27 de octubre de 2014

Crónica de Madrid Games Week 2014. ¡Indie, retro y muchos videojuegos!

Aunque las ferias de videojuegos llevan existiendo décadas -ya sea como ferias autónomas como el antiguo ECTS londinense o el actual E3, o como sección de otras dedicadas al consumo como el CES-, en España nunca habíamos tenido ninguna medianamente seria. Aunque ahora existen, de una forma o de otra, varias ferias en territorio patrio, la más importante, al menos de cara al gran público, es sin duda la Madrid Games Week. Técnicamente hablando sólo lleva celebrándose dos años, pero podríamos decir que es su cuarta edición si consideramos los dos primeros Madrid GAMEFEST, feria patrocinada por la cadena GAME en los años 2010 y 2011, como su primera encarnación.



Si pensamos que España es el cuarto mercado europeo por volumen y el séptimo a nivel internacional, ¿cómo es que ha tardado tanto en tener su propia feria? El mundo retro, sector que mueve infinitamente menos dinero, lleva muchos más años celebrando certámenes con total asiduidad. Sobre la ausencia de una feria propia de entidad se podrían comentar muchas cosas, pero yo tengo mi propia teoría: una feria, por muy internacional que quiera ser, tiene que mantenerse con la industria local. Y… ¿qué industria del videojuego hemos tenido en España salvo excepciones y la denominada Edad Dorada?

Como responsable de la zona de desarrolladores, Gonzo fue una presencia constante por toda la feria.
Al fondo, el stand de Made In Spain.. Imagen: Manu Sagra


Hablando con Gonzo Suárez, que aparte de nombre legendario del sector patrio es el responsable de la zona de desarrolladores del evento, nos comentó que comparado con otros años este Madrid Games Week era un poco light. ¿Light? La edición de 2014 triplica el número de expositores, con más de 90 stands y 240 títulos según las cifras oficiales. También ha tenido más asistencia de público que el certamen del año anterior. ¿Más light?

Bueno, podríamos decir que sí. El año pasado, el primero de la nueva andadura de la feria, coincidió con la salida al mercado de Xbox One y PS4 (no sólo en España sino casi casi a nivel internacional), y se notó mucho. Este año no se presentaban consolas nuevas -ni siquiera la nueva Nintendo 3DS que acaba de salir hace nada a la venta en Japón, lo cual yo creo que es una oportunidad perdida para Nintendo- y por lo tanto no había tanto despilfarro de “las grandes” -aunque sus pabellones seguían siendo los más grandes, espectaculares y ruidosos-.

Los chicos de World Of Tanks no quisieron perderse MGW y ofrecieron,
como no podía ser de otra manera, un stand dentro de un vehículo militar.
Miedo me da lo que harán con World of Battleships…. Imagen: Manu Sagra


Pero, en cambio, la edición de este año me ha sorprendido por dos cosas que no estaban ni de lejos tan presentes en pasadas ferias: los centros ofreciendo grados, masters y formación en general sobre videojuegos y la gran cantidad de desarrolladores españoles.

Made in Spain! Imagen: Manu Sagra


Vale, nuestra industria sigue en pañales, está llena de pequeños estudios con más ilusión y voluntad que medios o experiencia, pero estos estudios van surgiendo como setas. Puede que a día de hoy hasta el más modesto juego del stand de Sony tenga más presupuesto que todos los juegos indies presentados a la Madrid Games Week juntos, pero al pasear por la zona de desarrollares patrios uno puede sentir que por muy embrionaria que esté nuestra industria esta existe y está creciendo. Sí, es frágil y tierna y puede que constituya un minúsculo presente, pero desde luego da la sensación de que a poco que se la cuide puede constituir un gran futuro, uno al menos acorde con la potencia del mercado consumidor que representa.

La formación en videojuegos tuvo gran presencia en la feria. Imagen: Manu Sagra


Doy por supuesto que si estás leyendo RetroManiac seguramente no te interesen tanto las novedades en la psicología de los porteros del FIFA 15 o las nuevas excusas bélicas para venderte un CoD, sino que estás más interesado en los juegos independientes -y en el retro, claro, que en las cuatro ediciones de ferias madrileñas siempre ha estado muy presente-.

La zona retro nunca está vacía. Y no sólo de puretas, aunque chavalín de 13 años llame “Amstrad”
a un Sinclair ZX Spectrum +.... Imagen: Manu Sagra


La categoría de juegos indies es una especie de cajón de sastre donde entran desde pequeños juegos hechos en dos meses por individuos sin demasiado talento a verdaderas pequeñas grandes producciones como Randal’s Monday, que como ya nos contaba Pedja es toda una señora aventura gráfica imprescindible para los amantes del género en particular y de los buenos juegos con sentido del humor en general.

¿Qué sería de una feria sin babes? Cierto que hubo un E3 sin ellas. Sólo uno. Las babes y los cochazos
son como el arroz en una paella. Podrá estar bueno, pero siempre le faltará algo. Imagen: Manu Sagra


Pero es que mucho y bueno había este año en el panorama patrio presentado en la feria. Por citar más ejemplos, y siguiendo con el género de las aventuras gráficas, también podíamos echarle un vistazo en el stand de Made in Spain, charlar con el equipo de desarrollo y hacernos con merchandising variado y una edición especial a muy buen precio de la aventura Gods Will Be Watching, de la que ya os hemos hablado en varias ocasiones, hecha con Game Maker y que hace gala de unos preciosos gráficos totalmente pixelados. Pero sería injusto hablar sólo de este juego en el stand de Made in Spain, pues en la feria podíamos degustar las varias decenas de juegos de distintos desarrolladores donde estaban representados casi todos los palos de los videojuegos, desde las ya citadas aventuras gráficas a beat’em ups como Hack’n Slash, FPS como Ziguratt -que a mí al menos me ha recordado al mítico Hexxen, y que tenía una pinta monumental-, un MOV (acrónimo de Multiplayer Online Versus) de fantasía como Skara, The Blade Remains o hasta juegos para aprender idiomas como Takos Japanese. Y,  como digo, son sólo ejemplos, había mucho más juegos a los que poder echar el guante, lo único que no parecía haber suficiente es el tiempo para poder probarlos todos.

¿Os suena este juego? ¿No? ¿Fresh & Cherry in Crazy Hotel? ¿Tampoco? Entonces no estuvisteis
muy atentos a nuestro reportaje de iDEAME’13. Imagen: Manu Sagra


Al lado del stand de los chicos de Made in Spain teníamos el de Gamelab con otra sartenada de excelentes juegos patrios, donde aparte del ya citado Randal’s Monday podíamos encontrar joyas como Ghosts ’n’ DJs, un juego inspirado en el mítico Ghouls ’n’ Ghosts pero donde los malos son supuestos DJs sin talento pero con tanto dinero para promocionarse que ellos solos están acabando con la música -al menos con la buena-. El juego, tal y como nos contaba Dr.Kucho!, su creador, aún está en desarrollo pero aun así la mecánica básica del juego ya está lo suficientemente terminada y pulida como para presentar una demo jugable, así que pude echar una partida y recordar los viejos tiempos donde los juegos eran duros de verdad y no como ahora que es casi más complicado morir que pasarte un triple-A. Efectivamente, me mataron un montón de veces sólo en el primer nivel, pero como están redescubriendo juegos como Dark Souls, morir mucho no es necesariamente sinónimo de frustración sino de motivación para superar los obstáculos interpuestos.



Por el momento el juego sólo tiene un par de niveles más o menos terminados, y el Dr.Kucho! está buscando financiación en Kickstarter para poder seguir desarrollando su juego, así que desde aquí, ¡mucha suerte Dr.Kucho!

Para un pecero de siempre, esto es puro porno tecnológico. Imagen: Manu Sagra

Cambiando completamente de tercio, la RV (Realidad Virtual), tan en boga en los últimos tiempos gracias a la publicidad conseguida con la millonada que ha pagado Facebook para adquirir Oculus Rift (y a menor nivel antes que eso, que el mismísimo John Carmack dejara Id para dedicarse full time a Oculus), también estaba muy presente. El famoso visor de Facebook estaba en un par de stands con colas kilométricas -en el certamen del año pasado, curiosamente, también había inmensas colas para poder probarlo-, pero para aquellos que conozcan a Víctor Ruíz y sigan un poco su trabajo sabrán que, aunque a otro nivel, hay más alternativas, y una de ellas se está desarrollando en nuestro país.

Víctor Ruíz, co-fundador de la Dinamic de los 80, la Dinamic Multimedia de los 90 y FX Interactive,
añade a su currículum también ser el fundador de Lakento. Imagen: Manu Sagra


Efectivamente, en el stand de Gamelab podíamos ver al mismísimo Víctor charlando amigablemente con todo el que se pasease por allí y presentando el visor de realidad virtual Lakento. Aunque técnicamente hablando no era una novedad, pues ya fue presentado en el Retromadrid’14, el dispositivo al fin salía a la venta y podía adquirirse allí mismo desde el stand de GAME. Tras probar el Lakento la verdad es que la sensación conseguida era bastante interesante, sobre todo si tenemos en cuenta el precio del producto, completamente asequible para cualquiera -eso sí, es necesario un smartphone para poder utilizarlo-. Ahora mismo no hay muchas aplicaciones diseñadas para él, pero la del fondo marino, que viene un poco como demo técnica de las capacidades del terminal, era suficientemente resultante, y a punto estuve nada más dejar el visor de pasarme por el GAME y pillarme el mío.


No obstante, para aquellos que disfrutan de los juegos de FX Interactive que no se preocupen, Víctor nos contó que aunque ahora Lakento sea su nueva aventura empresarial eso no significa que haya abandonado FX Interactive, de hecho su tiempo al 50% entre Lakento y las tareas de FX  y, por ejemplo, nos contó que ahora mismo está trabajando en ultimar los detalles de la producción de FX Fútbol 3.0, el cual dicho sea de paso estoy deseando poder ver.

Por cierto, y cambiando nuevamente de tercio, en MGW también pudo verse en todo su esplendor un fenómeno de reciente creación y que muchos aún no toman en serio -hasta este MGW yo era uno de ellos- o que simple y llanamente no comprenden: los youtoubers. Algunos de los más conocidos de la escena nacional, como Rubius, Mangel y Alexby11, estuvieron presentes y fueron presentados como lo que son, las nuevas estrellas del sector, levantando pasiones y las mayores aglomeraciones sólo para poder verles en directo, escucharles y… ¿tocarles? ¿Gritando como posesas? Ains… cómo cambian los tiempos, si Keith Richards hubiera visto esto se habría revuelto en su tumba si no fuera porque aún está vivo… en cualquier caso, ahí estuvieron, subidos a un escenario preparado para ellos, animando al personal con su carisma, su buen humor y sus historias, dejándose querer por el público, el cual estaba totalmente entregado.

Lo bueno de MGW es que no es sólo una feria de videojuegos, había hasta stands de robótica
y cursos de iniciación a ella. Imagen: Manu Sagra


Y ya que hablamos de los fenómenos nuevos relacionados con los videojuegos, no puedo dejar de destacar también el cosplay, donde además del concurso de cosplay infantil organizado por GAME podíamos encontrarnos toda clase de personajes de videojuegos encarnados por los fans más acérrimos. Esto, que puede parecer como de muy friki -ya, e ir con la camiseta de Cristiano Ronaldo o de Messi por la calle es elegante y sinónimo del buen vestir, ¿no?-, da en general mucho color y “buen rollo” a un evento de esta magnitud, sobre todo cuando son aficionados los que nunca rechazan una foto o niegan una sonrisa a todos aquellos que se les acercan.

Los viejos rockeros nunca mueren… Imagen: Manu Sagra


Como todos los años, también en esta edición el evento estaba lleno de charlas y seminarios que se impartían en el auditorio Gamelab Academy con ponentes tan importantes como Enric Álvarez de MercurySteam o Raúl Herreros de Digital Legends. Sin embargo, estas ponencias se hacían en el mismo pabellón 8 donde se celebraba todo el certamen, donde había una estructura metálica con los focos, altavoces y todo lo necesario para dar la charla salvo un detalle: no era una sala independiente habilitada para ello, sino que la separación consistía en una lona negra, lo cual significaba que en realidad no estaba acústicamente aislada y en numerosas ocasiones no se escuchara bien por la cantidad de ruido “ambiental” que había.

Los sprites en Hama Beads son ya todo un clásico de nuestras ferias.
Pero es que son tan monos... Imagen: Manu Sagra


También, como ya se ha mencionado y pese a no ser la MGW un evento dedicado a ello como sí lo es por ejemplo Retromadrid, había una importante zona retro donde viejos conocidos de otras ferias tenían su stand. Así, podíamos encontrar por ejemplo a la gente de Retrocables, a desarrolladores como Retroworks -no deja de resultar gracioso ver a alguien presentar sus últimos trabajos para el CPC 464 al lado de toda la pompa de un lanzamiento para Xbox One-, ASUPIVARETROPIXELADORES -los cuales han tenido que cambiarse el nombre recientemente bajo amenazas judiciales- o Emere, los cuales además de derrochar su simpatía habitual nos traían en exclusiva a un viejo conocido por estos lares, Alfonso Azpiri, presentando su nuevo portafolio para coleccionistas Tape-Covers-2, el cual iba a firmar desde su stand en Emere su obra.

Nuestro próximo objeto de deseo... :)


En estos pequeños stands -unos 20 o así-, aparte de los ejemplos citados, podíamos encontrar de todo lo retro, desde cómo fabricarte tu propia máquina recreativa -muy currado el manual de Cómo hacer mi propia recreativa- a los ya clásicos sprites en Hama Beads o tiendas donde adquirir desde juegos de Spectrum -tanto nuevos como clásicos- a consolas retro. Sin embargo, este año diría que ha habido menos presencia retro que el año pasado, echando en falta por ejemplo más ordenadores de 16 bits (¿donde estaban esos Amiga o Atari ST? ¿Ha habido alguno?).

¿Quién necesita una PS4 cuando puede jugar con el cerebro de una bestia como la Super Nintendo?
Imagen: Manu Sagra

Por último, comentar de la feria su -pequeña- sección de robótica, que ha contado desde cursos en el auditorio a torneos y una pequeña exposición. No es normal encontrarse este tipo de cosas en una feria de videojuegos, así que desde mi punto de vista, aunque a simple vista pueda parece un poco fuera de lugar, ayuda a complementar una oferta para que cualquier tipo de jugón, desde el fan absoluto del FIFA que sólo juega a este juego hasta el friki que sólo juega al C64 o al estudiante que sueña con fundar la nueva MercurySteam puedan encontrar algo de su interés. Por mi parte ya estoy deseando que pase el tiempo y ver qué sorpresas nos depara el Madrid Games Week’15. Mi apuesta es que aparte del nuevo FIFA y CoD la parte de desarrollos patrios será mucho más importante y habrá varios juegos que darán que hablar.


Por: Vampirro

No hay comentarios:

Publicar un comentario