3 de marzo de 2016

La Coleco Chameleon, más cerca de convertirse en un fiasco

Si habéis seguido las noticias del mundo retro últimamente, estaréis al tanto del proyecto Coleco Chameleon, una supuesta consola de carácter retro que funcionaría con cartuchos y que serviría como apoyo a los integrantes de la comunidad indie y retro que quisieran crear videojuegos con estética viejuna o directamente programarlos para sistemas antiguos con los que dicha consola sería compatible.

Sin embargo, lo que en un principio parecía una muy buena idea sobre el papel, que intentó cristalizar anteriormente con el nombre de Retro Videogame System (Retro VGS), parece que va camino de convertirse en uno de los fiascos más grandes de la historia retro en Internet, ya sea por que sus creadores no han sabido encauzar el proyecto (al menos de momento), ya sea por que están intentando engañar de algún modo a la comunidad. Y es que hay sospechas fundadas de que el prototipo no es lo que han estado prometiendo sus creadores, y que en realidad no hay nada tangible en este proyecto.

Renders de la máquina

Si recordáis, hace un tiempo os comentábamos que tras haber fracasado la campaña en indiegogo de la primera intentona como Retro VGS, el equipo decidió tomarse un tiempo, analizar las razones del relativo fracaso e intentarlo de nuevo más adelante, reorientando el producto. Fue entonces cuando surgió la colaboración con los actuales propietarios de la marca Coleco y rebautizaron el producto como Coleco Chameleon, una máquina dirigida a los amantes de los videojuegos retro que en teoría podría reproducir juegos para sistemas clásicos (al menos Coleco, Atari y SNES), así como juegos "modernos", creados para el sistema.

Los creadores del proyecto pidieron a la comunidad que esperasen a que mostrasen el prototipo de la máquina en la feria del juguete celebrada en Nueva York el pasado 13 de febrero, y allí aparecieron las primeras sospechas. Por lo que parece, algunos visitantes se percataron de que lo que parecía encontrarse en el interior de la carcasa de plástico de la antigua Jaguar era en realidad una SNES Jr (o algo muy similar), no un hardware totalmente nuevo. Por otro lado se suponía que durante esa feria se anunciarían los pormenores, fecha, etc. de la futura campaña de Kickstarter para recabar fondos, pero la información se pospuso sin más, argumentando que querían trabajar en el prototipo un poco más antes de presentarlo en 'sociedad'.

Fue entonces cuando los creadores de la máquina decidieron publicar algunas imágenes en su página en Facebook para tratar de desmentir las sospechas sobre el sistema; entre ellas, alguna con la carcasa de plástico transparente. Poco podrían esperar que, tras una excelente labor de investigación en los foros de AtariAge, se descubriera que la placa que se podía apreciar en las imágenes se trataba en realidad de una tarjeta capturadora PCI, no de hardware nuevo, una FPGA o algo similar. Rápidamente las imágenes desaparecieron de la página en Facebook, pero ya era demasiado tarde y la máquina iba cuesta abajo y sin frenos.

La imagen original publicada en Facebook y eliminada posteriormente

Y esta es supuestamente la tarjeta capturadora que puede
apreciarse tras la carcasa transparente

Los dueños de Coleco se desmarcaron rápidamente y emitieron un comunicado oficial en el que advertían que iban a comenzar una auditoría para descubrir si el supuesto hardware que se estaba produciendo bajo su nombre era en realidad lo que se esperaba de él, y si no fuera así darían por cerrado el acuerdo, mientras que un youtuber de la escena retro norteamericana, dejaba caer alguna estocada más a una consola herida de muerte en estos momentos.

El comunicado de Coleco en su página en Facebook


Según Brian Thomas, de The Jag Bar, se ofreció al equipo de creación de la Coleco Chameleon para grabar el vídeo que serviría como presentación de la campaña en Kickstarter. Brian cuenta que ya desde los primeros contactos pudo comprobar de primera mano que el prototipo con el que iban a trabajar la grabación no se correspondía con lo que se había hablado. ¿Quizás aún no estaban preparados? ¿Demasiado pronto para presentar la campaña y el hardware al mundo?




En nuestra opinión, el caso de la Retro VGS y la Coleco Chameleon, es el de una campaña mal llevada, con premura y con pocos conocimientos del negocio y la producción industrial. Quizás no habrían hecho falta establecer de forma taxativa las especificaciones, no haber hecho promesas que eran imposibles de cumplir, y haber esperado un poco más, a tenerlo todo cerrado y atado, o al menos la mayoría de aspectos que comprometen la creación de un hardware nuevo que se pretende financiar mediante el micromecenazgo. Sea como fuere, ahora el equipo de la Chameleon tiene una tarea complicada por delante de la que depende la supervivencia del proyecto: recuperar la confianza de su público objetivo.


Artículo confeccionada a partir de información encontrada en los foros de Atari Age, el perfil en YouTube de Brian Thomas y el perfil en Twitter de Frank Cifaldi.

2 comentarios:

  1. Pues es una lástima, la idea de una consola de cartuchos nueva pensada para indies y amantes de los juegos clásicos me parecía muy buena (independientemente de la carcasa que tuviera), aunque no le esperaba mucho éxito comercial pese a que me habría encantado equivocarme.

    Igual las intenciones eran buenas, pero en el momento en que empiezan a engañar... malo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena sí, lo que no entiendo como podían ir pidiendo 300 pavos en el crowdfunding original cuando lo único que tenían era humo, así desde luego que no se pueden hacer las cosas...

      Otra polémica a sumar a las protagonizadas por otras máquinas de similar calado como Neo Geo X, ¿es que nunca pueden salir bien?

      Espero que estos casos fallidos no impidan que en el futuro sí que podamos ver un cacharro de temática y propuestas similares y que cumpla con lo que promete

      Eliminar