25 de noviembre de 2014

Impresiones con la versión para Wii U de Shovel Knight. Neoretro de muchos quilates

Hace ya un tiempo que el estupendo Shovel Knight va luciendo palmito allá donde es publicado. Primero en ordenadores, luego en consolas, y por fin en los sistemas PAL de Wii U, una de las máquinas favoritas para los desarrolladores según comentaban desde los tiempos en que comenzaron con la cruzada de Kickstarter. Tras múltiples retrasos, un buen montón de promesas de lanzamiento incumplidas y muchísimos gráficos pixelados, ¿mereció la pena la espera? Es posible que muchos ya hayáis probado las mieles del estupendo juego de Yacht Club Games en otras plataformas, pero... ¡ah!, no hay nada como hacerlo en una consola, con todo ese sabor añejo a Megaman de 8 bits que tanto nos gusta. Pero no adelantemos acontecimientos, y vayamos por partes...



Nacido de una campaña en Kickstarter realmente exitosa, Shovel Knight pretendía recaudar en torno a los 100.000 dólares pero al final superó los 300.000. Esto supuso que se alcanzaran varios objetivos, como las conversiones para otros sistemas; en este caso, Mac, Wii U y 3DS. Desgraciadamente, Yacht Club Games es un equipo de desarrollo pequeño y no pudieron tener listas todas las versiones al mismo tiempo, y mientras en Norteamérica disfrutaron primero del juego en sus consolas, en Europa y otros territorios tuvimos que esperar a la finalización del siempre tedioso proceso de certificación, localización, etc. Pero todo llega, y hace ya un par de semanas que está disponible en la eshop europea.



La historia nos situa en un maravilloso mundo pixelado de colores limitado y movimientos arcaicos. Cuando a un caballero le ‘roban’ a su chica es mal asunto, y seguro que no se quedará de brazos cruzados. No es para menos, y es que a nuestro particular caballero andante con armadura y pala en lugar de espada, no le ha hecho ni pizca de gracia que secuestren a su amada y que encima invadan sus tierras. ¡Es hora de ponerse a... ¿cavar?! Seguro que con las capturas que acompañan este texto ya os habréis hecho una idea de qué podéis esperar de Shovel Knight. La pinta lo delata: ¿otro plataformas 2D con gráficos pixelados que apela a nuestros sentimientos de nostalgia? Pues sí, pero no vayáis a esperar un producto genérico realizado con más o menos ganas.

El mapa os recordará a juegos como Super Mario Bros. 3


Shovel Knight es un juegazo como la copa de un pino que, a poco que hayáis disfrutado de la época de los 8 bits, no deberíais perderos. La premisa es sencilla: plataformas, exploración y combates contra jefes finales en la línea de Megaman. Nuestro caballero podrá ganar habilidades a medida que avance por un mapeado que guarda muchas similitudes con, por ejemplo, Super Mario Bros. 3, y el componente de exploración nos remite forzosamente a todos esos títulos inspirados en Metroid y demás clásicos aventureros. La diferencia estriba en que, aparte de ser una mezcolanza muy bien llevada (un refrito, si acaso), Shovel Knight posee su propia personalidad y carisma gracias posiblemente a los personajes y al uso de una pala en lugar de la habitual espada por parte de nuestro personaje. La mecánica es conocida por todos: comenzaremos en un primer nivel introductorio (sin tutoriales ni gaitas), armados con una pala que desde el principio nos sirve para cavar y descubrir tesoros y otros objetos escondidos en el escenario, o para saltar sobre los enemigos al modo DuckTales.

Los primeros niveles son sencillos

Las primeras plataformas son sencillas y no será fácil que nos eliminen. Una pequeña toma de contacto en toda regla, pero pronto las cosas se pueden poner algo chungas (sin ser excesivamente difíciles), y los enfrentamientos con los bosses requerirán algo más que de habilidad por nuestra parte, o descubrir ese patrón que haga que caigan con más facilidad. Si vencemos al jefecillo de turno avanzamos al siguiente nivel a través de un mapa que guarda más de una sorpresa. Añadimos nuevas capacidades a nuestro personaje y seguimos disfrutando con su estupendo diseño de niveles y banda sonora ochobitera. Un lujo. Además, para los más habilidosos siempre quedará un modo de mayor dificultad desbloqueable, así como el esperado multi en local.

A medida que recojamos más tesoros podremos comprar 'reliquias'


Y mientras deambulamos por escenarios originales diseñados con mucho gusto y repletos de secretillos de esos que tanto nos gustan (el componente de exploración recompensará al jugador más curioso, como debe ser), nos acompaña una banda sonora de muchísima calidad, compuesta a dos manos por Jake Kaufman (Shantae, Retro City Rampage, Mighty Switch Force...) y Manami Matsumae, la compositora de las músicas en el Megaman original. Bits y sonidos retro creados con gusto, variados y muy convenientes. ¡Nos encanta!

Los escenarios son suficientemente variados


La versión para Wii U incluye además algunas novedades con respecto a las conversiones anteriores. Es compatible con el Miiverse, por lo que leer y compartir mensajes con otros usuarios estará a la orden del día. Ojo, porque es una característica la mar de divertida. Os encontraréis con tipos con gustos parecidos a los vuestros profiriendo amenazas a los desarrolladores (todo suavizado) por este o aquel boss imposible de matar - Muchacho: ¿quizás necesites subir un poco de nivel? En fin, siempre animado. También es compatible con multitud de controles, entre los que se encuentran los mandos de Wii o los clásicos. También se puede jugar directamente en el mando-tableta de Wii U. No nos cansaremos de decir que, en nuestra opinión, es una de las mejores opciones de la consola doméstica de Nintendo. ¡Nos encanta! Por último, se han incluido algunos atajos para selecionar reliquias e ítems sin pasar por menús innecesarios.

Ojo con los secretos que podréis encontrar en vuestro deambular

Estupendo a todos los niveles, Shovel Knight merece toda vuestra atención. Si no lo habíais probado antes y tenéis una Wii U, es vuestra oportunidad para revivir viejas experiencias con un juego completamente nuevo. El esfuerzo de Yacht Club Games no se queda a medias. No se trata de aprovechar la moda del retro, sino de hacer un juego realmente sobresaliente a todos los niveles, que de haber aparecido en los 80/90 hubiera sido considerado de lo mejorcito. Hoy en día es perfecto para tipos como nosotros y vosotros, ávidos de nuevos títulos que os recuerden momentos clásicos. ¡A por él!

Visita la web oficial para más información

No hay comentarios:

Publicar un comentario