18 de enero de 2016

Impresiones con SEEP Universe: old-school con sabor de fan game

SEEP Universe es algo así como una puesta al día de SEEP World, uno de los más conocidos juegos de SEEP, un grupo de programación homebrew italiano formado por los hermanos Sergio y Enrico. Reputados por sus fan games, creados usando cualquier herramienta de usuario final que sirviera a sus propósitos en función del proyecto que tuvieran en mente, con SEEP Universe han dado el salto a la liga de los indie, poniendo su creación a nuestra disposición en el catálogo digital de Valve tras una exitosa campaña en Greenlight.



El juego es un plataformas de carácter bastante estándar, con la peculiaridad de poder intercambiar el control entre 2 personajes; avatares de los propios desarrolladores. Una decisión de diseño que parece abrir muchas posibilidades pero, a la hora de la verdad, ambos personajes se controlan de forma idéntica y sólo se diferencian en las armas especiales a las que tienen acceso, que resultan importantes a la hora de resolver algunos de los puzles. Dichos puzles pueden resultar algo crípticos en su diseño, en alguna ocasión, pero que con un poco de entusiasmo se pueden resolver sin tener que invertir demasiado tiempo, y ofrecen un bienvenido cambio de ritmo a una jugabilidad que, de otro modo, se estanca rápidamente.

Uno de los primeros puzles del juego, con pista incluida: "¿Qué dices que hace el tipo con su culebra?"

Fieles a su carácter de desarrolladores de fan games, hay multitud de elementos que homenajean a juegos y personajes retro, con especial énfasis a la venerable saga Mario Bros., de la que muy obviamente nace la mayor parte de la inspiración de este juego. Desde la splash screen con las vidas que aparece antes de comenzar un nivel a la sección final de los mismos, o el mapa del mundo salido directamente de Super Mario Bros. 3, es obvio el amor por el old-school de estos dos desarrolladores. Si bien para SEEP Universe han abandonado la idea de aprovechar sprites de otros juegos y el aspecto general es más congruente por ello, sin las referencias y cameos, o el uso de elementos tan claramente distintivos como son los personajes jugadores basados en Mega Man (por obvias cuestiones de copyright), el juego ha perdido por el camino parte de la magia.

La jugabilidad, en consecuencia, resulta un tanto desangelada. Carece de ese elusivo elemento que hace que un juego sea divertido, ese "je ne sais quoi" que hace que volvamos una y otra vez a invertir horas en un juego pues, en términos generales, todo juego repite en mayor o menor medida su estructura y uso de mecánicas básicas. Es ese elemento de jugabilidad el que nos atrae nuevamente a las redes de un juego, y aquí la sirena canta flojito y no siempre afinada. En contrapartida, la acción ofrece una cierta variedad en las situaciones que plantea, siendo las batallas con jefes de final de fase el mejor ejemplo, pues son interesantes y bastante imaginativas; probablemente uno de los mejores elementos de todo el juego.

Las caries han dejado sólo los colmillos a Pac-Man. Y una factura de dentista que lo tiene con un mosqueo...

Los controles son bastante estándar: moverse, saltar, correr y golpear. Como característica especial, cuando los personajes corren tienen la capacidad de arrastrar bloques del escenario, mecánica que se usa para aliñar un poco la acción plataformera al tener que usar dichos bloques para lograr acceder a ciertas zonas de la pantalla. La sensación general de juego, no obstante, es de imprecisión. Los controles responden con un cierto lag, resultando en esa [sensación] de que los personajes "flotan", tan poco agradecida en el caso de un juego de plataformas, en que la precisión del control es algo básico.

En términos de producción, SEEP no siente ningún tipo de pudor a la hora de codearse con juegos mucho más vistosos, amparados en su carácter old-school. El juego hace gala de un simpático, aunque simple y algo heterogéneo, pixel art. Utiliza una paleta brillante, con colores planos y contornos "duros" que recuerdan mucho a los juegos de Master System. De hecho, si bien el planteamiento global nos traen inevitablemente a la mente la saga Super Mario Bros., las acciones y los elementos gráficos recuerdan más a los juegos de la saga Alex Kidd. El diseño y aspecto de los niveles y fondos es a menudo deudor de los plataformas de acción clásicos para PC de Apogee, como Commander Keen o Duke Nukem. Lo que no es precisamente una mala cosa.

Referencia a Italia, la tierra de los desarrolladores, en el primer nivel. Alla meglio

Los efectos de sonido son apropiados y divertidos, si bien carecen de "pegada" y no siempre alcanzan a informar correctamente del éxito o fracaso de nuestras acciones en pantalla. La música, por su parte, es algo irregular: hay piezas muy interesantes y adecuadas al nivel que se está jugando, y otras que invitan a bajar el volumen.

Un elemento intrigante del juego es la SEEPedia, un repositorio de información sobre el juego que se puede ir desbloqueando mediante el pago de monedas recogidas durante el juego, y que dice contener numerosos secretos acerca del juego. Un concepto interesante que recuerda a esfuerzos parecidos de Capcom. También se incluye un mini shooter al que podemos jugar pagando unas monedas. Una práctica de la que muchos estudios podrían tomar buena nota: pagar por el in-game content con in-game money, y dejarse de carísimos DLC para la más ridículas de las inclusiones.

Errores tipográficos y faltas de ortografía evidencian que el inglés no es el idioma natal de los desarrolladores. Algo que por sí mismo puede ser desdeñable pero que resulta ser sintomático, pues denota una falta de atención general a los detalles de producción de este título. Otro ejemplo de esto es que no hay opciones integradas en el juego para salir a un menú principal en caso de querer abandonar la partida. Pulsando la tecla ESC aparece un menú de ventana, estilo Windows 98 si se me permite la comparación, entre cuyas opciones se cuentan salir de la aplicación o iniciar una nueva partida, lo que reinicia efectivamente el juego. No basta con incluir referencias y cameos si luego el juego, como pieza de software, no funciona.

¿Qué más variedad queremos? Un Breakout contra una pared de ladrillos inspirada en un Space Invader

El rendimiento general, para tratarse de un juego tan sencillo, es relativamente pobre. La acción en ocasiones va a saltos, y en un par de ocasiones encontramos bugs que nos obligaron a reiniciar un nivel o, incluso, el juego mismo. Uno de ellos acabó con nuestro personaje flotando por los aires, sin poder controlarlo y con todos los controles desactivados. Hubo que cerrar la aplicación, y al volver a comenzar a jugar, en el mismo punto, volvió a darse la misma situación exacta.

En contrapartida, habiendo sido lanzado en julio del año pasado, es notable como el juego no ha dejado de actualizarse constantemente, yendo ya por su versión 4.0 (disponible desde noviembre). Los creadores han prestado atención a su comunidad y han implementado diversas mejoras sugeridas por los jugadores, como la posibilidad de redefinir las teclas que, además, se han reducido de 3 a únicamente 2 botones de acción, lo que es una mejora francamente notable.

Todo indica que si bien el corazón de SEEP está en el lugar correcto, las maneras aún han de pulirse, para que sus juegos puedan valerse por sí mismos, sin el soporte de los clásicos a los que homenajean. No es un mal punto de partida, y el constante trabajo en pos de mejorar que denota el sinfín de versiones que han lanzado desde que el juego vio la luz, evidencia que no escatimarán ganas o esfuerzo en pro de crear nuevos y mejores juegos en el futuro.

En resumen, SEEP Universe no es un mal juego; simplemente es básico en todos sus elementos. Nada en SEEP Universe destaca de una forma positiva, por más que tampoco hay nada que sea tremendamente negativo. Es un proyecto amateur por el que se está cobrando un precio que, en algunos ratos de juego, puede parecer excesivo cuando hay juegos basados en freeware o donationware mucho más pulidos y con más encanto. Por su precio original (12$) resultaría imposible recomendarlo, pero por su precio actual, unos 3€, los amantes de los juegos de plataformas de carácter retro y mecánicas clásicas pueden pasar un buen rato.


Más info en la página del juego en Steam
Página web de los desarrolladores

1 comentario:

  1. Thanks, Dragon Climax on Greenlight: http://steamcommunity.com/sharedfiles/filedetails/?id=603765227 :)

    ResponderEliminar