27 de enero de 2016

"¿Dónde quieres ir hoy?" Disponible la nueva versión Beta de SymbOS

Que la existencia de un proyecto como SymbOS es sorprendente resulta un eufemismo. Que su existencia sea real y tangible, un Sistema Operativo para ordenadores basados en el procesador Z80 que podemos descargar e instalar en nuestros ordenadores clásicos, ahora mismo, y no se trate meramente de locos desvaríos anotados apresuradamente sobre una servilleta de papel (que si es de tela, es una faena), es rayano en ciencia ficción. "¿Dónde quieres ir hoy?" Sube, que SymbOS te lleva...
SymbOS 3.0 (SYmbiosis Multitasking Based Operating System) es la versión más reciente del sistema operativo de 8 bits para ordenadores basados en el procesador Z80 de Zylog. Añade una interficie gráfica basada en ventanas, soporte para sistemas de ficheros FAT (12/16/32) y gestión multitarea a nuestros aparentemente humildes equipos clásicos, como MSX 2, Amstrad CPC o Amstrad PCW. Ofrece la posibilidad de gestionar diversos dispositivos con los que extender las capacidades de nuestros ordenadores: desde decodificadores de sonido a medios de almacenaje masivo, pasando por interfaces de red con las que conectarnos al siglo XXI. También, como es de esperar en un Sistema Operativo basado en ventanas, ofrece soporte para el uso de un ratón - según se establece en la documentación, "la forma pervertida de controlar tu ordenador basado en SymbOS".

El proceso de instalación es mayormente sencillo e indoloro, por más que nuestras sensibilidades actuales puedan verse afectadas por la cantidad de información que el instalador de SymbOS pone en pantalla en cualquiera de sus pasos. Tomando como referencia el proceso de instalación sobre un ordenador MSX, seguiremos los siguiente pasos, resumidos:


  • Arrancar el ordenador a un Sistema Operativo MSXDOS / MSXDOS 2 o NEXTOR (estos dos últimos se recomiendan especialmente en caso de usar medios de almacenamiento masivo).
  • Lanzar el instalador, SYMSETUP.com. Escoger tipo de instalación (nueva o actualización de una versión anterior de SymbOS) y destino.
  • Finalizada la copia de ficheros, SymbOS lanzará la detección de medios de almacenaje. Puede cargar y gestionar hasta 2 de estos medios a la vez. Establecer la unidad de arranque. Si la unidad de arranque es un medio de almacenamiento masivo, hay que determinar la localización de la partición de instalación.
  • El instalador guardará los datos de configuración necesarios. SymbOS está listo para que volvamos a alucinar con lo que puede hacer nuestro aparentemente humilde ordenador de 8 bits.


No negaremos que volver a un instalador como éste tiene su encanto

Hay un detallado documento en la web de MSX.org ofreciendo información sobre cada paso de la instalación, completo con capturas de pantalla y comentarios sobre cada pequeña sutileza del proceso, así como una exhaustiva sección de troubleshooting que consultar en caso de que algo no haya ido bien.

En términos de las opciones básicas que ofrece, SymbOS puede equipararse a una versión de Windows 3 con elementos añadidos de las versiones posteriores de Windows, como el acceso al panel de control o la opción de ejecutar aplicaciones desde una pequeña y conveniente ventana. Las ventanas se controlan del modo que cualquier usuario de los sistemas operativos de Microsofr puede esperar, lo que ayuda a que SymbOS sea inmediatamente útil y relaja mucho la curva de dificultad que el proceso de instalación puede haber establecido para el usuario.

¡Mirad qué cosa más rebonica! Y recordad: ¡lo que estáis viendo es la pantalla de un MSX 2!

Algunas de las aplicaciones que SymbOS incluye en su versión 3.0 son igualmente reconocibles y usables para cualquier usuario de informática actual (los usuarios que lleguen desde el pasado pueden tenerlo un poco más difícil). Desde un bloc de notas a reproductores de música y vídeo (en el caso del CPC), pasando por un gestor de ficheros o el administrador de tareas. Incluye incluso un siempre útil (imprescindible, incluso, para algunos) shell o consola basada en DOS, cargado con los comandos que muchos conocemos (y hemos aprendido a querer).

Por supuesto, un Sistema Operativo inspirado en Windows no lo sería sin incluir la que durante mucho tiempo fue su aplicación por antonomasia: el Buscaminas. Por más que digan los herejes que insisten en que el título lo merece el Solitario. Y ni mencioneis a ese advenedizo Solitario Spider...

Una de las opciones quizás más impresionantes es la de, mediante la inclusión del hardware adecuado, conectar nuestros equipos viejunos a una red basada en los protocolos TCP/IP. Tras la configuración de rigor, en la que estableceremos nuestra dirección y máscara de subred, así como la puerta de enlace y servidor(es) DNS, estaremos listos para lanzarnos a la aventura de explorar el mundo virtual más allá de los cálidos confines de nuestro ordenador. Por ahora no parece haber disponible ningún navegador para SymbOS 3.0, pero sí podemos utilizar algunas aplicaciones clásicas, como Telnet, o lanzar algunos juegos con soporte para multijugador a través de red.


Así que el vídeo de "Call on Me" en la imagen de promo, ¿eh? Pillines... :)

Para aquellos con inquietudes en el campo de los Sistemas Operativos o los que quieran volver a sentir el asombro al ponerse delante de su Amstrad o MSX, al estilo de lo que Madonna nos cuenta en "Like a virgin", no podemos dejar de recomendar que descarguen SymbOS 3.0, sigan las sencillas instrucciones de instalación y disfruten de la experiencia como si fuera la primera vez.

Se espera que la versión final de este SymbOS 3.0 llegue en breve, tras un necesario proceso de testeo público y corrección de bugs. Entretanto, la nota de prensa informa de que ya hay planes para una futura versión 3.1 - una versión de especial sonoridad a la que, imaginamos, seguirá SymbOS 95.

Más info en la web de MSX.org
Enlace de descarga de SymbOS 3.0
Manual de instalación y uso de SymbOS 3.0 (pdf)

1 comentario:

  1. ¡Qué cachondo el SymbOS este! Y lo de "Call on Me" también. ;)

    ResponderEliminar