29 de abril de 2014

El hallazgo de los cartuchos enterrados de E.T sigue dando que hablar

Como la mayoría de vosotros ya sabréis, y ahora sin novatadas de por medio, el pasado 26 de abril nos asaltaba la noticia. La leyenda parecía tornarse en realidad en cuestión de segundos y un rápido vistazo por la red de redes no hacía más que confirmar lo que hasta ese mismo momento parecía cosa del mundo de la especulación y la leyenda urbana: los cartuchos enterrados 30 años atrás del malogrado E.T: The ExtraTerrestrial para Atari 2600, habían sido encontrados.

¿El fin de una historia que ha durado 30 años?

Y todo esto apadrinado por la productora cinematográfica canadiense Fuel Industries, en colaboración con la propia Microsoft, quienes se han propuesto producir un documental basado en la investigación y búsqueda de los supuestamente defenestrados cartuchos. Así, las cosas, hace algo menos de un año, consiguieron localizar la zona aproximada donde se pudo haber producido el entierro, un punto más o menos exacto en el desierto de Alamogordo, en Nuevo Mexico.

La búsqueda ha dado rápidos frutos

Tras unas pocas semanas de trabajo, los cartuchos han sido localizados y desenterrados y las imágenes de los integrantes de la productora con los juegos de marras han dado la vuelta al mundo. Ahora bien, llega el momento de las teorías conspiratorias y sospechas varias, y es que nadie puede negar de la rapidez con la que se han conseguido localizar los juegos, bastante cuestionable, amén de las increíbles condiciones físicas en las que parecen encontrarse tras 30 años de entierro bajo el desierto, con los consiguientes y extremos cambios de temperaturas, humedad y otras inclemencias meteorológicas, ¿acaso no están en demasiado buen estado?, ¿que hay de esas grapas de los manuales sin apenas rastros de óxido, o esas cajas de cartón con pocos síntomas de haber estado tanto tiempo bajo tierra?


Aquí los supuestos cartuchos desenterrados, y no solo de E.T...

El caso es que no terminan de encajar ciertas piezas, no por lo extraño del caso acontecido, de hecho, diversos testimonios de habitantes del lugar, además de ciertos datos y pruebas concretas, evidencian que realmente si que se produjo la visita de los camiones procedentes de Atari, que descargaron su malogrado contenido en las inmediaciones de estas tierras tiempo atrás, si no más bien por la cantidad de dudas que nos asaltan, y que de momento no han recibido respuestas. Quizás deberíamos esperar al fin de la producción y ver el documental en su totalidad, solo así podríamos evaluar de una manera más precisa si los materiales encontrados son los que realmente se enterraron en su día, o estamos ante una tomadura de pelo monumental. Para bien o para mal, esta historia parece lejos de cerrarse de una manera definitiva, ¿continuará la leyenda o podremos ponerle fin a medio plazo?

Mientras tanto, ¿cual es vuestra opinión de todo este asunto?, ¿pensáis que estos son los míticos cartuchos de E.T, o bien  nos están dando gato por liebre?, ¿creéis que era una historia que quedaba mejor abierta a la especulación o por el contrario, merecía tener un cierre que aclarará todo lo que sucedió hace 30 años en el desierto de Alamogordo?

3 comentarios:

  1. Que había una cantidad de hardware y juegos variados (no sólo cartuchos de ET) enterrados ahí ya se sabía de hace tiempo. La leyenda urbana hablaba exclusivamente de ETs, con lo que precísamente ha quedado desmentida.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría que fuese verdad y espero que salgan los 3,5 millones de cartuchos que se supone que hay allí enterrados para que no quede duda.
    Pero si apenas salen unos cientos de juegos va a quedar claro que ha sido una manera de promocionar "algo" (ya sabremos el qué) por parte de Microsoft.

    ResponderEliminar
  3. No entiendo muy bien la controversia de los cartuchos de E.T. enterrados y el montaje de marketing que están montando como si hubieran descubierto como verdadera una leyenda. Más bien , lo que han hecho, de momento, es demostrar que es mentira. Que en ese punto existía un vertedero con variado material de Atari no era ningún secreto. La leyenda, o el bulo, indicaba que se había enterrado millones de ejemplares de E.T. por el desastre de ventas del pésimo juego. Y yo, de momento, no veo millones de cartuchos por ningún lado. Veo lo que todo el mundo sabía: http://es.wikipedia.org/wiki/Entierro_de_videojuegos_de_Atari

    ResponderEliminar