17 de octubre de 2014

Impresiones con Phantom Breaker: Battle Grounds. ¿El beat'em up vuelve a la palestra en PSVita?

Que en Japón sigan apareciendo de tanto en cuanto juegos denominados 'de vieja escuela', léase, juegos de lucha one vs one tipo Street Fighter, o beat'em ups como Final Fight y compañía, es sinónimo de que allí aún persisten las viejas glorias como pueden. Es cierto que a occidente llegan algunos de sus productos, los menos, y es por eso que al menos de primeras tenemos que congratularnos de la salida hace ya un tiempo de esta especie de spin off de la serie Phantom Breaker, primero en XBLA y este verano en las Vitas europeas. ¿Habrá merecido la pena la espera? ¿Significa esto el retorno del típico reparte tortas de barrio?


Quizás por ese afán que tiene sobre todo la escena independiente de recuperar viejos géneros y mecánicas, no nos extraña que de vez en cuando el círculo más comercial se acuerde de los jugadores más viejunos. Es el caso de 5pb Games y Mages, que se ve que andan algo animadillos arriesgándose en un mercado tan reducido como es el de Vita, y encima con un juego de estas características. Phantom Breaker: Battle Grounds se aleja del estilo lucha uno contra otro de los juegos anteriores, y abraza el estilo que tanto éxito diera a Capcom, Sega o Konami con un título donde vuelven a aparecer las protagonistas féminas de sus antecesores aunque ahora en un estilo 'chibi' muy nipón que casa bien con el estilo de juego y que además os recordará a otros juegos como Scott Pilgrim. Sin embargo aquí se acaban los parecidos con el juego de Ubi, y es que Battle Grounds aboga por un estilo machaca botones más evidente. A pesar de los elementos RPG introducidos, los combos y el amplio número de movimientos, quizás el título japonés peque algo de repetitivo y de poco estratégico. Ningún problema para todo aquel que busca aporrear botones quitándose de encima a los malos de turno, pero algo a tener en cuenta para los amantes más acérrimos del género.


Camioncitos a mi...

Desde el principio dispondremos de varios modos de juego siendo el 'Historia' el principal, con muchas conversaciones y algunos diálogos doblados al japonés que harán las delicias de los amantes del anime. La opción arcade es más directa, y aunque el recorrido por los niveles es similar, nos ahorraremos los diálogos. Una opción más adecuada para quellos amantes de las recres de toda la vida que buscan batir su propio record y concentrarse en los batacazos. La opción cooperativa permite jugar al mismo tiempo a hasta 4 jugadores tanto offline como online. Y por último no podemos dejar de recordar la opcón Battleground, que nos deja escoger a alguno de nuestros personajes 'dopados' de los modos anteriores y participar en luchas similares a las de Smash Bros. También para hasta cuatro jugadores. Podremos escoger entre diversos personajes con características diferentes (aunque jugablemente esto no acabe de notarse demasiado). Todas son chicas y están sacadas del universo Phantom Breaker.

No podía faltar una buena ensalda de tortas en unos recreativos


Ya desde la primera partida se deja notar el sentido del humor gracias a los diseños caricaturescos y la nula intención de los programadores de complicar nuestras partidas, aunque se acaben por utilizar prácticamente todos los botones de la consola. La característica más destacable es que en lugar de dejarnos libertad total para desplazarnos por el escenario, ya sabéis, en las cuatro direcciones como en Final Fight o Street of Rage, en Battle Grounds sólo habrá dos planos de juego lateral, uno frontal y otro en segundo plano, al estilo Fatal Fury de SNK, ¿lo recordáis? Este pequeño grio en la jugabilidad típica de este tipo de juegos, le proporciona una pequeña dosis de originalidad y además, ¡qué narices! es bastante divertido ir cambiando de plano mientras pegamos alguna patada o ejecutamos un golpe especial.

Podemos movernos a través de dos planos de profundidad


Tampoco podemos dejar pasar el pequeño componente a lo RPG que incluye el juego, y es que a medida que acumulamos experiencia acabando con nuestros enemigos y recogiendo objetos podremos subir de nivel en una pantalla dispuesta a tal efecto. Características como ataque, velocidad o defensa son básicas para poder alcanzar con suficientes garantías la segunda mitad del juego, pero lo cierto es que el sistema no está del todo bien integrado y no goza del equilibrio necesario. Así, si subimos nuestro poder de ataque en las primeras fases, los siguientes niveles no nos supondrán apenas un reto para superar, los enemigos (incluso en niveles de dificultad mayores) no 'crecen' en poder y son mucho más fáciles de eliminar. Todo esto, unido al carácter típicamente 'machacabotones' de los beat'em up, termina por desembocar en repetitividad y cierto aburrimiento que podría haberse sorteado con cambios en el desarrollo de los niveles o la inclusión de algunas situaciones especiales como ocurre en los 'grandes' del género.

¿Tipos en motos? Nos encantan


Hablando de niveles, tendremos que recorrer un total de siete más un par de fases de bonus. Desde el famoso barrio de Akihabra (una especie de tutorial del juego), hasta unas terroríficas cuevas o una visita al barrio comercial de Shinjuku, con escena de elevador (¡Konami!) incluída. Todas están realizadas mediante polígonos en una especie de cel shading, en contraposición con los sprites pixelados de los personajes, muy bien animados por cierto, pero que parecen reescalados incorrectamente y presentan un aspecto dispar. En cualquier caso, buenos escenarios para repartir mamporros a diestro y siniestro.


El componente RPG es algo reducido

¿Y qué nos han parecido estas primeras partidas con Battle Grounds? Si somos amantes del género puede que nos satisfaga a pesar de carecer de cierto componente estratégico a la hora de luchar contra las oleadas de los enemigos, aunque por otro lado precisamente esta característica lo convierte en un juego más anodino y aburrido. Es adecuado para partidas rápidas y cortas, para desfogar machacando botones sin piedad y para pasar un buen rato recordando viejos tiempos. El caracter RPG no termina de cuajar y es prácticamente anecdótico, y la curva de dificultad la podemos sortear fácilmente aumentando a las primeras de cambio algunas de las habilidades de nuestro personaje. Con todo si no lo has disfrutado antes en XBLA y tienes la VITA para los viajes en autobús, no dejes de echarle un ojo a Battle Grounds, puede que sea lo que andabas buscando para antes de enfrentarte a tu jefe cada mañana...

También podemos ejecutar impresionantes movimientos especiales

Visita la web oficial de Phantom Breaker: Battle Grounds para más información

No hay comentarios:

Publicar un comentario