28 de abril de 2014

Crónica de RetroMadrid 2014. Primera parte

No te pierdas tampoco el resto de nuestra crónica de RetroMadrid 2014:
SEGUNDA PARTE
TERCERA PARTE

Como cada año en RetroManiac no nos podíamos perder la cita con RetroMadrid, posiblemente el evento de videojuegos y sistemas retro más importante en nuestro país. Sin embargo, y como las circunstancias personales mandan, en esta ocasión teníamos pensado tomarnos de forma más relajada la visita, disfrutar un poco más del ambiente y 'dejarnos llevar', no en vano sólo podríamos estar en el 'showfloor' durante el día del sábado. Con todo, finalmente vimos y hablamos con muchos amigos, otros tantos que desgraciadamente y por falta de tiempo no pudimos quedarnos más tiempo con ellos, disfrutamos de lo que había allí expuesto, acudimos a algunos charlas y, en fin, nos dejamos llevar por esta fiesta del retro con muchas mejoras con respecto a ediciones pasadas, pero que también trajo alguna sombra, como veremos más adelante. Durante el evento estuvimos acompañados por otros miembros de RetroManiac, gente de la escena, visitantes que pisaban por primera RetroMadrid, etc.

Las recres de Minimal también son una 'cucada'

Organizada por la AUIC (Asociación de Usuarios de Informática Clásica), RetroMadrid nació como una pequeña reunión de usuarios de MSX y poco a poco se ha ido convirtiendo en un pequeño monstruo difícil de dominar y de dimensiones gigantescas. En esta ocasión el programa, de auténtico lujo, incluía un nuevo espacio acondicionado para las conferencias, en la Cineteca, un escenario al aire libre para el concierto de música de la 3 Bit Band, y una zona expositora mucho más grande y atractiva que seguro iba a eliminar las quejas respecto al espacio, luz y sonido tan recurrentes en años anteriores. Salimos de Málaga temprano en el AVE para llegar hasta El Matadero sobre las 10:30. Tras acreditarnos en una doble cola para aquellos que querían comprar la entrada en taquilla, y los que veníamos con entradas compradas en Internet o acreditados como prensa, etc. pasamos directamente a la zona de conferencias para asistir a la charla sobre el primer número de Hobby Consolas nada menos.

'Hamma beads' y peluches por un tubo

Javier Abad, actual director de la famosa cabecera, presentaba a Juan Carlos García, Amalio Gómez, Marcos García y José Luis Sanz. Cuando a principios de los 90 los ordenadores de 8 bits comenzaron a caer en ventas e interés, la principal revista del grupo, Microhobby, ya no poseía tanto tirón en los quioscos y su frecuencia pasó de ser semanal, a quincenal y mensual. La escisión de distribuidoras dando lugar a la implantación de Nintendo y Sega en nuestro país, trajo a su vez un jugoso pastel que movía bastante dinero y que se entreveía como el futuro comercial de los videojuegos, por lo que el nacimiento de una revista basada en las videoconsolas se imponía como una solución perfecta en la transición entre microordenadores y las nuevas generaciones de jugones. Marcos García (The Elf) y José Luis Sanz (Giancarlo Vialli), entraron en Hobby Press tras un periodo de selección y durante unos meses fueron confeccionando los contenidos del primer número de Hobby Consolas. Curiosamente los medios con los que contaron fueron bastante rudimentarios, apenas un PC obsoleto, plantillas Letraset (¿quién no las usó de pequeño?) y un MAC con Photoshop para crear los mapas, por ejemplo, pero la ilusión, el tesón y el esfuerzo seguro que llevaron a estos dos jóvenes redactores a completar una revista que por otra parte vendió muchísimos ejemplares y a la postre se convertiría en el referente en cuanto a videoconsolas en nuestro país.

La famosa portada del número 1


Las preguntas de los asistentes llevaron a debatir acerca de la presión que ejercieron algunas publisher en los artículos de la revista, al uso del lenguaje más sencillo, como de historieta que se utilizaba en los primeros números, o a las opiniones dobles en prácticamente todos los análisis, herencia directa de lo que se venía haciendo en la prensa inglesa por ejemplo. También nos enteramos (aunque ya era conocido), que el propio José Luis Sanz se encargaba de las caricaturas de los redactores que acompañaban las cajas con la opinión, Un trabajazo de imaginación y buen hacer sin duda. Divertida fue la anécdota que llevó a Bart Simpson a la portada en lugar de Sonic, quien quedó relegado a un hueco en la parte superior de la portada. Según parece, a los jefazos de la editorial "el gato aquel" (en referencia a Sonic ^_^), no tenía mucho sentido en un momento en el que aún no era conocido, mientras que Bart ya se había hecho hueco entre los niños y adolescentes del momento. Además, Nintendo colaboraba con el mítico concurso de las 1000 GameBoy (ojo a este interesante artículo del propio José Luis Sanz), y la Sega de Paco Pastor miraba con recelo desde la otra esquina del cuadrilátero. ¿Problemas?

La primera charla contó con un elenco de lujo

Fue una charla interesante en cuanto se reunieron los artífices de la revista, pero quizás echamos en falta que contaran algunas anécdotas más, que seguro que las hubo, y tampoco profundizaron demasiado en el proceso de creación puro y duro de Hobby Consolas. En cualquier caso nos llevamos para casa la reproducción de la conocida portada (¡Mosquis!), un bonito recuerdo de aquellos tiempos. Cuando salimos de la Cineteca nos dirigimos hacia la Nave 16 para echar un ojo a la zona de exposición. Grandes colas en la plaza anticiparon problemas para la organización que se vio desbordada por momentos ante la imposición de un aforo limitado por lo visto a unas 400 personas en el interior. El enfado de todos aquellos que guardaban pacientemente la cola (primero para comprar entrada, y luego para entrar en el recinto) y la escasa comunicación, provocaron abandonos en la cola, quejas e incluso hojas de reclamaciones. Esperemos que no pase factura a la organización y que se aclaren estos problemas convenientemente (29-04-2014. Actualización: RetroMadrid ha emitido un comunicado con los pormenores de la situación vivida) y todo ello contando con los perjuicios que ocasionó la situación a no pocos asistentes.

Las colas que se formaron a la entrada de la Nave 16 fueron lo peor del evento


Por contra el interior de la nave estaba realmente bien distribuido, sin agobios, luminoso y tranquilo. Había grandes espacios para moverse y en la mayoría de los stands podía disfrutarse de lo expuesto sin problemas. Este año una de las novedades fue la presencia de expositores con pasteles, galletas y gominolas a la venta inspiradas en los videojuegos (podéis ver el listado de participantes en la web de RetroMadrid). No faltaron los habituales trabajos con hamma beads, chapas, peluches, etc. La mayoría muy bien realizados, e incluso algunos diseños de grandes dimensiones ciertamente increíbles, pero que en nuestra opinión han dejado ya de ser novedad y quizás se un buen momento para buscar también otro tipo de material y volver así a llamar la atención del público. En cuanto a las camisetas expuestas tampoco fueron demasiado inspiradoras. La mayoría eran diseños muy genéricos, pantallazos de juegos, o leyendas vistas mil veces con anterioridad. Nos encantaría habernos encontrado con diseños más originales y creativos.

Una novedad en el material expuesto fueron los dulces


Al fondo de la gran sala nos encontramos con toda una hilera dedicada a las maquinas recreativas, ya sean originales, reproducciones, bartops, minis, etc. Nuestros amigos de Arcade Vintage andaban por ahí presentando su local de Petrer en Alicante, aunque lamentablemente no pudimos hablar con ninguno, algo que sentimos muchísimo. También Manuel de Matamarcianos y su equipo expusieron sus recres con tabletas Android, los joysticks que ya anticipamos en RetroMálaga y una flamante bartop con motivos de Maldita Castilla que contaba con un acabado impecable. ¡Manuel tiene algunas sorpresas preparadas que seguro que no van a defraudarnos, y que estamos impacientes de poder desvelar!

Maldita Castilla luciendo en esta espectacular
bartop de Matamacianos

Por otro lado Emere se involucraba aún más en esta edición de RetroMadrid como patrocinador y disponiendo un enorme stand de productos que siempre contaba con curiosos y compradores ávidos de material del bueno. Eduardo, como siempre, nos ofreció su apoyo incondicional para la revista (¡gracias de nuevo!), y de hecho en su stand podían encontrarse algunos ejemplares del número 8 de RetroManiac que 'volaron' literalmente. Nos alegra y llena de orgullo saber que a pesar de su precio muchos de nuestros lectores saben valorar el esfuerzo de un producto como el nuestro. En la mesa expositora podían encontrarse algunos cartuchos para NES y SNES totalmente nuevos (¿como lo hacéis?), y aunque no pudo reproducirse el boom de aquellas míticas Turbo Grafx en 2012, el goteo incesante de visitantes invitaban al optimismo. Grande, como siempre, dejamos a Eduardo y sus compañeros que continuaran el trabajo y nos volvimos a la Cinemateca donde nos esperaba ni más ni menos que la charla de Víctor Ruiz...

Las recres de Matamarcianos siempre llaman la atención

Y es que uno de los fundadores de Dinamic se ha embarcado en un nuevo proyecto con los móviles y el 3D de por medio. Genio y figura, Manu Sagra nos advierte antes de que empiece la exposición: —¿Has escuchado hablar alguna vez a Víctor? —No —contesto yo. —¡Pues vete preparando! Y lo cierto es que no defraudó. Víctor tiene una manera muy especial de presentar sus ideas, entre el humor (genial la diapo sobre la palabra Lakento), y la espontaneidad. En cuanto al proyecto, Lakento, que dio en primicia el pistoletazo de salida durante la charla, es una plataforma de desarrollo y publicación para móviles. Los desarrolladores, a partir del motor creado en HTML 5 que se puede descargar gratis desde su web, pueden devolver el programa a la compañía para que cree los ejecutables iOS y Andorid y aprovechen los sistemas de monetización y tracking que pone a su disposición. Un nuevo modelo de negocio orientado a la creación de juegos 2D pensados para ser jugados en móviles. El primer título que llega en este sentido es precisamente la vuelta de uno de los personajes más carismáticos de los 80 'marca de la casa'. Mighty Freddy, una especie de 'runner', "que es lo que funciona al final y al cabo en los móviles", como apuntaba Víctor, con gráficos pixelados. Siguiendo el modelo 'free2play', el juego dispondrá del código fuente para aquellos que quieran aprovecharlo a la hora de crear sus propios proyectos.

Víctor se guardaba alguna sorpresa más...

Víctor a continuación se encarga de recordar una de sus máximas: "de haber conocido las oportunidades en el paso las hubiera aprovechado", y así fue como nos introdujo la segunda de las novedades presentadas durante su charla: un visor denominado Lakento MVR que permite conectado a un móvil reproducir juegos en 3D (además de 'realidad aumentada') y sumergirnos en una nueva experiencia. Por un precio realmente asequible, el producto de Lakento parece ser una alternativa muy a tener en cuenta para todo aquel interesado en las 3D. Tenéis más info en su web oficial. Víctor pudo hacer un par de demostraciones in situ, mostrarnos algunos de los prototipos hasta llegar al producto final (¡geniales!). Al término de la  charla estábamos invitados a comer con él junto a otros medios, pero por desgracia no teníamos tiempo y había que volver a la nave 16 para que Alfonso Azpiri nos firmara un ejemplar de la revista, comer un bocata tirados por el suelo y esperar a que comenzara el programa del podcast de El Mundo del Spectrum que se grabaría ante su público en el propio recinto de RetroMadrid.

Como un Steve Jobs cualquiera, Víctor presentó los prototipos del visor 3D :)


Alfonso como de costumbre firmaba pacientemente y se entretenía dibujando una Lorna con todo lujo de detalles a aquellos fans que se acercaron a la mesa donde estaba sentado junto a miembros de la IFAA Ya sabíamos que a las seis nos anunciaría novedades con respecto a la película de Lorna de imagen real que lleva rumiando desde hace un tiempo, y junto a su mesa se había dispuesto una vitrina con material de merchandising (tazas con impresiones de los comics de Lorna), portadas de DVD y de un nuevo videojuego. Sin mucha información al respecto tendríamos que esperar a la tarde para que nos desvelaran lo que estaban preparando. A esta hora por cierto, en torno a las 14:00 o las 15:00, se había solucionado en parte el problema del aforo habilitando según la organización nuevos espacios. La verdad es que se notó porque las cola en el exterior ya era prácticamente testimonial y la tensión que en ocasiones parecía respirarse en el ambiente se suavizó un poco.

Alfonso nos firmó y dedicó un ejemplar de nuestra revista. ¡Gracias maestro!

Nos damos una vuelta por los stands de alrededor para disfrutar las máquinas expuestas, como clónicos de Spectrum y ordenadores provenientes de Europa del Este que por desconocidos nos son muy raros. Lo cierto es que siempre es una delicia encontrarnos con sistemas de este tipo, mucho menos habituales a los típicos MSX, Spectrum o Amstrad CPC. Entraba el hambre así que compramos un bocadillo improvisado en el pequeño bar dispuesto dentro del propio recinto, y lo engullimos como si no hubiera mañana. En el descanso aprovechó para acercarse a nosotros Juan José Torres, un estupendo artista digital que utiliza Blender para dar forma a unos modelos y unas escenas maravillosas. De entre ellas nos sorprendieron muy gratamente los ordenadores MSX que había creado y las espectaculares composiciones con Vic Viper y toneladas de cintas incluidas. Os adelantamos que podréis ver algunas de sus creaciones en el próximo número de la revista incluidas en un artículo especial sobre el estándar japonés. ¡Tiempo al tiempo! Sin tiempo para mucho más, nos despedimos de JuanJo y nos acercamos a la zona donde iba a tener lugar la grabación de un nuevo podcast de El Mundo del Spectrum, uno de nuestros programas favoritos de la escena.

"¡Mamá! ¡Quiero un ordenador ruso!

Desgraciadamente los problemas con el sonido volvieron a reaparecer como fantasmas del pasado, y es que en esta ocasión la ausencia de micros evitaron que los asistentes pudieran disfrutar como es debido de un programa con tanta calidad como este. Los interlocutores tuvieron que alzar la voz y hacerse oir por encima de los sonidillos que llegaban desde el otro lado de la nave. Ignacio de Fase Bonus fue el invitado estrella en esta ocasión, y como aún había mucho que hacer tuvimos que dejarles por un tiempo a la espera de que suban el programa a la red para disfrutar del mismo como es debido. Por el momento es todo. Dejamos para mañana la segunda parte de la crónica con todo lo que vimos y disfrutamos durante la tarde-noche, ¡y que fue mucho por cierto!

3 comentarios:

  1. Ahí, dejando con ganas de más a todos ^_^

    Fue un placer poder desvirtualizarte por fin, y la próxima vez a ver si coincidimos en un sitio más tranquilo y con más tiempo ;)

    ResponderEliminar
  2. Un detalle importante que nadie ha comentado: las gafas de realidad virtual que presentó Víctor no son un producto nuevo en el mercado, existen al menos dos gafas de este tipo desde hace ya bastante tiempo.

    - Durovis Dive:

    https://www.durovis.com/index.html

    - vrAse:

    http://www.vrase.com/

    ResponderEliminar
  3. Interesante crónica, como siempre, y que pronto veremos reflejada en el #9 de RetroManiac, me temo. :D

    Manu, supongo que te refieres a David, y lamento dedirte que sigue siendo virtual, lo que viste en la exposición era un clon biónico con poco parecido al David virtual/pixelado. Era fácil darse cuenta por la cámara de fotos que llevaría ese clon pegada al cuerpo, cosa que el David virtual nunca llevaría encima. xDDD

    Na, fuera coñas, gran persona, gran equipo estos Retromaníacos.

    Un servidor se quedó en casa, por varios motivos, y viendo lo que pasó fuera del recinto, casi que acerté. :/

    ResponderEliminar