30 de junio de 2014

Impresiones con The Fall, entre Limbo y Metroid anda el juego

Cuando un estudio independiente prácticamente desconocido anuncia a bombo y platillo su nuevo proyecto como mezcla entre Metroid y Limbo, las alarmas se disparan. ¿Dos de los juegos más destacados de la industria del videojuego tradicional e independiente unidos en un mismo título? Demasiado bueno para ser verdad... ¿o no? Lo cierto es que como de costumbre deberíamos siempre ofrecer el beneficio de la duda ante estas producciones que parecen nacidas de la nada, ya que como en el caso de The Fall, la sorpresa puede ser muy, muy agradable...


Y es que Over the Moon parece saber lo que se lleva entre manos. Lejos de sucumbir ante una de las mecánicas de los juegos antes mentados al 100%, este estudio independiente canadiense ha decidido tirar por la calle de en medio y lo cierto es que durante nuestra partida  a The Fall las sensaciones eran similares a las que nos solemos encontrar en un juego típico de la serie de Nintendo, o en el excelente Limbo de hace ya unos años. En el papel de una especie de inteligencia artificial, tendremos que guiar un traje espacial a lo largo de un entorno hostil. La particularidad reside en que dentro de dicho traje hay un ser humano inconsciente, el piloto de una nave, y nuestra trabajo consistirá en llevarlo sano y salvo hasta algún lugar donde pueden atenderle. En nuestra camino tendremos que resolver puzles, derrotar enemigos y mirar por la salud de nuestro 'pasajero', toda vez que tomamos algunas decisiones morales que son ajenas a un ser artificial como el nuestro.



Ésta es precisamente una de las patas sobre las que se sustenta The Fall, y es las típicas limitaciones con las que nos encontramos al principio de un juego como Metroid o Zelda, donde se suele necesitar recuperar nuestras habilidades, armas, etc. a medida que avanzamos a lo largo de la aventura, aquí viene representada por funciones que están desactivadas en nuestra traje, y que solo podremos activar si un oficial humano de rango superior nos da permiso, siendo nosotros mismos incapaces de hacerlo a no ser que la vida del piloto corra peligro. Curioso y funcional. Para explicarlo nada mejor que un ejemplo, y es que prácticamente al inicio del juego nos toparemos con un pequeño interrogatorio de parte de otra intelgiencia artificial. El juego de preguntas y respuestas no tiene solución final, y pronto nuestro enemigo tratará de eliminarnos siendo el moemnto en que podamos activar nuestro módulo de intercomunicación inalámbrica, utilizarlo para mover una especie de grua y deshacernos de la molesta presencia. Muy efectivo y divertido la verdad.



La segunda de las patas es el curioso sistema de manejo, a caballo entre un típico juego de acción y plataformas y una aventura gráfica. La verdad es que no nos hemos acabado de acostumbrar, y algunas acciones pueden resultar complicadas de efectuar. Por defecto el control es mediante el teclado y un ratón (se puede configurar un mando tipo Xbox 360). Con el ratón apuntaremos nuestra linterna o arma, y con la parte izquierda del teclado (A, W, S ,D, etc.), el movimiento y resto de acciones. Con mayúsculas sacaremos a pantalla una especie de interfaz tipo aventura gráfica, mediante el que interactuar con los objetos y otros perosnajes que nos encontremos. Por ejemplo lo usaremos para observar elementos del escenario, cogerlos, uutilizar objetos del inventario con otros, etc. Al final lo que nos encontramos efectivamente es una mezcla entre aventura típica de los 90 (como buenos fans que son los miembros del propio equipo), y el juego de acción y plataformas aventureras que mencionábamos antes. Hay que reconocer que el manejo puede costar, sobre todo a los que estamos más acostumbrados a los títulos consoleros, pero con algo de práctica todo saldrá muy natural.



La mecánica para avanzar en The Fall gira en torno a estos controles: Inspeccionamos el terreno, hablamos con un personaje, recogemos un objeto, lo utilizamos con un elemento del escenario para obtener otro que nos permita avanzar... Seguro que os recuerda al típico devenir de un Monkey Island cualquiera, salvando las distancias claro. El ritmo algo pausado del juego ayuda a que no nos liemos demasiado al principio, pero en cuanto podamos utilizar nuestra arma y aparezcan los primeros enemigos del juego, el nivel subirá un poco más recordándonos un poco a otros clásicos como Flashback, con sus coberturas y todo.



Y la tercera de las patas es su cuidado aspecto gráfico y diseño en general. Aquí si que las referencias a Limbo son más que obvias, gracias a esos escenarios oscuros repletos de objetos que casi son siluetas únicamente. Un ambiente pesado, ceniciento, derruido que se va desvelando ante nuestros ojos poco a poco según avanzamos. No sorprenderá a nadie su desarrollo bidimensional, ni sus texturas, ni sus efectos de iluminación  (aunque la verdad es que alguno hay y muy bueno), ese no es el trabajo de los artistas involucrados en el juego, sino que la fuerza recae precisamente en recrear un universo hostil y extraño, repleto de misterios, criaturas amenazantes y, en fin, un contexto adecuado para el guión que poco a poco se nos va desvelando. La banda sonora y los efectos de sonido también son más que adecuados y contribuyen a sobrecargar un poco más la atmósfera por momentos sofocantes.



Hasta ahora lo que hemos jugado de The Fall nos ha gustado. Es una lástima que sólo sea el primer capítulo de una trilogía y que aún no podamos disfrutar de su final, pero hay que reconocer que el trabajo y la dedicación de los chicos de Over the Moon es digna de mención. La mezcla efectiva de géneros, la originalidad de la historia y su planteamiento, la traducción a nuestro idioma... todo funciona notablemente bien en el juego. Quizás el control sera un punto arisco, y algunos problemillas puntuales en las animaciones del personaje le resten algún punto, pero son detalles sin importancia en nuestra opinión. The Fall destila buen hacer por cada uno de sus poros. Más que recomendable si os gustan las aventuras con sabor añejo y las historias de ciencia ficción.

Visita la web oficial para más info

Página en Steam de The Fall

No hay comentarios:

Publicar un comentario