27 de abril de 2016

Anunciada la campaña Kickstarter de BLACKROOM, el nuevo FPS de John Romero y Adrian Carmack

Ayer os hablamos de un simpático vídeo mediante el que los legendarios John Romero y Adrian Carmack presentaban con total opacidad su intención de colaborar en un nuevo proyecto, que se esperaba fuera desvelado durante las próximas semanas. Sin embargo, cuál no ha sido nuestra sorpresa cuando, tras una breve cuenta atrás en la web de Night Work Games, "la oscura y violenta subsidiaria de Romero Games Ltd.", se nos invitó a visitar la página en Kickstarter de BLACKROOM.


Que el nuevo proyecto de dos leyendas de la industria como Romero y Carmack, notables por ser los creadores de los míticos Wolfenstein 3D, Doom y Quake, sólo podía ser un FPS, y que dicho FPS trataría de unir lo moderno con lo clásico en su diseño, era sendas obviedades que han sido prontamente confirmadas en el marco de una campaña en Kickstarter cuyo objetivo es alcanzar una mínima financiación que, en palabras de Romero, demuestre a los inversores que el concepto es viable y los jugadores están interesados en un juego con el sello del maestro del Deathmach. Por ahora, en poco más de día y medio, la campaña ha logrado reunir 110.000 $ de los 700.000 $ que busca.



Poco material hay disponible a estas alturas sobre el juego - únicamente algo de concept art -, que parece sostenerse básicamente sobre los hombros de sus dos más visibles figuras. No obstante, y a diferencia de esfuerzos anteriores de la pareja de diseñadores, el argumento del juego parece querer jugar un papel más importante en esta ocasión. Según se nos cuenta en el vídeo que encabeza la campaña, la empresa Hoxar desarrolló una tecnología de simulación holográfica hiperrealista conocida como Blackroom. Dicha tecnología tiene algunos "bugs" que están resultando en problemas con sus usuarios. Uno de los ingenieros de Hoxar, el Dr. Santiago Sonora (un simpático guiño a la tradición de Romero de construir nombres mediante aliteración), será el encargado de revisar las entrañas de las Blackroom, analizando las diferentes "holosimulaciones" que aloja: desde simulaciones militares a simulaciones de entretenimiento. Esto permitirá a Romero "barrer para casa", al incentivar el tipo de diseño abstracto de niveles por el que es conocido.

La campaña ofrece los diferentes niveles de implicación económica, ligados a los inevitables bonus. Por 29 $ podréis haceros con una copia digital del juego. A partir de ahí, desde copias físicas firmadas por Romero y Carmack, a participar en el diseño de logros, armas y monstruos, o jugar una partida de Deathmatch contra el creador de ese mismo concepto. Obviamente, los niveles de participación más altos vienen de la mano de aportaciones económicas a la altura de las circunstancias. Sorprendentemente, algunos de los niveles más altos (con importes de 1.000 $ y 1.250 $) se encuentran entre los primeros que han recibido aportaciones.

Se espera que haya versiones para Mac y Windows, y la primera fecha de publicación presentada es invierno 2018. Cojamos sillas para esperar cómodamente.


Más información en la página de la campaña en Kickstarter

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada