9 de octubre de 2014

Impresiones con la versión para Wii U de Teslagrad. Puzles y exploración 2D que nos tienen 'magnetizados'

Hace ya un tiempo que os llevamos hablando de Teslagrad, un juego creado por el estudio independiente afincado en Noruega Rain Games, que primero apareció en ordenadores a través de Steam, y que desde hace unas semanas está disponible también en la eshop de Nintendo para su consola Wii U. Teslagrad ya nos sorprendió en su momento por su calidad, jugabilidad y adicción. El título de Rain Games hacía hincapié en la exploración de los escenarios y en la resolución de los puzles 'electromagnéticos' al tiempo que ampliábamos nuestros poderes gracias a unos objetos especiales diseminados a lo largo y ancho del mapeado. ¿Os suena? El esquema es similar a los conocidos juegos de acción y exploración como Metroid y Castlevania, pero el título de Rain Games posee, afortunadamente, su propia personalidad, y ahora en versión consolera nos gusta aún más...



La historia de Teslagrad nos pone en la piel de un niño que se ve envuelto en una extraña conspiración en un país que nos puede recordar a la Rusia soviética. Ya desde el inicio en una evocadora introducción a caballo entre la narración y la interactividad, tendremos que escapar por los tejados de la ciudad mientras nos persiguen una especie de soldados con el único objetivo de atraparnos. La lluvia del fondo, los tonos grisáceos y marrones de la atmósfera y el rictus severo de esos ‘soviets’ disfrazados de universo paralelo, provocan que la ambientación del juego prometa ya desde los inicios. Esta primera correría nos valdrá para hacernos con el control del chico y a preguntarnos de mientras por las razones de ser perseguidos. Pronto entraremos en la torre de Tesla, lugar donde se desarrollar en realidad la aventura. Un laberinto intrincado de niveles sobre los que volveremos una y otra vez tratando de desvelar el misterio que nos rodea.

Pon a prueba tu ingenio resolviendo situaciones como esta...

La posibilidad de poder jugar 'off screen' directamente en el mando de Wii U es, para un servidor, una de las mejores opciones que tiene la consola de Nintendo. Sin necesidad de ocupar el televisor, y aprovechando los juegos como si de una portátil se tratara (siempre que no nos alejemos en exceso de la consola), es una alegria toda vez que las horas dedicadas al ocio electrónico han decaído ostensiblemente en los últimos meses. El juego de Rain Games incluye por fortuna la opción de jugar directamente en el mando, y aunque de este modo nos perderemos un tanto la calidad de los dibujos pintados a mano en alta resolución, la pantalla del mando es más que suficiente para seguir disfrutando con los detalles gráficos y los escenarios entre clásicos y modernos inspirados en el universo soviético que han plasmado los diseñadores de Rain Games. Los controles responden igualmente muy bien, y es una delicia contar con la cruceta digital de Nintendo y el resto de botones del mando. Ofrece una experiencia muy satisfactoria.

Algunas pistas no son tan obvias ;)

Una vez metidos en harina la mecánica del juego es bien sencilla y se basará fuertemente en las fuerzas de atracción y oposición típicas de los imágenes y las corrientes electromagnéticas. Si bien al principio del juego tendremos que aprovechar por ejemplo la carga magnética de algunos 'bichos' que pululan por los escenarios, un poco más adelante nos podremos hacer algunos objetos mediante los que adquirimos poderes sobre los que interactuar con estas fuerzas. Unos guantes, unas botas... no queremos desvelaros todos los items que recogemos, pero baste saber que su descubrimiento y uso serán esenciales si queremos avanzar en esta aventura. A medida que avancemos las situaciones serán cada vez más peligradas. Nuevos poderes adquiridos provocan que nuestra mente tenga que pensar en un número mayor de posibilidades a la hora de sortear los nuevos obstáculos hacia los que nos arrojan los diseñadores del juego. La habilidad con los controles tampoco será ninguna tontería, y en ocasiones el tiempo para efectuar algunas acciones está realmente medido, por lo que es conveniente no desechar ninguna idea aunque fallemos en los primeros intentos. Los enfrentamientos con los bosses nos pondrán a prueba y son realmente ingeniosos y divertidos.

Los bosses son divertidos y ofrecen un reto diferente al resto del juego

Durante nuestra incursión en la torre volveremos en ocasiones sobre nuestros pasos, mientras que en otras nos toparemos con un muro de piedra que no nos deja avanzar, consultaremos el mapa para verificar que habitaciones nos quedan por explorar. En fin, salvo un par de ocasiones en los que nos hemos desorientado completamente, la exploración nos proporcionará las suficientes pistas como para saber hacia donde dirigirnos. La dificultad es media–alta, sobre todo a partir del primer tercio del juego cuando tendremos que poner a funcionar a tope nuestro cerebro y dedos. Moriremos muchas veces pero poseemos vidas infinitas y siempre tendremos la oportunidad de volver a intentarlo otra vez o descansar un rato y volver más adelante al juego. Además, los diseñadores del juego han conseguido hacer que Teslagrad carezca prácticamente de cargas entre niveles, y la narración de la historia no interrumpe el juego, sino que está integrada perfectamente con el desarrollo del propio juego. Un acierto en estos tiempos que estamos aburridos de largos tutoriales, diálogos carentes de chispas e interrupciones continuas en los juegos.

La narración de la historia no interrumpe el resto del juego

En conclusión un plataformas aventurero de puzles mucho más que digno, un soplo de aire fresco al saturado mercado del género en la escena Indie que viene a demostrar que con talento y dedicación se pueden conseguir productos de altísimo nivel. Teslagrad se deja jugar, es desafiante, su ambientación es excepcional y en ocasiones resulta frustrante, como todo buen juego de la vieja escuela. Tampoco es que esté exento de problemas, claro, como determinadas ocasiones en las que nos sentiremos algo desamparados por parte de los diseñadores, desorientados sin saber que hacer, y superar algunas habitaciones será todo un ejercicio de prueba, error y habilidad meticulosa. Nada que no se arregle si llevamos más años de los que quisiéramos a las espaldas. Los gráficos pintados a mano, las animaciones, la música ambiental y la historia que se hilvana ante nuestros ojos gracias al uso de una narrativa original y funcional, redondean a nuestro juicio un juego a tener en cuenta. Si ya tenías la versión para ordenadores quizás no merezca la pena hacerte con el juego para Wii U, pero si no lo tenías y buscas un desafío 2D en toda regla con claras reminiscencias clásicas, no dejes de echarle un ojo a Teslagrad, creemos que no te arrepentirás...

Conseguir nuevos items será esencial para continuar nuestra aventura


Más información en la web oficial del juego

No hay comentarios:

Publicar un comentario