4 de marzo de 2015

Impresiones con Titan Attacks! Disparos y marcianitos de toda la vida puestos al día

Tras haber paseado palmito por otros sistemas, hace unos días llegó la conversión de Titan Attacks! para 3DS a tierras europeas, gracias a la labor de Curve Digital. El juego de Puppy Games no esconde su inspiración: nada menos que uno de los clásicos más venerables en esto de los videojuegos, el tremebundo Space Invaders. Propone, sin embarge, alguna pequeña vuelta de tuerca en su jugabilidad y mecánicas, actualiza los gráficos a la actualidad (con matices), y demuestra que las viejas fórmulas, simples pero efectivas, pueden prevalecer sobre sistemas de juego mucho más complejos.




La historia del juego es obviamente tan sencilla como innecesaria. Tendremos que defender la Tierra del ataque de unos malvados alienígenas, utilizando para ello una especie de tanque armado hasta los dientes. Tras asegurar nuestro mundo es hora de tomar la iniciativa y dirigirnos hasta el origen de los extraterrestres y atacarles allí donde más duele. ¡Es la hora de la venganza! Así nos esperan cinco mundos con 100 niveles diferentes, que irán desde las habituales fases estáticas del clásico de Taito, repeliendo hordas enemigas, hasta unos enfrentamientos con naves nodrizas y unas pequeñas fases de bonus en las que darnos un respiro.

Podremos subir nuestras puntuaciones a un ranking online

Comenzaremos la partida con una serie de niveles sencillos mediante los que hacernos con la mecánica... Vamos, desplazamiento lateral en la parte inferior de la pantalla con nuestra tanqueta, disparar en vertical y acabar con las naves que se mueven también lateralmente por encima nuestro. De vez en cuando, algún OVNI atravesará veloz la pantalla, y si logramos acertarle podremos hacernos con algunos bonus interesantes. Tras estos primeros pasos, las fases incluyen oleadas de enemigos más peliagudas, agrupaciones inteligentes de diferentes tipos de naves para ponernos las cosas más complicadas y movimientos más rápidos de las mismas. Se pasa de un Space Invaders a una mezcla de Galaga y shooter, más veloz y rabioso.

Las bombas nos permitirán 'limpiar' la pantalla de enemigos

Para afrontar con las mayores garantías este aumento de la ferocidad de los 'bichos' del espacio exterior, tendremos que comprar mejoras para nuestra arma de destrucción masiva en la tienda que aparece al terminar cada nivel. Comenzando por la potencia de disparo y pasando por aumentar su cadencia de repetición, o una serie de añadidos a nuestro vehículo mediante a los que, por ejemplo, poder disparar misiles. También podremos comprar escudos y, de hecho, pronto veremos que será necesario reforzarlos antes de enfrentarnos a los jefes finales. Todo cuesta dinero (una premisa generalizada en los juegos de Puppy), así que en las primeras partidas no faltará un pequeño componente estratégico y de investigación para no gastar dinero tontamente, acumular algo en el 'banco' y finalmente comprar mejoras cuando realmente lo necesitemos.

¡Ya en Marte! Queda poco para llegar a vuestro planeta natal, malditos...

La curva de dificultad está bien medida, y no será hasta el boss del tercer mundo cuando quizás se pongan las cosas algo feas, sobre todo si no hemos mejorado de forma consecuente nuestro armamento o no vayamos equipados con escudos. Lo cierto es que los enfrentamientos contra las naves nodrizas no son demasiado interesantes - se reducen a un simple 'toma y daca' en el que gana el que menos impactos recibe, ya que en ocasiones esquivar algunos de sus disparos es prácticamente imposible dado el reducido margen de maniobra que tenemos al desplazarnos sólo lateralmente. Posiblemente sea éste el punto más flojo de Titan Attacks!, junto a un apartado técnico muy discreto, que no aprovecha ni siquiera el efecto 3D de la consola; la sensación es que han pasado todos los 'assets' gráficos de otras versiones directamente a 3DS, limitándose a reducirlos de tamaño, con la consiguiente pérdida de calidad. De hecho, los escenarios de fondo, a pesar de cambiar de forma aleatoria, presentan un aspecto pixelado borroso bastante descuidado. La banda sonora también pasa algo desapercibida, siendo lo más destacable los escasos sonidillos especiales que nos acompañan en nuestra cruzada.

Será necesario comprar mejoras en la tienda

Con todo, lo mejor del juego es sin duda la adicción, lo divertido que resulta. No podremos guardar nuestro avance hasta que al menos terminemos un mundo completo, por lo que el juego exige un mínimo de pericia por parte del jugador. El pequeño componente estratégico que conlleva saber cuándo gastarnos el dinero recogido en los combates, y en qué, junto a la posibilidad de subir nuestras mejores puntuaciones, también le proporcionan un toque contemporáneo necesario. Titan Attacks! no destacará ni en lo técnico ni en su originalidad, pero es cierto que nos lo hemos pasado muy bien recuperando una fórmula que parece resistirse a desaparecer del panorama de los videojuegos. Eso sí, un mejor acabado audiovisual lo hubiera encumbrado sin duda como uno de nuestros favoritos en la eShop.

Los enfrentamientos contra los bosses no acaban de convencencernos

Visita la web oficial de Titan Attacks! para más info

No hay comentarios:

Publicar un comentario