9 de junio de 2013

Impresiones con Strength of the Sword 3, Hack and Slash independiente en exclusiva para PSN

En la actualidad, uno de los géneros clásicos por excelencia anda de capa caída, nos referimos al Beat' em up. Relegado prácticamente al olvido, los amantes de este género nos tenemos que conformar con las escasas producciones que se atreven a desarrollar un juego de estas características al estilo tradicional. No obstante, existe una vertiente actual que parece ser el heredero natural del clásico "yo contra el barrio", nos referimos al Hack and Slash, ambos comparten muchos elementos comunes, por lo tanto se han convertido en la esperanza de aquellos que buscamos un buen juego donde liarnos a mamporros con todos los fulanos que se nos crucen sin importar nada más.

Afilad vuestra espada, llega Strength of the Sword 3

Ahora bien, encontrarnos en la actualidad con un juego de estas características y que además provenga de la escena independiente es cuanto menos llamativo, esto es precisamente lo que nos proponen los chicos de Ivent Games, un pequeño estudio que tras 5 años de trabajo nos sorprende con Strength of The Sword 3, juego en exclusiva para Playstation Network en el que vamos a saciar nuestras ansias de combatir con todo lo que se nos ponga por delante.

A pelear como si no hubiera un mañana

En el juego tomamos el control de una máquina de guerra celestial, en un mundo de estilo fantasía medieval, que debe ir avanzando por los escenarios eliminando a todos los grupos de variopintos enemigos que se nos vayan cruzando, para ello contamos como principales aliados con nuestra espada y escudo, ambos podrán ser sustituidos por versiones con diferentes características que iremos desbloqueando a lo largo del juego, también disponemos de la ayuda de diversos items que nos echarán un cable en los momento más complicados. Al tratarse nuestro personaje de una especie de armadura encantada, no podían faltar también los hechizos mágicos, estos se irán ampliando conforme avance nuestro devenir por los escenarios. Con todo este arsenal, debemos superar 12 niveles en los que se suceden frenéticos combates con un variado plantel de enemigos, cada uno con sus propias rutinas de ataque y debilidades. El control del juego no tiene nada que envidiar al de los grandes del género, tenemos 2 botones para atacar y cuyas combinaciones desembocan en diversos combos, podemos bloquear y esquivar las embestidas rivales, saltar y cambiar de objetivos durante la refriega, todo lo necesario para que la acción no decaiga en ningún momento y el ritmo sea continuamente acelerado.





El juego carece de historia propiamente dicha, aquí lo importante es divertirse con los numerosos combates que nos encontramos e intentar superar nuestra habilidad con el pad constantemente, para ello nos evalúan al terminar cada nivel, según las destrezas que hayamos demostrado en la arena nos otorgarán puntos y una calificación que luego podrá ser consultada en los rankings online.

A primera vista, Strength of the Sword, entra por los ojos, a una estética muy cuidada que recuerda en algunos diseños conceptuales a la serie Fable, se unen unas secuencias animadas de una gran calidad. A todo esto se le suma el acompañamiento de una banda sonora muy épica que no tiene nada que envidiar a la de las grandes producciones ambientadas en mundos de fantasía medieval. Con estos credenciales, seguramente os preguntéis como es posible que no os suene haber oído hablar de las anteriores entregas, antes de llegar al tercer Strength of the Sword y no es de extrañar teniendo en cuenta que no existen, Ivent Games ha decidido bautizar al juego de esta manera, sin que ello implicara el hecho de no disponer de entregas previas, un detalle curioso y original.

Los diseños de personajes son francamente buenos

Strength of the Sword ya se encuentra disponible para descargar desde PSN, en nuestras primeras partidas hemos disfrutado de un bocado muy apetecible para los amantes del mamporro rápido, un juego que se preocupa solamente de tu diversión a los mandos y te desafía continuamente sin que importe una historia. Algo que nos recuerda enormemente a unos tiempos pasados en los que posiblemente todo era mucho mejor.



1 comentario:

  1. Tiene una pinta excelente, me recuerda un poco a la jugabilidad del Devil May Cry.
    Y lo de que carezca de historia, está bien. No sé, cuando quieres divertirte en juegos tán directos (que no rpg's o novelas gráficas), la historia siempre pasa a segundo plano y sirve de excusa.

    ¡Habrá que probarlo!

    ResponderEliminar