12 de junio de 2014

ZX-Uno, un clon de ZX Spectum basado en FPGA, cada vez más cerca

Sin duda el retro cada día está más de moda, parece que los usuarios añoran tiempos pasados y quieren volver a recordar juegos de su infancia o simplemente jugar a aquellos juegos que no pudieron probar en su día. Aunque gracias a lo emuladores tenemos al alcance de la mano multitud de sistemas, hay muchos retrogamers que prefieren hacerlo en su plataforma original, con sus virtudes y defectos, saboreando la experiencia como si probaran ese juego en su día. Desgraciadamente, esto es cada vez más difícil, el paso del tiempo no perdona a nadie y nuestros pobres sistemas han de soportar el peso de la edad. Aunque intentemos repararlos, cada vez se hace mas difícil encontrar piezas para ellos y aun así, llega un punto donde repáralos es imposible, ganándose el sistema el sueño de los justos.


Algunos usuarios, conscientes de esto, se dedican a crear clónicos, es decir copias de los originales que nos permiten seguir disfrutando de esos sistemas durante unos años más. Uno de los últimos en aparecer ha sido el ZX-Uno, un curioso clon del ZX Spectum basado en FPGA. Lo que más destaca de este sistema es su pequeño tamaño, incluso más que una Raspberry Pi, de hecho está diseñado para que quepa dentro de una carcasa diseñada para esta última.




 ZX-Uno busca ser una reproducción fidedigna del sistema ZX Spectum, aunque añadiendo alguna funcionalidad nueva para hacer más cómoda la experiencia al usuario. Con una ranura SD, podremos introducir todos los archivos TAP que deseemos y el sistema se encargara de ejecutarlos él solo. Si somos más nostálgicos, también tendremos una entrada jack de 3,5 mm que nos permitirá conectar nuestro reproductor de cinta y cargar los juegos como antaño. Con ZX-Uno un teclado y una televisión podremos revivir aquellas tardes delante del televisor mientras cargábamos las cintas o simplemente descubrir un microordenador que fue una de las piedras angulares de la micro-informática británica.


De momento no se anunciado ni fecha de lanzamiento ni precios finales, pero sus creadores calculan que estará sobre los 30 euros. Además también hay rumores de una posible campaña de crowdfunding, ¿quizás para ampliar las 50-100 unidades planteadas en un principio?  Si queréis saber más del proyecto, solo tenéis que pasaros por su web oficial.

Por Sikus, de Game Museum

No hay comentarios:

Publicar un comentario