20 de febrero de 2014

Monsters are back!! La ilusión de crear un videojuego clásico en el aula de un Instituto

Hace unos días os hablamos de la propuesta de Miguel Ángel García, profesor de informática en un Instituto, y que había decidido incluir en el temario que imparte algunas nociones de videojuegos clásicos, de la época de 8 y 16 bits sobre todo. Este año los alumnos de Miguel Ángel se habían mostrado especialmente entusiasmados por el pasado en los videojuegos y comenzaría un bonito proyecto que tras algunos meses de trabajo ha visto finalmente la luz. Monsters are back!! Es un videojuego realizado por diferentes alumnos de la ESO y bachillerato utilizando para ello Game Maker Studio y otra serie de herramientas y recursos, y ocupándose cada uno de una faceta diferente: gráficos, música, diseño de niveles, historia… El resultado es un juego de corte clásico que se desarrolla mediante pantallas estáticas y en el que se pondrá a prueba nuestra habilidad a la vieja usanza, como nos cuentan el profesor y algunos de sus alumnos involucrados en la creación de este título.

Monsters are back!!
La pantalla de presentación del juego

Muy jugable, divertido y ciertamente adictivo, Monsters are back!! Cuenta con un notable acabado y se nota la ilusión con que ha sido realizado, y aunque resulte extraño que un grupo de adolescentes se haya embarcado en un proyecto de estas características, todo tiene su razón, como nos cuenta Miguel Ángel: “En todo el tiempo que llevo enseñando informática he comprobado que la mayoría de los estudiantes, en su mayoría, no tienen esa curiosidad que sí poseíamos los usuarios del ZX Spectrum, del MSX, del Amstrad por averiguar cómo estaban hechas las cosas, probablemente porque nadie se ha preocupado nunca por ponerles delante, de una forma sencilla, el modo de hacer un programa de ordenador. Llevaba mucho tiempo queriendo plantearles el proyecto y, el año pasado, cuando por fin comencé a enseñarles a programar y vi la gran aceptación que tenía la idea me propuse enseñarles cómo eran algunos de aquellos videojuegos míticos que marcaron una época que, además, han quedado como iconos de la cultura de los 80 y 90. No tardaron mucho en plantear ellos mismos la posibilidad de hacer un videojuego entre todos”. Y es que aunque muchos de nosotros tuvimos que bregar con máquinas de 8 bits que nos permitían (y obligaban) a sacarle partido ‘hurgando en sus tripas’, hoy en día está claro que el panorama ha cambiado y que esa inquietud ha cambiado en cierta forma: “Los adolescentes están rodeados de tecnología por todas partes, están acostumbrados a usarla, a consumirla pero no tienen la idea de que, detrás, hay un mundo fantástico y apasionante, un mundo en el que el desarrollador tiene el poder de crear algo de la nada, de hacer un programa que pueden disfrutar miles de personas”.



La forma de agitarles un poco en las clases de informática parece que ha resultado y que los alumnos de Miguel Ángel aunque reaccionaron mal con poco disimulo ante los gráficos de títulos clásicos como Manic Miner o Bugaboo, descubrirían rápidamente que la diversión que ocultaban estos juegos era igual o más que en las ostentosas producciones de hoy en día: “Han asumido lo que la industria les entrega y vende: lo importante son los gráficos relegando, a un segundo plano, la historia, la jugabilidad y el desafío. Los juegos de ahora son demasiado fáciles, con muchos puntos para guardar la partida y muchos complementos que ayudan, desde el principio, al jugador. Es muy curioso que desconocieran la dificultad de los juegos clásicos”, y a pesar de que como nos cuenta Álvaro las consolas y los gráficos siguen teniendo mucha importancia: “Nos gusta que los juegos tengan jugabilidad. Jugamos, sobre todo, con la consola y no tanto con ordenador porque nos sentimos más cómodos con el mando y los gráficos nos parecen superiores”, no es menos cierto que han sabido ver gracias a este trabajo y la retrospectiva que les propone su profesor, como los juegos han evolucionado durante el tiempo, y como no fueron siempre títulos complejos tridimensionales de grandes texturas y bandas sonoras impresionantes, “Es cierto. La cultura digital ya forma parte de la historia de la humanidad pues ha supuesto la mayor revolución de todos los tiempos. Ha permitido el dominio total del planeta eliminando las barreras espaciales y temporales. Nuestra misión es que, al igual que estudian literatura o historia, en la clase de informática deberíamos reservar unos días para hablar de retroinformática”, nos cuenta Miguel Ángel al respecto. Y parece que hace mella en sus alumnos, como en Raúl, que también ha participado en Monsters are back!! “Creo que la evolución de los videojuegos ha sido muy rápida porque hemos pasado de manejar un 'Mario', por ejemplo, formado con unos píxeles fácilmente visibles, hemos pasado a disfrutar con un 'Mario' formado por miles de polígonos imperceptibles.  Nos parece que la evolución ha sido fantástica, pero está bien que sigan haciendo videojuegos con ese aire antiguo porque a los adultos les trae los recuerdos de su infancia”. “Nuestro juego clásico favorito es el Mario Bros., sin duda, tanto por su calidad de juego y como por su originalidad. También por su dificultad en cada una de sus pantallas y por su variedad temática”, se apresuran a contestar Beatriz y Lucía. “Otro juego que nos gusta mucho es Los Sims, ya que, es como la realidad y puedes controlarla a tu manera. También puedes crear tus propios personajes y que tengan sus propios pensamientos y sentimientos. Por último, cómo olvidar el Tetris ¡Nos encanta y no creemos que pase nunca de moda”!

Monsters are back!!
La mecánica es sencilla. Hay que recuperar las llaves para abrir puertas y continuar
a la siguiente pantalla. ¡Clásico! :D

¿Pero es que entonces conocían a Mario, a Sonic? ¿Saben de verdad estos chicos lo que es un Tetris de toda la vida?, ¿Cómo los ordenadores de 8 bits como el Spectrum o el MSX copaban las horas de ocio de sus padres hace treinta años? Miguel Ángel nos responde: “Conocen efectivamente los juegos de Nintendo y Sega, en gran parte porque estos protagonistas (como Mario, Sonic y otros) siguen protagonizando sagas que actualmente están en los estantes de las tiendas y centros comerciales. La cultura digital de los 80 y 90 es desconocida. Los ordenadores de 8 bits quedan demasiado lejos para ellos”.

«Conocen efectivamente los juegos de Nintendo y Sega, en gran parte porque estos protagonistas (como Mario, Sonic y otros) siguen protagonizando sagas que actualmente están en los estantes de las tiendas y centros comerciales»
Pero parece que la inquietud en sus alumnos está ahí, en línea con lo que podemos ver en eventos como RetroMadrid donde siempre es una alegría observar como las nuevas generaciones se quedan prendadas con los clásicos. “Consideramos necesario que los niños  o incluso a los niños de hoy en día deberían saber un poco de historia de la informática, a los chicos de nuestra generación siempre nos ha parecido que ha habido buenos gráficos”, comenta al respecto Raúl. Asier también tiene muy claro que no todo son bonitos gráficos: “Lo que más nos sorprende los juegos de hace unas décadas es que eran muy entretenidos y que, curiosamente, parecen insignificantes a los jóvenes de ahora, acostumbrados a juegos de grandes empresas. Los jóvenes, lo primero que hacen al ver cualquier juego es criticarlo por los gráficos. Y esto es así porque el aspecto gráfico es el que más ha evolucionado. Ha habido un salto de calidad muy grande, sin olvidar la jugabilidad también, ya que se ha pasado de que en un juego solo se pueda mover en dos direcciones y saltar, a tener un movimiento de 360 grados y poder hacer otros movimientos más complejos”.

Monsters are back!!

Puede que esta nueva visión de lo que es un videojuego venga auspiciada porque ellos mismos han estado desarrollando uno, ‘sufriendo’ en sus carnes todo lo que conlleva un trabajo creativo en grupo en el que hay que unificar criterios, proponer ideas y probarlas…“Lo más difícil de llevar a cabo en el desarrollo del juego es crear al personaje principal porque no basta con eso, hay que diseñar cada uno de los movimientos del protagonista para que pueda moverse por todo el escenario del juego”, nos cuenta Sara, “la coordinación de los enemigos y las plataformas también es una parte difícil porque todo tiene que encajar perfectamente para que el juego tenga cierta dificultad y no parezca aburrido y demasiado fácil. Sin embargo, elegir y diseñar los escenario nos ha resultado más fácil porque lo hacemos en grupo y hay más variedad y surgen más ideas. La elección de la música es una parte importante porque tiene que encajar con la situación del juego y además no tiene que ser aburrida. En conjunto, formar el juego entero es complicado”. Miguel Ángel no puede ocultar la satisfacción al comprobar como los conceptos y las premisas teóricas que aprenden en la asignatura luego pueden de alguna manera aplicarse a la hora de crear algo, en este caso un videojuego: “Los téoricos temarios de las asignaturas de matemáticas, lengua, inglés, música e informática tienen una parte práctica apasionante. Que con lo que saben, pueden crear de la nada todo un mundo, un entorno en el que hacer realidad sus sueños. Además, a la satisfacción por crear algo apasionante, se suma que otras personas de todo el mundo pueden participar de ello jugando al juego que los alumnos han creado. Me interesa esa parte que ha permanecido oculta hasta ahora para ellos, esa parte creativa de cómo están hechos los programas y cómo estos gobiernan los aparatos cotidianos que usamos día a día”.

Monsters are back!!
Recoger las monedas nos proporciona más puntos

«A la satisfacción por crear algo apasionante, se suma que otras personas de todo el mundo pueden participar de ello jugando al juego que los alumnos han creado»

Todos en el grupo han puesto su granito de arena, aportando trabajo y sintiéndose parte de un proyecto: “Ha sido algo especial hacer los enemigos ya que es uno de los elementos que, creas o no, le imprimen mucho carácter al juego”, nos dice Lucía. “El proyecto nos parece algo muy creativo y distinto, ya que este tipo de cosas no se suelen hacer en clase y es una manera bonita de crear y demostrar tu imaginación. Por otra parte, también es algo complicado ya que al no haberlo visto antes, no tenemos la agilidad suficiente para manejarnos con este tipo de programas algo difíciles pero que con la practica podemos llegar a diseñar algo innovador que puede gustar a la gente y disfrutar de este juego hecho con nuestro esfuerzo y nuestro tiempo”, apostilla su compañera Carol. No es para menos, la creación de un videojuego puede ser una manera excelente de aprender a trabajar en equipo y dar lo mejor de cada uno: “Participar en este videojuego nos ha enseñado a trabajar en equipo y, también, que esto requiere trabajar rápido y de forma constante. Hemos aprendido un poco más sobre los programas que hemos utilizado y nos encantaría repetir esta experiencia”, concluye Andrea.

Monsters are back!!
Esos esqueletos tienen muy mala leche...

Y es que quizás este sea uno de los mejores momentos para hacerlo en las aulas gracias a las herramientas disponibles para ello, como el caso de Game Maker Studio: “En la actualidad hay multitud de herramientas para crear programas y videojuegos de una forma muy intuitiva. Son lenguajes visuales, que permiten armar el programa construyendo un puzzle de piezas que van uniéndose unas a otras. Esto hace que programar sea algo muy divertido y los resultados sean inmediatos. Nada más aprender a programar, en cinco minutos, el alumno puede tener un programa en el que ya maneja un personaje con los cursores del teclado. Muy lejos quedan los complicados editores de código”, nos comenta Miguel Ángel, y aunque alguna que otra dificultad por el camino se han encontrado como comenta Álvaro: “Sin duda, la parte más difícil es la de programación, ya que los gráficos son divertidos de hacer con Inkscape. Lo cierto es que hay mucho menos tiempo para programar si lo comparamos con el tiempo que hemos dedicado a hacer gráficos”, a algunos de ellos les ha picado el gusanillo y quizás hasta se planteen crear un videojuego propio en el futuro, como es el caso de Óscar: “Sí me gustaría, desde  pequeño me han gustado un montón los videojuegos por lo que ahora, de mayor, me gustaría trabajar en cualquier empresa de videojuegos”. ¿Tenemos a futuros diseñadores de videojuegos en ciernes? Sólo el tiempo lo dirá, los primeros pasos ya están dados…

Monsters are back!!

Muchas gracias a Miguel Ángel y sus alumnos por responder nuestras preguntas. Mucho ánimo a todos y enhorabuena por el trabajo realizado, que es realmente bueno. ¡No dejéis de descubrir y explorar!

Descarga el juego gratis desde esta dirección

Descripción del proyecto y organización del equipo

4 comentarios:

  1. El juego engancha un montón enhorabuena a Miguel y sus alumnos :)
    Pd: Fantástica entrevista con la opinión de los alumnos y todo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, D_Skywalk :) Nos alegra mucho que te haya gustado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Se trata sin duda de una muy interesante iniciativa por parte de Miguel Ángel y el colegio en el que imparte clases, y el resultado del proyecto es más que digno; más de un desarrollador "indie" podría tomar nota!

    Igualmente interesante resulta ver la perspectiva de los chavales al respecto de la retroinformática y los juegos de nuestra infancia. Duramente reveladora es esa frase de Raúl: "está bien que sigan haciendo videojuegos con ese aire antiguo porque a los adultos les trae los recuerdos de su infancia". Directo a la yugular XD

    Eso sí: menos clases de retroinformática (que, por otro lado, y aún cuando sea un tema que me toca muy de cerca, no pinta nada en el aula. Y, por favor, no lo comparemos con las clases de historia o literatura!) y más clases de expresión escrita, porque la mayoría de esos chicos y chicas lo necesitan.
    La LOGSE y la LOE han hecho mucho daño...

    ResponderEliminar
  4. Eso es un profesor y lo demás son tonterías, así saldrán muchos niños interesados en estudiar informática o artes gráficas, si me hubiesen echo eso a mi de niño habría estudiao de seguro, yo hace poco aprendí también con el game maker y tengo algunos juegos para PC y uno para android terminados, ya estoy haciendo otro. Estan en mi blog en la categoría games: http://cagoflow.wordpress.com

    ResponderEliminar