3 de noviembre de 2014

Impresiones con Door Kickers, conviértete en un SWAT de la vieja escuela

Si siempre soñaste con emular a los GEOS y hacer realidad la famosa ley Corcuera (fue una ley que se presentó en España a finales de los 80 por la que la policía no necesitaba de una orden judicial para entrar al asalta, patada en la puerta mediante, si sospechaba que dentro de algún inmueble se cometía algunos delitos determinados, y que finalmente fue suspendida por la justicia), eso es lo que propone este Door Kickers, literalmente “pateadores de puertas”. Controlaremos a un equipo de SWAT que debe penetrar en escenarios cerrados cumpliendo determinadas misiones. A veces el objetivo será liquidar a todos los malos, en otras ocasiones salvar a rehenes o intentar conseguir pruebas antes de que sean destruidas por la banda mafiosa de turno.


Lo que atrae de este juego es que no se trata del enésimo juego de disparo en primera persona, no. Estamos ante un juego de acción estratégica en tiempo real con vista cenital en el que controlar a varios comandos a la vez para que desarrollen el plan que creamos más conveniente según las características del escenario.
Al ser un juego en el que prima la estrategia, y en el que el control de tantos personajes a la vez puede ser complicado, en cualquier momento podemos pausar la acción para dar las ordenes a nuestros hombres. Con el ratón arrastramos la trayectoria que queremos que sigan cada uno de ellos, y estos abrirán fuego automáticamente sobre cualquier enemigo con el que se topen. Hay que tener en cuenta que cada personaje tiene un ángulo de visión, por lo que solo veremos en la dirección en la que esté mirando cada uno, el resto quedará oscurecido, incluido todo lo que haya detrás de obstáculos como coches o columnas.


En cuanto a la estrategia, cobran especial protagonismo las puertas, tal y como vemos en el título del juego. Cada puerta es en sí misma un pequeño reto, ya que hay varias opciones para atravesarlas. Podemos acercarnos a ellas y echar un vistazo a lo que hay al otro lado a través de una microcámara. Según la posición de los gangsters y del estado de la puerta (si está cerrada con llave o no) elegiremos la mejor opción. Desde la patada en la puerta y entrar a saco disparando, reventarla con explosivos, forzar la cerradura, usar una palanca o incluso un mazo de asalto si es que lo hemos desbloqueado previamente y lo hemos equipado a alguno de nuestros agentes.



El componente estratégico abarca mucho más. Cada misión requiere de un número diferente de agentes que podemos utilizar, y podemos elegirlos entre nuestro equipo de 10. Cada uno con características diferentes, distintos grados de experiencia según cuánto hayamos usado a cada uno, distintos roles, armamento y equipación. Todo es bastante personalizable. Al principio de cada misión podemos asignar el rol de cada agente. Uno puede ser un tirador ligero que se mueva rápido y use una pistola para cargarse de forma rápida y eficaz a los malos. También puede ser un agente de asalto armado con un arma semiautomática con mayor frecuencia de disparo, pero que cuesta más de usar en espacios estrechos. Otro puede estar especializado en defensa portando un gran escudo que reduce bastante su movilidad, le impide llevar más armas y además las recargas también son más lentas. El breacher estará especializado en abrir paso con su arma de gran potencia de fuego, aunque de baja frecuencia de disparo, muy útil para acabar con más de un enemigo de un solo golpe de gatillo. Por último el experto en infiltración que puede abrir puertas de forma silenciosa y lleva armas con silenciador, para no alertar a los enemigos que se encuentren en otras habitaciones.
A estos hay que sumar en algunas misiones a un francotirador que se situará fuera de la pantalla y al que podremos ordenar apuntar y disparar.



Nuestros personajes aumentarán sus capacidades con la experiencia ganada y podremos desbloquear nuevas armas y equipamiento conforme ganemos estrellas en las diferentes misiones. Hay una cantidad considerable de nuevo armamento esperándonos, cada pieza con características diferentes. En cuanto a la equipación encontraremos desde herramientas para abrir puertas, nuevos tipos de chalecos antibalas o incluso escudos de distinto tipo. En cuanto a modos de juego podemos elegir misiones sueltas, que nos pueden servir de entrenamiento, o varias campañas. En ambos modos ganaremos estrellas para seguir desbloqueando equipación. También se nos propone acabar las misiones de diferentes formas para ganar medallas o más estrellas. Por ejemplo acabando la misión por debajo de un tiempo estipulado, sin usar la pausa o utilizando únicamente un solo plan inicial, sin dar nuevas ordenes a nuestros agentes. Aparte de esto, Door Kickers tiene un editor de misiones, por lo que podremos crear nuestros propios escenarios y también descargar los creados por otros jugadores. Otra cosa que podremos descargar son mods, habiendo ya alguno disponible con nuevas armas.



Así que, en resumen, Door Kickers es un juego recomendable para un amplio espectro de jugadores, ya que aúna estrategia y acción escapando del típico FPS al que estamos acostumbrados. Nos tendrá unos buenos ratos enganchados para superar las misiones e incluso repitiéndolas para conseguir perfeccionar nuestra estrategia y obtener todas las recompensas posibles.

Visita la página oficial para más info

Página en Steam de Doorkickers

No hay comentarios:

Publicar un comentario