14 de enero de 2016

Prueba 'Pharaoh Rebirth', una divertida aventura de plataformas y exploración

Publicado hace algún tiempo en las lejanas tierras niponas, llega Pharaoh Rebirth a nuestros ordenadores Windows; un encantador título de aventuras en el que controlamos a una especie de conejo explorador que debe abrirse paso a través de grandes mapeados, muchos enemigos y resolver algunos puzles.
A pesar de encontrarse en perfecto japonés (aunque hay rumores de una posible traducción al menos al inglés, como ya ocurriera con Cave Story en sus inicios), Pharaoh Rebirth de los japoneses KROBON Station se deja jugar bastante bien. Si no sabes japonés pasarás de las conversaciones 'telefónicas' dentro del juego, como en los viejos tiempos, y te dedicarás a la deliciosa exploración a lo Metroid y cía que se presenta ante ti.



En el juego controlaremos a un conejo embutido en un traje de explorador que ha de abrirse paso a lo largo de un buen puñado de niveles de dimensiones notables. Este simpático personaje contará desde el principio del juego con la habilidad de saltar y pegar 'orejazos' para acabar con los enemigos, así que la primera toma de contacto no es excesivamente traumática. Podremos recoger nuevos objetos e ítems que aparecerán en una pantalla secundaria, pero nuestra nula comprensión del idioma japonés nos ha dejado con las ganas de enterarnos mucho más de la 'móvida'.

En cualquier caso, los graciosos gráficos pixelados, las animaciones suaves y bien realizadas, la jugabilidad más que notable y la facilidad con que podemos movernos en los primeros compases de Pharaoh Rebirth, nos han entusiasmado y de momento seguiremos dándole hasta que podamos (o nos quedemos atascados). El juego es gratis, compatible con ordenadores Windows y se puede descargar desde la web del desarrollador.

1 comentario:

  1. Yo lo he terminado ya y me ha encantado.

    El mapa es dos veces arriba, que evidentemente pasé los mensajes en japonés cuando me lo explicaban y tarde medio juego en averiguarlo...

    ResponderEliminar