11 de agosto de 2015

Crónica de GamePolis 2015. El videojuego retro y el moderno se dan la mano



Los pasados días 24, 25 y 26 de julio tuvo lugar la tercera cita con el festival malagueño de videojuegos Gamepolis. En dicha cita tuvieron lugar 70 actividades programadas, divididas entre el “Auditorio Gamepolis”, el “Auditorio GameInvest” y el denominado “Escenario Principal”. Desde las 10.00 de la mañana del viernes hasta las 22.00 del domingo tuvieron lugar, de forma ininterrumpida, torneos de videojuegos, conferencias, exhibiciones de cosplay, conciertos o conferencias desde la temática más retro hasta la más innovadora, pasando por el terreno independiente del videojuego. Todo como parte de la gran variedad que hemos encontrado este año.
Las largas colas de entrada, que se perdían a la vista, nos hacían vaticinar un recinto lleno de aficionados de todo tipo al mundo del videojuego. Y es que Gamepolis sigue fiel a la máxima de que en la variedad está el gusto. Había de todo, para todos. No sólo todo tipo de eventos programados, sino también una exposición retro, comandada por el compañero Edu de Mundoconsolas (que tuvo a bien, como siempre, hablarnos de su excelente colección), así como numerosas tiendas donde comprar desde merchandising de lo más variado hasta videojuegos, como no, tanto actuales como todo tipo de clásicos, en zonas como las de Eduardo en Emere.

Entrar de los primeros, todo un lujo

Al poco de llegar, nos adentramos en una zona repleta de desarrolladores independientes que mostraban sus proyectos y, sin dudarlo un ápice, nos acercamos para hablar, en primera instancia, con un representante de Winged Minds Studio, que nos muestra su proyecto, Citadels; un interesante videojuego futurista que utiliza la realidad virtual como base, enfocado a una interacción lo más natural posible, prescindiendo del típico pad en favor de un control adaptado a nuestras manos de forma que, si queremos coger algo, debemos alargar la mano y cerrarla, pulsando así un gatillo que provoca que la mano virtual dentro del juego también se cierre. Se busca el realismo hasta tal punto que, si cogemos algo y luego soltamos el gatillo, la mano se abre de nuevo y el objeto cae. Incluso para introducir un cargador en un arma, debemos hacerlo tal como lo haríamos en la vida real: acercando la mano que tiene el cargador a la zona respectiva del arma y entonces soltando dicho cargador para dejarlo insertado. Tener pulsado o no el gatillo equivale a tener la mano abierta o cerrada. Con la salvedad de la pistola, puesto que debemos poder pulsar el gatillo para efectuar los disparos.

Casi sin darnos tiempo a digerir lo que estos chicos tienen entre manos, pudimos acercarnos a conocer el interesante proyecto The Bit Army. The Bit Army nos propone un portal al que poder acudir como punto de encuentro para ofrecernos o buscar jugadores para todo tipo de juegos online, pero no sólo ofrece la facilidad de no tener que ir buscando gente foro a foro, sino que nos permite incluso monetizar este aspecto. Así es. De esta forma, un usuario con amplia experiencia en un juego concreto puede ofrecer sus servicios como apoyo o incluso maestro al mejor postor. También podemos, mediante subasta inversa, solicitar ese tipo de servicios. Hay que aclarar que la web no cobra ningún tipo de comisión a los usuarios por ello, si bien hay dos tipos de cuenta: una gratuita con opciones básicas, y una cuenta business con posibilidades más amplias. Ahora mismo se encuentra en fase de beta pública, por lo que aún está abierta a cambios y mejoras, pero ya es totalmente funcional y podemos probarla aquí.

Hablamos también con los chicos de Androtiyas, elegida mejor compañía desarrolladora independiente del evento a través de los votos de los asistentes que pudieron acercarse a conocer y probar todos esos desarrollos, y cuyo juego Fight Fantasy fue galardonado además con el premio a mejor juego del evento. Fight Fantasy es un juego de rol masivo online gratuito que permite juego cruzado en sus versiones para Windows, iOS o Android, con la adecuada escalabilidad en su motor para adaptarse a las distintas plataformas en las que corren dichos sistemas operativos. Fight Fantasy presenta unos gráficos sencillos y coloridos, con personajes propios de un estilo cartoon y un juego directo, de forma que desde un primer momento es fácil hacerse con el control.

Fight Fantasy captó gran atención en la zona indie

Nos acercamos también a hablar con los galardonados en tercer lugar. Los chicos de Evil Dance Robots tienen entre manos el juego musical Project XenS, para móviles, en el que nos encontraremos con combates "musicales", que utilizan el ritmo y la percusión de las piezas que suenen como base para la eficacia de nuestros ataques. Un sorprendido miembro del equipo nos atendió amablemente, explicándonos que no esperaban recibir tal reconocimiento en todo lo relativo a su juego. Por desgracia no pudimos verlo en acción, pues aún no se encontraba en estado jugable, pero permaneceremos atentos a sus avances.

Parece que les gustó nuestra revista

Por último, tuvimos tiempo de compartir un rato con el granadino Estudio Nemo, un pequeño grupo de desarrollo compuesto por 4 personas que nos ofrecía el juego “Niños lentos animales rápidos”, un juego rápido, directo y sencillo, para móviles y tablets, en el cual deberemos conseguir huir durante el mayor tiempo posible de una fiera que pretende devorarnos, tal como sugiere el descriptivo título. A pesar de su sencillez jugable, que persigue la adicción directa, nos encontramos con un proyecto muy vistoso, gracias a unos gráficos que recuerdan a juegos como la saga Deponia de los ya consagrados Daedalic Games.

Estudio Nemo posando para RetroManiac

En cuanto a las conferencias, tuvimos la ocasión de escuchar a Gilberto Sánchez, de Virtual Toys, hablarnos del exitoso periplo por Asia de su nuevo juego Pirates: Treasure Hunters, un MOBA que pronto llegará a occidente y que está haciendo furor en lugares como Corea. El ínclito Oscar Araujo volvió a deleitarnos con un repaso sobre sus inicios en el mundillo, como compositor para bandas sonoras de videojuegos tan conocidos como Castlevania: Lords of Shadows, con un tono cercano y desenfadado. No se quiso ir sin adelantarnos que actualmente está trabajando en no una, sino dos bandas sonoras para sendos juegos AAA. También aprovecharon el extenso anfiteatro que Gamepolis ofrecía nuestros compañeros Jesús Relinque “Pedja” y Jose Manuel Fernán “Spidey”. Allí nos presentaron su libro, 'GÉNESIS. Guía esencial de los videojuegos españoles de 8 bits', con prólogo de Paco Suárez. En el libro disfrutaremos de un genial y exhaustivo repaso a todos -sí, todos- los videojuegos españoles producidos entre 1983 y 1992. Una pequeña joya que ya estamos devorando en la redacción y del que próximamente, tan pronto lo terminemos, os ofreceremos nuestras impresiones. Finalmente, no podemos olvidar mencionar que la propia revista RetroManiac se vio representada en la mesa redonda ‘Coleccionismo Retro: ¿Afición o adicción?’, en la que nuestro compañero Juanma compartió debate con Eduardo Álvarez de Mundoconsolas y Logarán de Fase Bonus, contando con la moderación del afable Gaby López.

Los compañeros Pedja y Spidey, dándolo todo en el escenario

Tras ese rato entre amigos y amantes de lo retro, se dio paso a una de las conferencias más interesantes para los que, como nosotros, disfrutamos aún de las máquinas y videojuegos que vieron la luz en décadas anteriores. Y es que el mismísimo Petro Tyschtschenko tuvo a bien venir a hablarnos sobre el 30 aniversario del Amiga. Petro fue el responsable de marketing y director de operaciones de Commodore en Europa durante gran parte de su vida comercial, e incluso se siguió ocupando de todo lo relacionado con el Amiga una vez la marca se hundió en la bancarrota. Podréis disfrutar de una pequeña entrevista con Petro en el especial sobre los 30 años de Amiga, que estamos preparando para el próximo número de la revista.

Pudimos asistir, por último, a la entrega de premios de GameInvest, durante la que no sólo se otorgaron los 3 premios a los desarrollos más votados por el público asistente al evento, sino que se añadió además un seleccionado, Altivasoft, para que su juego fuera coproducido por Genera. Y, finalmente, también se dio la oportunidad a quien quisiera para hablar de su juego a todo el auditorio, aprovechando la audiencia allí concentrada para darse a conocer.

Los ganadores elegidos por el público

Pero no todo iba a ser trabajar, así que nos dimos una vuelta por el recinto para disfrutar del ambiente, las pantallas gigantes con torneos constantes y público entusiasta, las exposiciones de Gigabyte, MSI o Nintendo, mostrando y dejando probar sus novedades, los cosplayers y su continuo devenir mostrando su buen hacer y fotografiándose con el personal, y, por supuesto, las tiendas de todo tipo, desde merchandising hasta videojuegos clásicos y la exposición retro.

Estábamos tardando en pasar por aquí

La zona de Mundoconsolas llamaba poderosamente la atención, bajo un proyector en el que se ejecutaba el impresionante Hokuto No Ken que Arc System Works parió en 2005 para la placa Atomiswave, una larga mesa sobre la que reposaban el casi centenar de consolas que nuestro amigo Eduardo había tenido a bien traer, de su colección personal, para gozo y disfrute de los asistentes al evento. Condensada en la exposición estaba prácticamente toda la historia de nuestra más querida afición, representada en innumerables sistemas. Al ir avanzando por ella se nos iban presentando interesantes temas de conversación, como PC Engine y su nefasta distribución en nuestras tierras - ¿qué habría ocurrido si NEC hubiera vendido sus sistemas de 8 bits como realmente se merecían? También tuvimos tiempo de admirar la siempre elegante familia Neo Geo y opinamos sobre los diseños de los diferentes modelos de 3DO, entre otras muchas cosas de una más que interesante conversación, y es que la colección daba para una tertulia interminable. No podía faltar la pregunta estrella sobre cuál de todas las máquinas era su predilecta, a lo que nos respondió mostrándonos un Pioneer LaserActive, híbrido entre laserdisc y consola con módulos independientes para poder reproducir títulos de Megadrive y PC Engine, e incluso en formato CD; sin duda, una de las joyas de la corona de la colección.

Aquí, el LaserActive en todo su esplendor 

Edu también nos reveló que ahora está enfrascado en la adquisición de máquinas recreativas, siendo una de sus últimas adquisiciones un mueble de Sega Rally, de esos que venían con coche y todo. Al preguntarle por los posibles problemas de espacio, nos comentó que de momento iba bien, aunque no sabía cómo evolucionaría la cosa en un futuro; de hecho, alucinando nos quedamos al saber que tiene todas sus consolas conectadas a un único televisor. Al preguntarle cómo consiguió llevar a cabo semejante hazaña, nos contestó muy inspiradamente: “Soy sevillano. ¿Conocéis la semana santa de Sevilla? Pues a mí no me gusta, así que un año me encerré y me dediqué a meter cables por la habitación”.

La familia Neo Geo, tan señorial como de costumbre 

Tras la curiosa anécdota, nos despedimos de Edu, no sin que antes nos invitara al próximo gran evento del videojuego en Andalucía, Retro Sevilla 2015, que organiza su propia asociación y que, tras el buen arranque del año pasado, promete mejorar en todo respecto de su anterior edición; empezando por la presencia de tiendas y mercadillos y siguiendo con una línea de actividades bastante interesante. Muy probablemente allí estaremos, los próximos días 23, 24 y 25 de octubre, para contaros todo lo que allí acontezca.

¡Llegó la hora de las compras! 

No podíamos irnos de GamePolis sin sucumbir a los encantos de las compras. Tras echar un vistazo a los diferentes stands donde se ofertaba todo tipo de material retro, finalmente nos decantamos por el de Emere, con los amigos Eduardo y Abel al frente, quienes además tuvieron a bien mantener con nosotros una interesante charla sobre el mundo de la especulación en los videojuegos retro. Nuestra postura coincidía en todos los puntos: el que intente aprovecharse de la coyuntura, con este momento álgido del coleccionismo, para sacar tajada, acabará por estrellarse cuando la burbuja se deshinche, y el que haya estado siempre del lado de los precios populares y con sentido común, podrá seguir viviendo de esto más allá de la fiebre actual. Finalmente cayeron unas cuantas compras: cartuchos de Super NES y Game Boy bastante asequibles; varios juegos de Dreamcast, algunos incluso precintados que no llegaban a los 20 euros; cajas universales para almacenar aquellos cartuchos que han quedado sin ella con el paso del tiempo; y la joya de la corona: una Master System II - la edición que tiene Alex Kidd in Miracle World en memoria y Sonic The Hedgehog en formato físico; aquella que tanto se prodigó por las comuniones de nuestro entorno a comienzos de los 90, completa con su caja y en muy buenas condiciones. Hasta el punto de que le salieron seguidores de camino a la salida.

Casi nos fuimos de vacío. Casi...

Y hasta aquí lo que dio de sí esta tercera edición de GamePolis. Quedan algunos detalles en el tintero que esperamos comentar en el próximo Haciendo el Indie, la sección de RetroManiac dentro del podcast de Pulpofrito, y algunas entrevistas que podréis leer en las próximas semanas. Salimos con muy buen sabor de boca por lo bien organizado que estuvo el evento, y es que juntar en el mismo recinto a todas las vertientes del mundo del videojuego, clásico y actual, no debe ser una tarea precisamente sencilla. Casi 40 años de historia dan para mucho y en este festival hemos podido disfrutar de un espectro bastante amplio.
¡Esperamos volver a disfrutar de ello el próximo verano!



Más info en la web de GamePolis

No hay comentarios:

Publicar un comentario