29 de diciembre de 2015

Hablamos con David Provencio, creador del libro 'Cómo hacer mi propia Recreativa Arcade'

Entrevistamos a toda una leyenda en esto de la escena arcade y de las máquinas recreativas: David Provencio. David presentó hace un tiempo un libro que seguro que ha hecho estragos en muchas parejas treintañeras, provocando más de una trifulca casera al resultar en la intentona de meter una recreativa en el salón de casa. Y es que el libro 'Cómo hacer mi propia Recreativa Arcade' fue un éxito y el pequeño empujoncito que necesitaban muchos aficionados para dar el paso y atreverse a construir la 'maca' de sus sueños.

Hace unas semanas David inició una nueva aventura: tratar de recaudar lo necesario mediante una campaña de crowdfunding en Verkami para crear la edición digital del libro, con nuevos planos, diseños y contenidos. Queríamos saber algo más de este proyecto, así que hablamos con su autor para que nos cuente todos los entresijos del nuevo libro interactivo y la situación de la escena arcade.

El libro digital ya ha conseguido los fondos necesarios, pero aún es posible apoyar el proyecto

En EEUU los libros de tipo "DIY" -Do It Yourself- son muy populares, pero en España no parecemos tan propensos a este tipo de trabajos. ¿Crees que el ámbito digital ayuda a hacer más factible un libro de este tipo?

Es cierto, existen en España algunas editoriales que tienen ese tipo de libros (como Drac o Planeta) pero la verdad es que no tienen mucho éxito aquí en España en el tema DIY. El hecho es que una de las razones de hacer el libro en digital es la posibilidad de salir de España e internacionalizar el proyecto (inicialmente en países latinoamericanos). Además, al ser un libro de cacharreo informático principalmente, la mayoría del público interesado en el libro han jugado a los arcade y han abierto en algún momento su ordenador para realizar modificaciones. Esto hace que consideren el libro digital como algo natural y no le tengan miedo al proyecto.

¿Qué tal le fue a la edición física del libro? ¿Por qué no se ha hecho una segunda edición del mismo?

Sabía que el público que se iba a interesar por el libro era muy concreto, en su mayoría hombres de entre 30 y 55 años, aficionados a las consolas y a los videojuegos. Por eso esperaba que gustase a cierto volumen de público, pero no está dirigido a grandes masas. Suponía que se iba a vender poco a poco. Finalmente ha ido mejor de lo esperado, e incluso institutos y asociaciones juveniles se han interesado por el libro, y en las ferias ha tenido muy buena acogida.

No obstante, he decidido no realizar una segunda tirada física. Los costes del libro físico son muy elevados (es en color en todas sus páginas) y no quiero subir el precio porque deseo que sea asequible y pueda llegar a más público.

Aun así, sí creo que debo continuar con el proyecto, ya que las personas que han comprado el libro o los packs arcade han quedado muy contentas y me han dado buen feedback e incluso he tenido pedidos desde el extranjero. De ahí que el siguiente paso sea ahora hacerlo en digital, para no tener la barrera del tiempo y el coste de los envíos, y abaratar aún más el precio, llegando así a otros países y a más gente.

«No quiero subir el precio porque deseo que sea asequible y pueda llegar a más público»

Los que más canas peinamos solemos ser muy propensos a acumular material de coleccionismo del videojuego retro. A veces, incluso, somos reticentes a todo lo relacionado con el "neoretro", es decir, juegos y máquinas nuevas que se asemejan y emulan a las antiguas. ¿Crees que una recreativa construida con el método DIY recoge la esencia de las viejas arcade o, por el contrario, existen elementos retro -tangibles o intangibles- que son imposibles de recrear?

Es una pregunta interesante. Como en todo, hay gente muy purista y otros no tanto. Al hacerlo tú mismo puedes conectar un monitor de 15 hz. original para tener los scanlines originales y demás, o emularlos por software desde el emulador si no quieres liarte. Lo bueno del proyecto es que te puedes complicar o no, hasta donde tú quieras. Se puede poner un fluorescente en la marquesina de la recre o no es obligatorio tampoco, o instalar un monedero original o poner el botón de "insert coin" iluminado que tenemos en los packs para no tener que meter monedas y jugar fácilmente.

Construirse una bartop en casa nunca fue tan fácil...

Lo que sí te puedo decir es que con los botones y los joysticks tendrás las mismas sensaciones que antaño. Como anécdota, os puedo contar que cuando escribía el libro hablé con Industrias Lorenzo (empresa Española que fabrica joysticks y botones arcade, y que en su momento creó el famoso Telemach 200). Les pedí permiso para publicar algunas imágenes de sus hojas de características para el montaje de los joysticks y los botones en el libro y uno de los directores que me dio el ok, me preguntó: "¿Por qué se llaman botones y joysticks americanos?, ¡si llevamos toda la vida fabricándolos nosotros!". En realidad los joysticks Happ Competition americanos los fabricaba antes esta empresa y se montaban en EEUU, con los que se hacían las "recres" que luego nos llegaban a España y a las que jugábamos hasta machacarlas... Es decir, los joysticks y los botones son exactamente los mismos, ¡y fabricados en España de toda la vida! Por lo que las sensaciones no pueden ser más reales ;)

Vaya, esa sí que es una anécdota curiosa. ¿Siguen fabricando en Lorenzo piezas arcade, entonces?

Ya no fabrican los joysticks de Happ, ahora es otro el proveedor, pero siguen exportando a todo el mundo. Es una empresa enorme y hacen de todo. Actualmente se dedican totalmente a fabricar componentes para maquinaria industrial. Pero sí me comentaron que se querían plantear volver a fabricar algo para el mercado del entretenimiento. ¡Sería genial que fabricasen un Telemach renovado! ;)

La pregunta que se hace cualquier nostálgico que quiere una recreativa propia es: ¿pero cuánto dinero me gastaría si me hago yo mi propia recreativa? ¿Vale la pena hacérmela yo mismo con todo el esfuerzo que ello implica?

Je, je, es la consulta que más nos suelen plantear. Realmente es más barato y fácil de lo que parece. Uno de los objetivos del libro es enseñarte a reutilizar cosas que ya tienes en casa o adquirirlas de segunda mano. Un ordenador antiguo, por ejemplo (a partir de Pentium IV vale para hacer una 'recre'), restos de madera para el mueble arcade, etc. Lo único que debemos adquirir son los joysticks y botones arcade, que para facilitar esta parte hemos preparado unos kits de material arcade para 1 y 2 jugadores con todo lo necesario.

Los kits son una buena alternativa para aquellos que no quieren complicarse
buscando y cortando piezas de madera

Para montar la recre no hace falta soldar cables ni instalar drivers ni programar. El emulador se configura fácilmente paso a paso. Las maderas se pueden comprar ya cortadas o cortarlas tú mismo, depende de lo que te quieras gastar y entretener. Y los botones y joysticks se conectan de una forma muy sencilla, sin necesidad de drivers adicionales.

Por ejemplo, si no queremos decorarla con vinilos adhesivos para ahorrar dinero, podemos pintarla y poner alguna pegatina únicamente o hacer un collage con fotos de revistas de videojuegos y decorarlo así. En fin, hay muchas formas. En el libro se intentan dar ideas para que cada uno pueda elegir lo que más le apetezca.

Por tanto, vale la pena hacerla uno mismo. Para ser más concreto: restando el ordenador y la pantalla, tener una bartop completa puede salirnos entre 130 y 160 euros, dependiendo de cómo la queramos decorar.

«Por tanto, vale la pena hacerla uno mismo. Para ser más concreto: restando el ordenador y la pantalla, tener una bartop completa puede salirnos entre 130 y 160 euros, dependiendo de cómo la queramos decorar»

¿Y los menos manitas, también tienen alguna oportunidad con todo este tinglado? :)

De primeras puede parecer que es complicado cuando se ve la bartop ya hecha, pero de verdad que es mucho más sencillo de lo que parece. Y una de las razones principales del libro es esa: dar ese pequeño empujón a quien puede verlo muy complicado desde fuera y que pueda darse cuenta de que no lo es, siguiendo una pequeña guía que le ayuda. Como en todo, hay personas que se les da mejor una parte que otra, pero eso no significa que no puedan hacer todo. Hay a quien se le da bien hacer el mueble arcade de madera y se juntan con otro amigo que sabe cómo desmontar un ordenador, o el padre hace la carpintería y el hijo configura todo.

Se siguen unos pasos muy claros y sencillos para poco a poco tener hecha la bartop. Muchos pasos son opcionales para que cada uno se entretenga hasta donde quiera. Si por ejemplo se ve muy complicado el tema de cortar las maderas, se pueden encargar en una carpintería o coger nuestro pack de maderas que ya tiene todas las necesarias y con todos los agujeros hechos. La parte de configurar el ordenador viene explicada en el libro pantalla a pantalla, al igual que las conexiones del material arcade que, como decía, no necesita soldar ni instalar drivers. Además, para cualquier duda adicional que pueda surgir, tenemos un correo en que la gente nos puede preguntar.

Al final muchos nos envían fotos diciendo que queda mejor de lo que habían pensado inicialmente.

Los diagramas y las instrucciones para el montaje son muy sencillos de seguir


El libro tiene un título muy claro, pero ¿y aquel que tenga ya una máquina recreativa comprada cuando desmantelaron los salones recreativos, podría utilizar el libro para mantener, reparar, actualizar o modificar su máquina?

Sí. El libro además de un paso a paso para hacer una recreativa intenta ser una pequeña enciclopedia sobre el tema arcade. Explica el funcionamiento de botones, joysticks, interfaces, etc. con ilustraciones y comparativas para saber cual elegir. Por lo que sirve también para los que deseen modificar su recreativa, cambiar la placa JAMMA original por un ordenador o simplemente para restaurar los botones y joysticks de su recreativa original.

Uno de los problemas que se encuentra alguien que quiera embarcarse en esta aventura es el de conseguir las piezas. ¿Se ofrece alguna guía de dónde acudir para conseguir monitores 4:3 y piezas específicas arcade?

El libro tiene una guía de tiendas arcade y desde la web del libro también tenemos packs arcade ya preparados, con todo lo necesario para montar la máquina que se explica en el libro. Incluimos este índice de tiendas arcade para que la gente pueda elegir y comparar. Además, tenemos siempre disponible un correo electrónico para que nos pregunten dudas sobre cómo conseguir los materiales o cualquier otra consulta que necesiten plantear durante la fabricación de su máquina arcade.

Ya has mencionado un par de veces lo de los packs arcade. ¿Por qué no nos hablas un poco más de ellos y cómo los has incluido en tu campaña de crowdfunding?

Tanto los packs de maderas como los de arcade los creamos porque nos los pedía la gente en las ferias. De esta manera, les facilitamos el buscar todos los elementos necesarios o quitar el miedo a la parte de carpintería que inicialmente se podría tener. Tenemos un pack arcade para máquinas de un jugador y otro para máquinas de dos jugadores. El pack de maderas tiene todas las necesarias para la bartop de dos jugadores, ya cortadas y con los agujeros necesarios hechos para los botones y joysticks. No obstante, siempre animamos a la gente a que las corten ellos para poder tener la satisfacción de haber montado una bartop completa, pero también tienen la opción de comprarlas ya preparadas.

«Tenemos un pack arcade para máquinas de un jugador y otro para máquinas de dos jugadores. El pack de maderas tiene todas las necesarias para la bartop de dos jugadores, ya cortadas y con los agujeros necesarios hechos para los botones y joysticks»

En la campaña hemos incluido los packs como recompensas, junto con el libro interactivo, y además hemos incluido los gastos de envío de forma gratuita a España para animar más a la gente para que aporte y pueda llevarse su bartop mucho más económica.

¿Cómo ves el panorama arcade actual? Iniciativas como asociaciones que se encargan de preservarlas gozan de mucha salud, y salones tipo Arcade Vintage lo cierto es que son un lujazo. ¿Hacía dónde vamos?

Lo cierto es que me ha sorprendido que hay más personas de las que pensaba que, como a mí, nos gusta el tema del arcade y de las 'maquinitas'. Ha sido toda una alegría... ;) Los eventos retro cada vez son más grandes, e incluso algunos han tenido problemas por crecer tanto, pero se van solventando ya que me he dado cuenta de que la gente tiene un gran empeño por mantener el mundo del arcade vivo. Los salones arcade son geniales y pienso que debería existir alguno más. En Madrid es algo que se echa de menos, por ejemplo.



Creo que esto va a seguir creciendo más. Incluso las grandes productoras de videojuegos desde hace tiempo han desempolvado los juegos arcade que desarrollaron en su época para remasterizarlos. Eso significa que hay mucha gente interesada... y espero que cada vez más. Cuando estamos en una feria y veo a un padre que le explica a su hijo qué es una máquina recreativa (ya que el niño no ha visto una en su vida) y el niño empieza a jugar a la recreativa de muestra que llevamos, veo que flipa desde el minuto 1... Eso es lo mejor de este proyecto ;)


La campaña de crowdfunding aún no ha finalizado aunque el objetivo principal está ya cubierto. Si quieres apoyar a David y su proyecto, sólo tienes que seguir este enlace.

2 comentarios:

  1. ¿Como puede salir una bartop entre 130 y 160 €? Si la haces con carton y un ordenador que tenias por casa y un monitor supongo que si, pero ese ordenador y monitor tendrian un precio en su momento. He estado mirando botones y todo eso y ya me salen por 100 euracos. Que me diga la receta!

    ResponderEliminar
  2. Pues lo que dicen chico,la madera y jostick te puede salir por unos 100,mas vinilos y metraquilato 40,monitor y pc siempre se tiene en casa,si no te cuadra e precio,mejor la compras hecha por 500 Euracos

    ResponderEliminar