18 de febrero de 2015

Impresiones con Natural Soccer, una vuelta a los mejores arcades futboleros

Hace años, los seguidores del deporte rey en España tenían siempre múltiples alternativas para emular a las grandes figuras del deporte balompédico en el ocio digital. Sin embargo, a medida que el sector de los videojuegos crecía lo hacían también los presupuestos que se manejaban, lo que acabó dejando en la cuneta la mayoría de estas alternativas, teniendo al final que contentarnos con la enésima entrega de los FIFA o los PES, o del Football Manager si lo que nos gustaba era estar en el banquillo.



Por suerte, vivimos en un tiempo en que el desarrollo de videojuegos se ha, digamos, democratizado. Hoy es más fácil que nunca publicar un juego -aunque, como nos decía Pablo Crespo, presidente de GAME, el problema es llegar al consumidor; pero esa es otra historia- y, gracias a ello, podemos encontrar en los desarrolladores independientes propuestas que de otra manera no veríamos nunca publicadas, por arriesgadas o -consideradas- poco apropiadas para el público general. Un ejemplo de esto es Natural Soccer, un juego de fútbol que se inspira en clásicos como Kick Off o Sensible Soccer para ofrecernos un juego rápido, directo y muy adictivo, sin todas las florituras, tablas de estadísticas, números e historias que impregnan los títulos grandes de fútbol. Es decir, Natural Soccer no es un simulador de fútbol, sino un arcade.

¿Te parecen pocos modos de juego? Es lo que tienen los arcades

Realmente el juego no es del todo nuevo, pues existía en plataformas móviles desde junio de 2014, así como para OUYA. Ahora ha dado el salto a Windows, a través de la plataforma Steam, y es la versión que hemos probado. En cualquier caso, no deja de resultar curioso que el creador del juego, Thorsten Schleinzer, haya conseguido ser original y creativo… copiando clásicos con más de 20 años de antigüedad. Pero es que el estilo de juego que propone Natural Soccer ya no se ve. Balón no pegado al pie del jugador, controles sencillos -tres botones, uno para pase corto, otro para pase largo y otro para tirar a portería-, vista cenital -en vertical u horizontal, configurable-. Vamos, un juego que recuerda nada más verlo a las plataformas de 8 y 16 bits.

El juego no tiene licencias oficiales, así que los nombres son obviamente inventado

Natural Soccer cuenta con dos bazas principales. La primera es, claramente, la de la nostalgia. Todo aquél que se lo haya pasado bien con un Kick Off o un Sensible Soccer, y piense que ya no se hacen juegos como aquellos, no podrá creer lo que verán sus ojos.

Seguro que pensabas que ya no se hacían juegos como éstos, ¿verdad?

La segunda baza con la que cuenta el juego es su adictividad. A fin de cuentas, hablamos de un juego que no destaca por su acabado técnico - tanto a nivel gráfico como sonoro el juego parece sacado de una máquina de 16 bits. Cierto es que para lo que pretende ofrecer no necesita mucho más, pero sí echo en falta mejores animaciones para los futbolistas, y especialmente para el portero -que me recuerda mucho al del Emilio Butragueño de TopoSoft para Spectrum-.

Sinceramente, yo casi esperaba ver “Gol de Emilio Butragueño”…

Pero estábamos hablando de la jugabilidad, y es que una vez que te pones a jugar, todas las posibles carencias técnicas se olvidan rápidamente. Si nunca has jugado a uno de los juegos de referencia de este título entonces no estarás acostumbrado a eso de no llevar el balón pegado a los pies. Básicamente, lo que significa es que tu jugador avanza dando patadas al balón, y hasta que no llega de nuevo a él no puede cambiar de dirección. Ni pasar. Ni tirar a puerta. Y si otro jugador llega antes que él, pues se la quita. Sin necesidad de darle a ningún botón ni de hacer ninguna entrada. ¿Decías algo del realismo, FIFA?


Todos los goles tienen su momento de repetición. Algunos son realmente bonitos…

De todas formas, si siempre has jugado con el balón pegado a los pies, no te preocupes; al principio choca, pero no tarda uno mucho en acostumbrarse. De hecho, lo que probablemente más cueste son dos cosas. La primera es la falta de opciones a la hora del control. Natural Soccer apuesta por un sistema clásico y sencillo, es decir, un botón para pasar en corto, otro para pasar en largo y otro para tirar a puerta. Listo. No tienes un botón para regate, ni para carreras, ni para dirigir el balón, ni para efectos ni para nada a lo que puede que estés acostumbrado si juegas a "simuladores" actuales. Demonios, por no haber, no hay ni fuera de juego. Así que aquí todo dependerá de tu habilidad y visión de juego.

Esta es la única tabla de estadísticas que verás en todo el juego.
Sí, es una supuesta liga española de 22 equipos.

La segunda cosa que seguramente notes es que el botón que yo llamo de tiro a puerta en realidad no es de tiro a puerta, si no que su función es chutar bien fuerte para donde sea que estés dirigiendo al jugador que tiene el balón. No va a ir a la portería, pues, si estás “mirando a Cuenca”, y dada la velocidad del juego, te va a costar meter un balón entre los tres palos al principio.

Olvídate de cambiar con un botón de jugador. Siempre manejas el que esté más cerca del balón

Si hablamos de los modos de juego, recuerda nuevamente que ésto es un arcade. El juego tiene dos modos: partido directo o campeonato. Si escoges la primera opción, sólo tienes que elegir los dos contendientes y ale, a jugar. Si prefieres jugar una liga, podrás escoger una de las varias que ofrece el juego. Pero bueno, yo he jugado en la española y, salvo el nombre de la liga y que los nombres de los equipos están en español, poco más se parece a la realidad. De hecho, ni siquiera el número de equipos es el correcto, ya que hay 22 en vez de 20. Y el que podría ser el Real Madrid va de rayas claras y oscuras.

Aunque al principio te caigan palizas no hay que desesperar.
A los pocos partidos he sido capaz de ganar 7-1

Por supuesto, aquí no hay fichajes, ni alineaciones, ni tácticas ni entrenamientos ni distracciones de esas. Es como el modo de partido sólo que los contendientes ya te los da la máquina.

Tal vez, explicado así, pueda parecer poco. Pero es que esto es un arcade, es un juego que no quiere hacerte pensar sino disfrutar y divertirte. Un juego en el que no te va a dar pereza echar un partidillo, que probablemente acabe convirtiéndose en dos o tres. Porque es divertido. Porque es frenético.Y porque ya no se hacen juegos como éste.

Visita la web oficial de Natural Soccer para más info

Lee nuestra serie especial 'Rumbo al Mundial' de videojuegos de fútbol

1 comentario:

  1. Juraría que he visto el botón de darle efecto al balón una vez que he comprado el juego, ya te lo confirmaré. Por lo demás el artículo no está mal.

    ResponderEliminar