7 de octubre de 2015

Impresiones con Arcana Heart 3, un sólido brawler oculto bajo una capa de azúcar glacé

Una maid ataviada con guanteletes metálicos que maneja una espada más grande que ella misma; una conejita estilo Playboy montada sobre una especie de mecha esférico que recuerda al ínclito Dr. Robotnik; una sacerdotisa sintoísta de 14 años y curvas que harían palidecer de envidia a Pamela Anderson; una gothic lolita de 10 años que maneja un espeluznante títere de madera reminiscente de Ringu... No cabe duda de que estamos ante un juego de origen japonés. Pero, ¿hay algo más detrás de esta selección de diseños típicamente nipones, o sólo sirven al propósito de ofrecer fan service?




Arcana Heart 3: Love Max!!!!! es la primera iteración de la ya veterana saga Arcana Heart que aterriza en Steam, tras pasear sus bits por PlayStation Vita y PlayStation 3. Se trata de un arcade de lucha 2D, en la línea de juegos como KoF o Guilty Gear, creado por los japoneses Examu y publicado por los igualmente nipones Arc System Works.
 
Lo primero que llama la atención de este Arcana Heart 3 es la calidad de su apartado visual, seguido de la composición de su elenco, estrictamente femenino. Este hecho, sumado al origen japonés del juego, puede llevar a más de uno y una a conclusiones erróneas sobre sus méritos jugables, que los hay y son muchos.
 
El elenco al completo, con 2 de los personajes más "normales" seleccionados
 
Metidos ya en harina, que es de lo que se trata en un título como éste, encontramos un control compuesto por 5 botones. Por un lado, tenemos los ataques básicos: débil, medio y fuerte. A estos 3, habituales del género, se suman 2 conceptos exclusivos de la saga: uno ofrece un curioso movimiento, único en este tipo de juego, que lanza a nuestro personaje en pos de su contrincante como si de un misil se tratase, y el otro activa el Arcana seleccionado.
 
¿Y qué demonios es un Arcana, os podéis preguntar? Una buena pregunta, pardiez. Los Arcana son una suerte de espíritus elementales que podemos seleccionar tras haber elegido la luchadora a la que controlaremos, y que modifican diversos de sus atributos (como la capacidad de ataque y defensa, o de movimiento), a la par que añaden un set secundario de técnicas - súper-técnicas, en realidad. Teniendo en cuenta el amplio elenco disponible (21 personajes, utilizables desde el principio), amén del número de Arcana entre los que escoger, la cantidad de combinaciones disponible (529, según indicado por los desarrolladores) es tremenda, debiendo ser posible encontrar una mezcla que se ajuste a la perfección al estilo de juego de jugadores y personajes por igual.

En la imagen, Partinias, Arcana del amor. Tan voluptuosa como la que más

La jugabilidad es compleja y divertida, capaz de enmarcarse con facilidad en el proverbial "fácil de aprender, difícil de dominar". Cada personaje hace gala de un estilo muy diferente, aún cuando la cantidad de luchadoras disponibles hace que peque de una cierta superposición de conceptos, con una saludablemente nutrida lista de técnicas y estancias potenciadoras que modifican las anteriores. Encontraremos de igual manera el habitual despliegue de componentes de la jerga del género: counters, reversals, juggles, recovers, cancels...
 
Los personajes, además de la sempiterna barra de energía, hacen uso de otras dos barras: la barra de fuerza y la barra de Arcana. La primera, un semicírculo situado junto a la barra de energía, alimenta el uso de los Extend Force, Arcana Burst y Arcana Blaze. La segunda, localizada en la parte inferior de la pantalla y compuesta por 3 segmentos, controla el uso de Homing Cancels, Guard Cancels, Supers, Arcana Supers y Critical Hearts. Esta barra se rellena, como es típico en este tipo de mecánicas, a base de golpear al contrincante a la vez que bloqueamos sus ataques. Hay un manga que, a modo de tutorial, explica los conceptos base del juego. A pesar de su carácter cómico, evidencia que aquí hay mucha tela que cortar.
 
La curva de dificultad en el modo "Story", típico por otro lado, es dudosa cuando menos: alcanzar el combate contra Scharlachrot, la luchadora de nombre impronunciable cuyo diseño recuerda poderosamente a la excéntrica Etna de Disgaea, fue un paseo, no habiendo perdido ni un solo round por el camino. Alcanzado ese punto, y tras una hora larga de ejercitar mi frustración, perdiendo combate tras combate, abandoné la partida, hastiado. Aún dejando de lado que mi torpeza, parece excesivo.

Las ilustraciones son excelentes. Pero... ¿Scharlachrot? No podía haberse llamado, Dolores, no...

En términos de la calidad de producción, como a hemos comentado, está a la par con cualquiera de los grandes del género de los brawlers 2D. Los sprites son grandes y de minucioso acabado, y todas sus animaciones son excelentes y están cargadas de detalles. El diseño de las luchadoras, por su parte, oscila entre lo anémico y lo inspirado, con pocos grises intermedios y manteniéndose, salvo un par de bienvenidas excepciones, dentro del marco de lo que cualquier otaku conoce y podría esperar de un juego como éste, saltando de tópico en tópico.
 
Hay un extraño contraste entre unos fondos en alta resolución y el pixelado extremo de los personajes. Fondos que, no obstante, son básicamente estáticos y sencillos en exceso. Una oportunidad perdida, a la vista de la calidad del resto de la producción visual del juego, con especial mención a las excelentes ilustraciones que salpican el desarrollo de la acción a cada oportunidad, o las pinceladas de personalidad de elementos como los "Link Anime", término que hace referencia a las animaciones que podemos observar en las columnas que bordean el área de juego, a lado y lado. Dichas animaciones acentúan la acción en pantalla, mostrando las reacciones de las luchadoras a golpes conectados y encajados, al tiempo que varían en función del estado de la barra de energía correspondiente. Todo ello con una calidad de animación que deja en evidencia a esfuerzos comerciales similares (sí, te estamos mirando a ti, Dragon Ball Super).
 
La banda sonora, por su parte, es algo así como una mezcolanza: desde fondos muy J-poperos a temazos guitarreros de componente progresivo que no deslucirían en un setlist de los Black Mages de Uematsu Nobuo, pasando por los temas típicos que podéis imaginar de un juego de este estilo. Los efectos de sonido están en la línea de lo que cabe esperar en un brawler, mezclados con contundencia. Pero si por algo destaca el apartado sonoro de Arcana Heart 3 es por la cantidad de líneas habladas que encontramos, además de los gritos y nombres de técnicas durante los combates, con la calidad que cabe esperar de una sociedad que ensalza el trabajo de los y las seiyû - actores y actrices de doblaje.

Eko, uno de los personajes más característicos del juego, atacando mediante uno de sus dibujos

El juego despliega una notable panoplia de modos de juego diferentes: Story, After Story, Time Attack, Trial, Training... Acompañados, por supuesto, de modos Versus, tanto local como Online. Durante el juego, en los modos de historia, se activan una serie de elementos que podremos encontrar posteriormente en la sección Gallery, y ofrecen retazos de las historias de cada uno de los personajes, insertados en diferentes momentos de la narrativa principal, y que incluyen combates contra otros personajes, alargando aún más la vida útil del juego. Alcanzar a ver el 100% de lo que este juego atesora puede llevar un número de horas en absoluto desdeñable.

Quizás uno de los grandes problemas a los que Arcana Heart 3 tendrá que hacer frente a la hora de reclamar un lugar entre sus iguales es la disonancia entre lo que es y lo que nos venden que es, pues su tono y diseño generales pueden no ser del agrado de todo el mundo. La capa de maquillaje del juego puede llevarnos a pensar, si no disponemos de más información, que se trata de un juego insustancial o carente de profundidad jugable, construido únicamente sobre el débil armazón de los desequilibrios hormonales masculinos (y alguno femenino, asumimos). Y la publicidad parida por Arc System Works no ayuda a alejarse de esa idea. No obstante, la cantidad de fan service es muy inferior a lo que uno podría sospechar. Vender Arcana Heart 3 como "2D Waifu Fighting" al público occidental, ajeno en general a los rasgos más peculiares de la cultura japonesa, es menoscabar las amplias bondades de un juego que, a la vista de este primer contacto, puede ser tan hardcore como el que más.

Que lo "neumático" de algunos diseños no os confunda: Arcana Heart 3 es puro brawler 2D

Arcana Heart 3: Love Max!!!!! se encuentra a la venta en Steam por 27,99€. Esta versión trae de regalo un Art Book en formato obviamente digital, enterrado por entre las carpetas de instalación del juego. Las 144 páginas del pdf ofrecen poco valor añadido en sí mismas, pues se trata básicamente de una colección de ilustraciones y, sobretodo, bocetos, que a título informativo sólo pone sobre la mesa unas fichas de personaje, en (asumimos) perfecto japonés, con datos tan poco sustanciales como la nacionalidad, la fecha de nacimiento, el peso (sorprendente la potencia de las "yoyas" de estas jovencitas de menos de 50 kg) o, por supuesto, las imposibles medidas. Por más que las ilustraciones lucen bien gracias a su excelente calidad, es una oportunidad perdida para ofrecer un extra realmente suculento en relación con lo que importa, que es el juego, pudiendo haber incluido una guía de estrategia de cada una de las luchadoras y las propias bases del juego, pues la profundidad de los sistemas implementados lo permite. Otro ejemplo de cómo la orientación que se ha dado al juego va en detrimento de su faceta más importante: la calidad de su jugabilidad.
 
En cualquier caso, Arcana Heart 3: Love Max!!!!! es un juego de lucha fácilmente recomendable a los amantes del género, siempre y cuando puedan pasar por alto ciertas cuestiones mayormente estéticas, priorizando la sustancia sobre la forma. O las formas.


Más info en la web de Arc System Works
Página en Steam del juego
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario