9 de abril de 2014

Probamos WTF Trolls! Batallas multijugador de los creadores de Fruiticide

Los chicos de Itchy Games siguen trabajando duro en Fruiticide, el beat-em up de vieja escuela en el que frutas y dulces luchan por sobrevivir. Sin embargo, y mientras continua con el desarrollo de este esperado título, el joven estudio independiente español tiene otro interesante proyecto en ciernes. WTF Trolls!, un juego con evidente carácter multijugador que ya apunta maneras y que hemos podido probar durante unas horas gracias a una versión alpha que nos ha enviado Jonay de Itchy Games. ¿Y qué tal

En la pantalla de título podremos seleccionar diferentes modos de juego

WTF Trolls! es un título multijugador inspirado en grandes clásicos como la serie Bomberman o Battle City. ¡Vicios asegurados! Según nos contaba Jonay, el juego podrá ser disfrutado tanto en local como online, y además habrá varios modos de juego diferentes para que la diversión no termine nunca. Ya que está siendo desarrollado mediante Unity, aparecerá en primer lugar para ordenadores (Windows, Mac, Linux), y posiblemente algo después en OUYA. Podemos esperar nada menos que 80 niveles divididos en cuatro zonas para disfrutar en solitario o con varios amigos: "habrá un gran número de modos multijugador competitivo para hasta cuatro jugadores (hay muchas reglas de juego que aun se están probando. Intentaremos aumentar el número de jugadores a ocho en OUYA", comentaba Jonay. La versión que hemos probado es evidentemente mucho más corta y se encuentra aún en un estado primigenio, pero nos puede ayudar a hacernos una idea de que esperar de la versión finalizada.

Un contador de tiempo nos pondrá a prueba

Desde el menú podemos seleccionar tres modalidades de juego diferentes: Todos contra Todos, Un arma para todos y un 'Score Attack' en toda regla. Tenemos que seleccionar a partir de dos jugadores 'humanos' simultáneos, y rápidamente aparecemos en el mapa de la Factoría, el único disponible por ahora en el juego. Armados con una pistola básica, nos movemos por el escenario para echar un vistazo. Con un botón podemos disparar mientras nos movemos, y con el otro podemos bloquear la dirección de disparo. En el escenario disponible podemos destrozar cajas, usar las cintas transportadoras, subir y bajar las escaleras para acceder a otros niveles, y pasar por puertas. El objetivo es encontrar al resto de personajes del escenario y acabar con ellos, como todo buen 'deathmatch' que se precie. Lo bueno es que recuperamos el conocido 'split-screen', o pantalla partida, que tan buenos resultados dio en consolas como Nintendo64, en la que afortunados como nosotros disfrutamos con partidas a Goldeneye o Turok Rage Wars (injustamente olvidado por cierto), con sensaciones difícilmente equiparables en partidas online. La 'magia' de compartir partidas con tus amigos en el salón de tu casa parece que está otra vez de moda con esfuerzos como este, el reciente Mercenary Kings o el futuro Broforce.

Las partidas a cuatro bandas prometen...

En WTF podemos jugar hasta con tres amiguetes en el mismo ordenador, compartiendo teclado (¡menudo desmadre!), o con combinación de mandos, joystick y teclados. Lo cierto es que de momento todo está aún en pañales, pero el juego apunta maneras. La música, que corre a cargo de David de Fase Bonus, nos recuerda por el momento a las bandas sonoras de los cartuchos para Megadrive, y el trabajo artístico a cargo de Celia Fermosselle con la colaboración de Marina Navarro, se basan en el aspecto pixelado con paletas de pocos colores que tanto nos gustan por estos lares.

Los protagonistas del juego se dedican a bombardearse mutuamente
Jonay nos avisa que además tendrán presencia en RetroMadrid, en un stand organizado por nuestros amigos de indi-o-rama, y en el que los asistentes podrán disfrutar de la presencia de otros desarrolladores independientes. Itchy Games estará allí con la última versión jugable de WTF, ¡el mejor escenario posible para que se acerquen curiosos y participen en partidas multijugador bien juntitos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario