franquicias consagradas, pero ya no era lo mismo. A fin de cuentas, la lucha es, por su concepción, un tipo de juego totalmente arcade donde, además, prima el multijugador. Los modos versus dan muchísima vidilla a este tipo de juegos, y en los tiempos en los que las conexiones a Internet en condiciones escaseaban, los juegos de lucha se fueron convirtiendo en un género de nicho.

Hasta 31 personajes distintos entre los que escoger. algunos verdaderamente extravagantes...

Sin embargo, lo que parecía imposible, la revitalización del género, lo consiguió de nuevo Capcom con Street Fighter IV, a la que ayudó sobremanera la proliferación de la banda ancha -o por lo menos no tan estrecha- para que el género viviera una segunda juventud - aunque veremos lo tocado que queda tras el fiasco del Street Fighter V...

El juego se basa en una novela gráfica, por lo que su historia es import…
¡Qué demonios! ¡Es un juego de lucha!

Melty Blood Actress Again Current Code -para que luego digan de los títulos de Capcom-, aunque sea el nuevo juego de los japoneses SOFT CIRCLE FRENCH-BREAD Arc System Works, en realidad no es desde luego un juego nuevo. En sí, es una saga que tiene la friolera de trece años de antigüedad, siendo un juego aparecido tanto en consolas -PS2- como máquinas arcade -para NAOMI o la RINGWIDE de SEGA- y, por supuesto, en PC. Este Melty Blood Actress Again Current Code es el último capítulo de la misma.

Por supuesto, en el juego hay golpes especiales, barras de energía y todo eso
que esperas encontrar en un juego de lucha moderno

El caso es que la saga en cuestión es un spin-off de la novela visual japonesa Shingetsutan Tsukihime, aunque siendo éste un juego de lucha, en realidad no es más que una excusa para ofrecernos la posibilidad de combatir con cualquiera de los 31 luchadores disponibles -desde el principio, nada de desbloqueables- divididos en tres tipos de lucha diferente.

Aunque los personajes parezcan salir de una máquina de 16 bits, los fondos son en alta definición

En sí, el juego tiene un modo historia. Bueno, tiene varios modos de juego, pero el modo Arcade, o lo que es lo mismo, el modo historia, es al que está enfocado el juego. En él, tras seleccionar a nuestro personaje se nos va desgranando un poco de la historia que envuelve la novela gráfica entre distintos combates hasta finalmente enfrentarnos al jefe final. Cada luchador tiene su propia historia, por supuesto, y aunque la primera vez pueda resultar interesante, al poco todo este tema de la historia resultará irritante - un juego de lucha se rejuega muchas veces, no necesitas tragarte la misma historia en cada partida, por mucho que puedas darle al botón para acelerar los textos y pasar a la acción.

El jefe final del juego. Es bastante más duro de lo que parece...

El resto de modos de juego son el modo Versus, donde poder jugar un combate entre los dos personajes que quieras -controlados por jugadores o CPU. Sí, puede escoger ver a la CPU pegarse con ella mismo con los dos personajes que más rabia te den- y, al fin en la serie, un modo de entrenamiento.

El nivel de dificultad no es muy elevado, aunque depende mucho del personaje que escojas

A nivel técnico el juego luce bastante bien. En el aspecto gráfico se sigue una estética totalmente pixel art con el estilo manga de la novela en que se basa, aunque hace gala de numerosos efectos gráficos y de iluminación ya no tan pixel art y que en algunos casos desentonan un poco con el acabado pixelado de los personajes jugables, los cuales por otro lado son bastante grandotes y están en general muy bien animados.

Los personajes no todos son humanos, hay “siervos de la noche” entre ellos...

En el aspecto sonoro, la banda sonora es una delicia y en ningún momento se vuelve machacona - uno de los riesgos de este tipo de juegos al rejugar las mismas pantallas una y otra vez. Aunque el juego está traducido al inglés, las voces son todas en japonés. Por supuesto hay cosas que sólo se dicen en inglés, como los clásicos "Round One" o "You Win", pero incluso ahí se nota que lo ha doblado una japonesa. Esto ya es curiosidad que no tiene que ver con el juego, pero a los japoneses no se les da muy bien pronunciar consonantes sin vocales -salvo la n-, y aquí podrás escuchar varias palabras en inglés con la inconfundible pronunciación japonesa.

Algunos personajes tienen armas de fuego y un número limitado de balas, así que no las malgastes

Y… ¿como juego de lucha, qué tal es? Con Melty Blood lo primero es acostumbrarse al sistema de juego. Como ya he mencionado antes, hay tres estilos de lucha diferentes y cada luchador pertenece a uno de estos tres, lo que hace que las técnicas y golpes especiales se hagan exactamente igual entre varios luchadores, pero en muchos casos con un efecto totalmente distinto. Del mismo modo, los golpes normales también difieren de un personaje a otro - estoy pensando principalmente en el alcance de los mismos. Pero una vez que te haces con el personaje que estás controlando y te habitúas a su idiosincrasia, Melty Blood te permite un montón de técnicas vistas y aprendidas en otros juegos de lucha, como cancelaciones, concatenación de combos, contraataques o circuitos de energía que te permiten, al llegar al máximo, desde ejecutar ataques más potentes a regenerar parte de la barra de vida.

Si bien hay escenarios muy trabajados, otros son tan sosos como éste

La dificultad del juego depende del estilo de tu luchador y de lo cómodo que estés con el personaje que estés controlando. Yo, sin ser ningún experto en juegos de lucha, he mordido el polvo de forma miserable con un luchador -más bien luchadora; casi todos los personajes del juego son chicas- para a continuación pasármelo con otro distinto en la partida siguiente.

¿Qué? ¿Otra partidita?

En definitiva, Melty Blood es un interesante juego de lucha que no sentará cátedra en el género, pero que se deja jugar, tiene un buen elenco de personajes y su mecánica se sitúa en un buen equilibrio entre ser fácil de aprender y difícil de dominar. Si eres un fan de la lucha y del manga, deberías darle una oportunidad.


Visita la web oficial para más info
Página en Steam de Melty Blood Actress Again

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada